EAJ-PNV apoya la legitimidad de la reelección de Guaidó como presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela

Mikel Burzako, burukide responsable del Área Internacional del EBB, denuncia un nuevo intento del Gobierno de Maduro de “neutralizar por la fuerza” la labor del Parlamento y “suplantarlo por miembros afectos al régimen”
EAJ-PNV apoya la legitimidad de la reelección de Guaidó como presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela
08 Enero | EBB

El Euzkadi Buru Batzar de EAJ-PNV apoya la legitimidad de la reelección de Juan Guaidó como presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela en una sesión que se celebró el pasado domingo en la sede del periódico ‘El Nacional’, y no en el Palacio Federal Legislativo, debido a la enésima actuación represiva del Gobierno de Maduro, que impidió el acceso de los legítimos representantes de la soberanía venezolana a la Cámara. Guaidó fue reelegido con la aprobación del voto de 100 parlamentarios y parlamentarias, de los 167 que conforman la Asamblea Nacional.

Mikel Burzako, burukide responsable del Área Internacional de la Ejecutiva jeltzale, ha fijado hoy la posición de EAJ-PNV ante lo que constituye “un nuevo ensayo de neutralizar por la fuerza la labor de la legítima Asamblea Nacional venezolana y un nuevo intento de suplantarla por miembros afectos al régimen, infringiendo las normas básicas de un sistema democrático”. Burzako y EAJ-PNV hacen un llamamiento a la comunidad internacional, en especial a las organizaciones supranacionales internacionales y latinoamericanas, para que “impulse el establecimiento de una mesa de diálogo y de negociación entre Gobierno y oposición venezolanos que frene la deriva autoritaria del país y que establezca las bases tanto para la restauración democrática como para la necesaria recuperación económica de una Venezuela en situación crítica”.

El pasado domingo, 5 de enero, el Gobierno de Maduro dio un salto cualitativo en su deriva antidemocrática al tratar de impedir por la fuerza la celebración de la sesión parlamentaria en el Palacio Federal Legislativo, que sometía a votación la reelección de su Junta Directiva, así como la de Guaidó como su presidente. “Esta actuación represiva contra el funcionamiento del poder legislativo, negando el acceso al Parlamento al propio Guaidó y a varios parlamentarios y parlamentarias más, constituye una grave violación de las bases del sistema democrático y socava los fundamentos constitucionales de la Nación venezolana”, ha denunciado Burzako. “Se trata de una flagrante vulneración de derechos perpetrada contra los representantes legítimos del Pueblo venezolano y que se inscribe en la evolución hacia la instauración definitiva de un sistema dictatorial en la República Bolivariana de Venezuela”, ha concluido el burukide.

COMPARTE