Ortuzar lanza un mensaje de esperanza en Aberri Eguna: “La fuerza del Pueblo Vasco y de nuestro autogobierno nos permitirán superar la pandemia”

En un sobrio acto político celebrado en el Palacio Euskalduna de Bilbao, el presidente del Euzkadi Buru Batzar ha renovado ante la Asamblea Nacional jeltzale el compromiso de EAJ-PNV para completar el Estatuto de Gernika como antesala de “un pacto político que nos permita decidir nuestro futuro”
04 Abril | EBB

“Hoy, a pesar del cansancio y de eso que llaman ‘fatiga social’, el mensaje que debemos transmitir a nuestra sociedad es de esperanza. Esperanza y convicción de que vamos a salir con bien de esta pandemia. Creemos en la fuerza y la capacidad de resiliencia de este Pueblo. Y también porque estamos convencidos de que el autogobierno vasco va a ser capaz de dar las respuestas necesarias, las mejores respuestas, a los problemas que tenemos. Nos sentimos con fuerza, ilusión e ideas para salir adelante”.

Este ha sido el principal mensaje que trasladado el presidente del Euzkadi Buru Batzar, Andoni Ortuzar, en el sobrio pero emotivo acto político con que EAJ-PNV ha celebrado, como viene ocurriendo los últimos 90 años, el Aberri Eguna (Día de la Patria Vasca). Una conmemoración que, por responsabilidad, ha quedado limitada a la interpretación de un aurresku y a la citada comunicación política de Ortuzar, en el marco de la reunión ordinaria que la Asamblea Nacional jeltzale ha celebrado esta mañana en el Palacio Euskalduna de Bilbao. Entre los asistentes a la Asamblea Nacional figuraban, además de las y los integrantes del órgano soberano jeltzale, el Lehendakari, Iñigo Urkullu; la presidenta del Parlamento Vasco, Bakartxo Tejeria; el presidente del Parlamento de Nafarroa, Unai Hualde; los diputados generales de Bizkaia (Unai Rementeria), Araba (Ramiro González) y Gipuzkoa (Markel Olano) y los alcaldes de Bilbao (Juan Mari Aburto) y Gasteiz (Gorka Urtaran), entre otros.

La grave crisis sanitaria, económica y social que ha generado la pandemia de la Covid-19 ha estado muy presente en el discurso de Ortuzar. “‘Euzkadik behar zaitu’ fue nuestro slogan en el 77. Hoy Euskadi nos vuelve a necesitar, y ahí estaremos, como siempre”, ha dicho el líder jeltzale. “Las y los abertzales auténticos, en esta hora tan crucial de nuestro País, tenemos que contribuir a aportar luz donde ahora hay tinieblas, a proponer soluciones para anticiparse a los problemas, a dejar aparcados los dimes y diretes políticos para abordar la fenomenal tarea que tenemos por delante: construir la Euskadi post-Covid. Las y los abertzales del PNV entendemos así nuestra misión en este momento histórico”, ha afirmado, antes de lamentar que, ante esta trascendental tarea, “se nos pondrán enfrente los de siempre, los que se empeñan en ver siempre la botella medio vacía, los que quieren que veamos todo negro, los que siempre saben lo que habría que haber hecho después de que las cosas pasen, no antes. Quienes, por mero interés o rédito político, prefieren que todo vaya mal a la ciudadanía para salir egoístamente beneficiados ellos. Quienes inventaron aquello de ‘socializar el sufrimiento’ ahora parecería que quieren socializar la frustración y el pesimismo”. “Pues no”, ha sido su respuesta. “Nos sentimos con fuerza, ilusión e ideas para salir adelante. Y ofrecemos todo nuestro compromiso, el de todas las mujeres y hombres del PNV, desde el Lehendakari hasta la concejal del pueblo más pequeño de nuestra Nación, de que estaremos al pie del cañón hasta conseguir volver a la floreciente Euskadi de antes de la pandemia”, ha garantizado.

En clave de Aberri Eguna, Ortuzar ha definido a EAJ-PNV como “un partido abertzale que entiende la construcción nacional como un proceso gradual, que se hace con pasos medidos pero firmes, que pone primero sólidos cimientos sobre los que levantar la casa común para vascos y vascas”. Una formación que cree que “la respuesta más eficaz a nuestras necesidades vendrá de la mano de mayor autogobierno, de mayor soberanía, de poder decidir aquí sobre los problemas y los proyectos de aquí. De ser sujetos activos de nuestra propia vida como Pueblo”. Y es por eso que “llenar por fin el Estatuto de Gernika y lograr para Euskadi todas sus competencias” constituirá “un primer paso” al que deben seguir “los trabajos para conseguir un Nuevo Estatus de autogobierno que traiga a nuestro País un nuevo pacto político para decidir nuestro futuro actual y el de las próximas generaciones”. También ha subrayado Ortuzar la trascendencia de fortalecer el régimen foral navarro y dotar de instituciones propias a Ipar-Euskadi. “‘Zazpiak Bat’ es nuestro proyecto”, ha proclamado.

En un momento de su intervención, el presidente de EAJ-PNV ha mostrado una vieja ikurriña, la misma que reposó en 1903 sobre el féretro de Sabino Arana, la misma que en 1978 acompañó también a Juan de Ajuriagerra en su funeral. Con este gesto, el líder abertzale ha querido, por un lado, tener un recuerdo especial para todas las personas que nos han dejado por culpa de la pandemia; y, por el otro, recordar que en aquellos dos momentos decisivos para el devenir de la Nación Vasca “hubo manos abertzales, hubo manos vascas, que cogieron esta ikurriña, que cogieron el testigo, y supieron llevar a nuestra Nación hasta donde está hoy. Y hoy esta ikurriña y todo lo que simboliza está en nuestras manos. Es el testigo generacional que nos exige estar a la altura de estas complicadas circunstancias”, ha asegurado.

En el cierre de su discurso, Ortuzar ha asegurado que en este Aberri Eguna todas las mujeres y hombres de EAJ-PNV “le decimos ‘sí’ al autogobierno vasco, ‘sí’ a la soberanía, ‘sí’ a labrarnos nuestro propio futuro. ¡Le decimos ‘sí’ a una Euskadi libre!”.

COMPARTE