La reforma de la 'ley mordaza' del Grupo Vasco supera la fase de ponencia y continúa su tramitación

El diputado jeltzale Mikel Legarda, autor de la Proposición de Ley, lo considera “un paso importante” porque supone “avanzar” en la consecución del objetivo prioritario: mejorar la legislación vigente
01
Febrero
Congreso
COMPARTE
01 Febrero | Congreso

La reforma de la denominada ‘ley mordaza’ propuesta por el Grupo Vasco ha culminado hoy sus trabajos en ponencia y continúa su debate, ahora en Comisión. La superación de esta fase supone, en palabras de Mikel Legarda, diputado jeltzale autor de la Proposición de Ley, “un paso importante” porque, en primer lugar, lo contrario “habría supuesto que la reforma encallara” y, en segundo lugar, porque “supone avanzar” en la consecución del objetivo prioritario de esta modificación legislativa: mejorar la ley vigente. Asimismo, el Grupo Vasco celebra también que los debates en torno a esta reforma dejarán de ser a puerta cerrada y pasarán a ser públicos.

De acuerdo con lo expuesto por el propio Legarda, con la decisión tomada hoy por la mayoría de la ponencia quedan consolidados más de un 90% de los acuerdos alcanzados por los grupos parlamentarios a lo largo del último año, en las cerca de 50 reuniones que han mantenido.

“Era el momento de avanzar en la tramitación, subir el escalón y llevarlo a Comisión. Nos metemos en un año electoral y no podemos llegar con este asunto a elecciones; es la hora de la verdad, de decidir”, ha asegurado Legarda.

En línea con lo manifestado ayer por el portavoz del Grupo Vasco, Aitor Esteban, Legarda ha puesto en valor que con los acuerdos actuales se modifican más del 60% de los preceptos de la llamada ‘ley mordaza’ y se transforma más del 60% del régimen sancionador mediante la rebaja de sanciones que más afectan a la ciudadanía, una mejor tipificación de las conductas y una adecuación de las multas a la capacidad económica de la persona sancionada. Entre otros, los más de 35 cambios pactados alcanzan al ejercicio del derecho de reunión y manifestación, las actuaciones policiales en detenciones identificatorias o cacheos, grabación de agentes, etc. “Los avances son sustanciales, y no podemos dejar pasar la oportunidad para garantizar un mejor ejercicio de los derechos y libertades”, ha asegurado el diputado jeltzale.

Continúan, sin embargo, los puntos de desacuerdo con respecto a tres asuntos: uso de material antidisturbios; regulación de la desobediencia, y las faltas de respeto y consideración a los y las agentes; y el rechazo en frontera. El Grupo Vasco mantiene su máxima voluntad de negociación y acuerdo para consensuar también estos aspectos, para los que ha propuesto unos textos que puedan concitar una mayoría suficiente.

COMPARTE

TE PUEDE INTERESAR