Ortuzar tiende la mano a los partidos vascos para lograr acuerdos que “den respuesta a las demandas y problemas de la gente”

El presidente del Euzkadi Buru Batzar y el Lehendakari, Iñigo Urkullu, han intervenido ante las más de 3.000 personas que, dos años después, han vuelto a dejar pequeña la Plaza Barria de Bilbao para participar en la fiesta organizada por EAJ-PNV con motivo del Aberri Eguna
17
Abril
EBB
COMPARTE
17 Abril | EBB

NOTA: Desde este boletín podrás obtener las imágenes del acto en alta resolución.

“Estamos en Aberri Eguna y, aunque ya cada vez usan menos el término ‘abertzale’ y lo sustituyen por ‘independentista’, aquí tienen la mano del PNV tendida para el acuerdo y el entendimiento. Solo hace falta que vengan a construir y no a destruir, que piensen en Euskadi y no en el camino más corto para llegar a Ajuria Enea. Ellos saben, y lo han comprobado en un tema importantísimo como el de la Educación, que cuando defienden posturas razonables, el PNV siempre está dispuesto al acuerdo. Ahí queda el ofrecimiento, un sincero ofrecimiento de colaboración dirigido a EH Bildu y al resto de formaciones políticas. Mientras se lo piensan, nosotras y nosotros, a lo nuestro: a sacar adelante este País, tirando de nuestras Instituciones para responder a las demandas y problemas de la gente”.

Este ha sido el principal mensaje que el presidente del Euzkadi Buru Batzar, Andoni Ortuzar, ha trasladado hoy al gran número de afiliadas, afiliados y simpatizantes de EAJ-PNV que, tras dos años de parón forzado por la pandemia, han vuelto a dejar pequeña la Plaza Nueva de Bilbao para sumarse a la celebración jeltzale del Aberri Eguna, el Día de la Patria Vasca, que cumple este año su 90ª edición. Antes de que tomara la palabra Ortuzar, en el acto político de la Plaza Nueva ha intervenido el Lehendakari, Iñigo Urkullu, quien ha asegurado que Euskadi, una vez más, saldrá de la difícil situación económica en la que se encuentra, pero que no lo hará ni a base de utopías ni inspirándose en modelos-paraíso. “Menos impuestos es menos servicios públicos, menos sanidad, menos educación y menos protección social. No es nuestro modelo. Nuestro modelo es trabajo, esfuerzo, gestión honesta y responsable, con los pies en la tierra. Nuestro compromiso social y humanista es que Euskadi sea lo más cohesionada socialmente posible. Nuestra prioridad es avanzar juntos para llegar más lejos”, ha afirmado Urkullu.

Ortuzar se ha felicitado por el hecho de poder volver a celebrar el Aberri Eguna en la calle y con la militancia tras el parón de la pandemia. No obstante, ha tenido palabras de recuerdo para dos naciones que viven momentos de dificultad. “Porque somos nacionalistas democráticos y porque somos profundamente antifascistas y antiimperialistas, tenemos que empezar este Aberri Eguna hablando de Ucrania y el Sáhara Occidental. Porque creer en una Euskadi libre y justa nos tiene que hacer también querer una Ucrania libre y justa y un Sáhara libre y justo”. Para el líder abertzale, lo que está ocurriendo en Ucrania “es particularmente grave, es una perversión intolerable de la legalidad internacional. No hay suficientes palabras, ni suficientemente duras, para enjuiciar lo que está haciendo Putin con el pueblo ucraniano”. Ortuzar se ha declarado “avergonzado” por la existencia en Euskadi de quienes “hacen pintadas prorrusas en los hogares de refugio de mujeres, niñas y niños ucranianos que han huido de esa barbarie. Me avergüenza y me entristece tener gente así. Interpretando a la inmensa mayoría del Pueblo Vasco, pido a las refugiadas y refugiados ucranianos disculpas por esos comportamientos, muy minoritarios, y les ofrezco toda nuestra ayuda y solidaridad. Lo mismo que también nos solidarizamos con el Pueblo Saharaui, tras el incomprensible cambio de actitud del Gobierno español”.

Ortuzar tiene claro que vivimos “tiempos de incertidumbre económica motivada por las consecuencias de la pandemia y la guerra, y también de desasosiego social porque saltamos de crisis en crisis. Si a esto le sumamos la desafección creciente a la política, el cuadro merece toda nuestra atención como Partido”. Por eso, el presidente del EBB considera que EAJ-PNV tiene, como Partido líder del País, “la obligación, tras este paréntesis provocado por el COVID, de volver a tomar la temperatura a la sociedad; de desperezarnos como Partido y volver a salir a la calle; de volver a juntarnos en los Batzokis pero con puertas y ventanas bien abiertas para lo que la ciudadanía nos quiera decir”. De eso va el proceso ‘Entzunez eraiki’ que la formación jeltzale activó en enero, y que concluirá en noviembre con la presentación a la sociedad del fruto de ese trabajo. “De ahí saldrá nuestras propuestas para garantizar un futuro de libertad y prosperidad, de ahí saldrá el programa del Partido para liderar Euskadi los próximos años. Porque seguimos siendo fieles a nuestra forma de hacer política: escuchar para luego construir; para mejorar y ampliar nuestro autogobierno; para dar respuesta a los desafíos demográficos, a la sostenibilidad de nuestro entorno; para ser más y mejor Nación. Modelo vasco. Modelo PNV”.

Ortuzar ha lamentado que no todos los partidos vascos estén hoy por la labor de arrimar el hombro, y menos aún quienes “se autoproclaman nuestra alternativa y están tan obsesionados con quitarnos de en medio que les da igual todo”. Como muestra, el botón del último debate monográfico en el Parlamento de Gasteiz. “¡Qué falta de respeto al Lehendakari! Y todo porque el Lehendakari acudió al Parlamento con medidas, con planes, con iniciativas para hacer frente a la crisis por la guerra en Ucrania. Les molestó que el Lehendakari, que el Gobierno, tuviera un plan. Y llegaron al insulto. No les hemos oído decir de Putin lo que le soltaron al Lehendakari. ¿Qué le pasa a esta gente, que es capaz de atacar con tanta saña a un representante democrático de su pueblo pero no es capaz de decir ni mú ante las tropelías y las barbaries de un dictador?”, se ha preguntado Ortuzar. Aun así, el dirigente nacionalista ha asegurado que, en este momento tan complicado en la vida económica, social y política de Euskadi, EAJ-PNV tiende la mano a EH Bildu y al resto de formaciones políticas vascas para alcanzar acuerdos para “sacar adelante este País y responder a las demandas y problemas de la gente”.

Ortuzar ha hecho una breve pero firme incursión por la política española, sacudida por la entrada de la ultraderecha al Gobierno de Castilla y León de la mano del Partido Popular. “Que se presuma de hacer un pacto con la extrema derecha y se diga que se hace ‘sin complejos” es un retroceso democrático que mancha casi indeleblemente a quien lo hace”, ha asegurado el líder abertzale. “Venimos diciéndolo en reiteradas ocasiones, pero no nos hacen caso. Algún día, ojalá me equivoque, se arrepentirán de no habernos hecho caso. PP y PSOE debieran haber llegado a un acuerdo para que Vox no pudiera condicionar la política. Pero, por egoísmos partidistas, los fachas han entrado en un Gobierno y a este paso no va a ser el único. Todavía no es tarde, volvemos a insistir tanto al PP como a PSOE: que acuerden los mínimos necesarios para dejar fuera de juego a la extrema derecha. Y que les quede una cosa clara: el PNV arrimará siempre el hombro para esa salvaguarda democrática, pero jamás, jamás, nos verá nadie de la mano, ni cerca, de los fachas de Vox ni de quienes se arreglen con ellos. ¡Nosotras y nosotros, con la libertad y con la democracia siempre! Por eso también, el domingo que viene, ¡ni un solo voto abertzale a Le Pen en Iparralde!”, ha concluido el presidente del EBB.

El Lehendakari, Iñigo Urkullu, ha asegurado que estamos viviendo tiempos excepcionales, pero se ha mostrado convencido de que vascas y vascos superaremos esta crisis como lo hemos hecho con otras, y que lo haremos sin recetas mágicas ni con utopías de modelos-paraíso. "Ahora vuelven los cantos de sirena. Por una parte, hay quien se presenta en Euskadi con la nueva receta mágica del neoliberalismo: ‘menos impuestos y menos Estado’, que significa ‘ayudar al que vive bien… para que viva mejor’. Menos impuestos es menos servicios públicos, menos sanidad, menos educación y menos protección social. No es nuestro modelo”, ha asegurado Urkullu. “Y, por otra parte, otros vuelven con cantos de sirena de nuevo internacionalismo socialista. Un modelo basado en que la Administración Pública lo ocupe todo. Gasto público para todo, como si los recursos fueran infinitos. No, el dinero viene de la aportación de todas y de todos vía impuestos”. Y, frente a estas dos propuestas, Urkullu aboga por que en Euskadi se siga gestionando con rigor y previsión. “Nuestro modelo es trabajo, esfuerzo, gestión honesta y responsable, con los pies en la tierra. Nuestro compromiso social y humanista es que Euskadi sea lo más cohesionada socialmente posible. Nuestra prioridad es avanzar juntos para llegar más lejos”, ha asegurado.

El Lehendakari ha comprometido que desde Euskadi se van a seguir impulsando medidas transformadoras para que nuestro país haga frente con éxito a la triple transición, la digital, la ecológica y la social. Estas medias son “los proyectos de Euskadi Next, las inversiones estratégicas que hemos comprometido Gobierno y Diputaciones, o el Plan de Ciencia, Tecnología e Innovación 2030. Siempre desde la colaboración público-privada, ¡Euskadi en marcha! Abian!”.

Por último, Urkullu ha vuelto a reiterar la necesidad de que el Gobierno español reconozca la responsabilidad tanto del ejército sublevado como del posterior Gobierno franquista en el ataque, el daño y el sufrimiento causados por el bombardeo de Gernika el 26 de abril de 1937, símbolo de todos los ataques aéreos contra la población civil. Una propuesta que ya formalizó el Grupo Vasco en el Senado en 2017 y que no prosperó por la oposición del Partido Popular. “Gernika. Reconocimiento, Convivencia. Paz”, ha afirmado.

COMPARTE

TE PUEDE INTERESAR