Estefanía Beltrán de Heredia reclama al presidente del Gobierno “un plan de choque urgente” para evitar la desaparición del sector lácteo

Demanda la “inmediata puesta en marcha” de los mecanismos que la prevé la Ley de Cadena Alimentaria para corregir el desequilibrio en la cadena de valor, “donde el último eslabón es el productor”.
Estefanía Beltrán de Heredia reclama al presidente del Gobierno “un plan de choque urgente” para evitar la desaparición del sector lácteo VER VÍDEO
21 Diciembre 2021 | Senado

La portavoz del Grupo Parlamentario Vasco en el Senado ha trasladado al presidente del Gobierno la inquietud de EAJ-PNV por la preocupante situación que atraviesa el sector lácteo tanto en Euskadi como en el Estado. En la sesión de control al Gobierno, Estefanía Beltrán de Heredia ha reclamado al presidente Pedro Sánchez “un plan de choque urgente” que mitigue una situación que podría ser difícil de revertir, “más allá de las medidas de apoyo económico que están adoptando las comunidades autónomas en el marco de sus competencias”.

Beltrán de Heredia ha apelado a la Ley de Cadena Alimentaria, aprobada recientemente con la abstención del Grupo Vasco, reiterando el requerimiento para que “pongan en marcha de forma inmediata los mecanismos que la ley prevé para corregir el desequilibrio en la cadena de valor, donde el último eslabón es el productor. El Gobierno ha de mediar para que la distribución se comprometa con la leche del Estado”, como ha ocurrido en países como Francia o Italia. Así, ha constatado que mientras se están incrementando los costes de producción, gran parte de la leche provista a los consumidores a través de distribuidoras se está vendiendo por debajo del precio fijado por el Observatorio de Precios del Ministerio. “Como denuncian las Organizaciones profesionales agrarias, las y los ganaderos del sector lácteo no pueden seguir vendiendo por debajo de los costes de producción”, ha trasladado.

La responsable jeltzale ha puesto en valor el modelo de producción de Euskadi, “basado en explotaciones familiares, muy arraigadas al territorio, ligadas a producciones de calidad, con una alta profesionalización, y que también cumplen una importante función vertebradora del territorio”, subrayando la importante apuesta por la mejora genética y la innovación desarrollada desde hace muchos años por las administraciones junto con ganaderas y ganaderos, “y que ahora puede peligrar”, ha advertido.

COMPARTE