Declaración de EAJ-PNV en el Día Internacional de la Persona Migrante

La migración no es un fenómeno coyuntural: es una realidad estructural en el mundo, en Europa y en nuestra Euskadi
Declaración de EAJ-PNV en el Día Internacional de la Persona Migrante
18
Diciembre
2022
EBB
COMPARTE
18 Diciembre 2022 | EBB

Desde el Partido Nacionalista Vasco conocemos de primera mano la migración, la necesidad de la búsqueda de un nuevo proyecto de vida. No hace muchos años el futuro de nuestro partido, de nuestra sociedad vasca, fue puesto en peligro tanto a nivel colectivo como individual. Nuestras familias fueron migrantes, y en este momento tenemos grandes lazos de unión y gratitud con los países que nos acogieron, con las colectividades vascas, con nuestras Euskal Etxeak.

Desde el Partido Nacionalista Vasco creemos que es nuestra obligación dar a la migración una respuesta adecuada y enmarcada en el derecho internacional humanitario y en los derechos humanos.

Las personas migrantes, las solicitantes de asilo, las menores y jóvenes sin acompañamiento familiar (un claro ejemplo de menores sin acompañamiento fueron nuestros barcos de niños y niñas enviados a diferentes destinos durante la Guerra Civil española), las personas migrantes en tránsito o aquellas en situación de vulnerabilidad tienen derechos y deberes que debemos garantizar.

EAJ-PNV, en coherencia con su espíritu humanista, su defensa y promoción de los derechos humanos y su compromiso con la Agenda 2030, ha impulsado durante los últimos años distintos encuentros con países, instituciones, partidos políticos, ONGDs, asociaciones y personas particulares para poder asegurar los derechos de los colectivos anteriormente citados, para mejorar la convivencia y para permitir la participación de todas las personas en la construcción de nuestro país, Euskadi.

Por todo ello, desde EAJ-PNV nos comprometemos a:

-Reforzar y trabajar en clave de políticas de convivencia.

-Suscribir el pacto social vasco para la migración, un ‘contrato social vasco’ que promueva la defensa de posiciones éticas en el desarrollo social y político de Euskadi. Ofrecer lo que desearíamos recibir.

-Desarrollar un Modelo Vasco para gestionar esa diversidad cultural con base en un interculturalismo que ancla su fortaleza en los principios de igualdad de trato y no discriminación, derecho a la diferencia e interacción positiva junto a las colectividades, instituciones y personas referentes en este campo, con especial atención a la perspectiva de género de dicho colectivo.

-Asentar las estructuras institucionales adecuadas y adoptar políticas encaminadas al logro de una integración social sólida de la población inmigrada, sabiendo que dicha integración social de las personas de origen extranjero es un proceso multidimensional, segmentado, asimétrico y múltiple. Todo ello, naturalmente, en un contexto dialéctico y bidireccional en el que participen y aporten tanto las personas inmigrantes como las autóctonas.

-No permitir que discursos xenófobos y actitudes intolerantes campen a sus anchas, ya que representan una amenaza para la convivencia y para la consolidación de un Modelo Vasco intercultural para la gestión de la diversidad porque dinamita sus bases, fundamentalmente el principio de igualdad, pero también el del respeto a la diferencia y el de la promoción de la interacción positiva.

-Facilitar espacios de interacción positiva y fomentar la participación activa de todas las personas en la construcción de la presente y de la futura sociedad vasca.

-Seguir solicitando la transferencia de la competencia de Inmigración. En particular, las funciones y servicios de acogida, atención socio-sanitaria y orientación de las personas inmigradas en la CAV; política de integración de las personas inmigradas; integración social y económica, lingüística y cultural; y la ejecución de la legislación laboral en materia de autorizaciones de trabajo de las personas extranjeras cuya relación laboral se desarrolle en la CAV, incluida la inspección y sanción.

-Mantener una mayor interacción entre agentes, mayor coordinación, más intercambio de información y un trabajo más colaborativo entre las ONGDs, asociaciones y personas referentes que trabajan en el ámbito de la inmigración y de la diversidad cultural.

En definitiva, declaramos que seguiremos reforzando la construcción de un espacio respetuoso e inclusivo donde tengan cabida todas las señas de identidad y cultura, avanzando en la construcción de un Modelo Vasco de Gestión de la Diversidad Cultural basado en el Interculturalismo, y creando las condiciones para el encuentro positivo y constructivo de la vida cotidiana en  nuestra futura Euskadi.

COMPARTE

TE PUEDE INTERESAR