Itxaso Atutxa. Barakaldo. 2016.09.21

Itxaso Atutxa. Barakaldo. 2016.09.21
21
Iraila
2016
Hitzaldia

Arratsalde on Barakaldo.

Arratsalde on Barakaldo.

Hemen gagoz, karrera honetan jarraitzen dugu, hamabost eguneko lasterketa honetan. Hemendik hara gelditu barik. Euskadi punta batetik bestera zeharkatzen, domekan egingo diren hauteskundeei begira, jendearen konfiantza irabazteko.

Gure asmoa konbentzitzea da. Hautesleen konplizitatea bilatzea, gugan, Euzko Alderdi Jeltzalearengan, beren interesak, ardurak eta bizitza proiektuak ondoen defendatuko dauzan ordezkaritza ikus dagien. Eta, barriro esango dot, konbentzitu nahi dogu, eta ez garaitu.

Guk hauteskunde hauek ez doguz borroka bezala planteatzen. Gure asmoa ez da batzuen edo besteen kontra egitea, eta garrantzitsuena ez da legebiltzar gehien ateratzea. Garrantzitsuena da gizarte baten indarra bideratu ahal izatea, danon onerako izango diren ekimenak gauzatu ahal izateko.

Lo que está en juego es sumar voluntades para poder actuar con eficacia en el próximo gobierno. Estabilidad, eficacia, confianza, esfuerzo, compromiso compartido, diálogo, acuerdo… Son los valores que se nos exige para que todos dispongamos de una oportunidad en nuestra vida que nos permita prosperar.

Sabemos que Euskadi no es el país de las maravillas del cuento, pero es un país confortable, dinámico, avanzado. El país que queremos. Y el país en el que creemos.

¿Cómo no querer más autogobierno?. Autogobierno no es ruptura. Es cohesión. Autogobierno no es incertidumbre. Al contrario, es más seguridad. Autogobierno no es privilegio, es responsabilidad.

Ayer, un periódico madrileño, publicaba un artículo de opinión verdaderamente reconfortante. Normalmente, cuando desde fuera de Euskadi se habla de los vascos, siempre haya un grado de crítica. El artículo se titulaba “Todos somos de Bilbao”. Su autor, Víctor Lapuente Giné, es doctor en Ciencias Políticas por la Universidad de Oxford. Y decía:

“El País Vasco ha capeado bien la crisis. La sociedad vasca goza de una relativa salud económica. Innova, exporta y sufre menos las dos grandes lacras españolas, el paro y la corrupción. Además, ha puesto en marcha políticas sociales, como la renta de garantía de ingresos, que todo el mundo quiere imitar. Como en los chistes, todos queremos ser de Bilbao. Pero, ¿podemos serlo?”.

El articulista señala que la respuesta fácil para explicar el éxito de Euskadi puede ser la de quienes señalan que gracias al Concierto Económico disponemos de más recursos que el resto. Ya sabemos la tesis del privilegio. Pero él apunta otra razón: “El dinero no mejora las instituciones públicas. A menudo, es al contrario. Cuanto más tienes, más despilfarras en proyectos faraónicos. El buen gobierno es proporcional a un intangible más escaso que el dinero: la voluntad de reformar las instituciones sin esperar resultados espectaculares a corto plazo. El País Vasco ha resistido la crisis actual gracias a las reformas emprendidas en crisis anteriores. Entonces, el gobierno vasco fue pionero en la importación de modelos de gestión que modernizaron las instituciones y estrecharon las diferencias entre el sector público y el privado. Se apuntaló una cultura de colaboración público-privada que se ha ido manteniendo con gobiernos sucesivos”. Fin de la cita.

Nuestro modelo, nuestro país, es referencia de colaboración público-privada. De modernización de la Administración, de reformas a largo plazo. Somos un modelo de futuro. El modelo de una sociedad que mira al norte. Queremos compartir experiencias con los pueblos más desarrollados de Europa. Queremos pan para hoy y pan para mañana, como solía decir nuestro ex diputado general, Jose Luis Bilbao. Un modelo que siembra hoy para recoger mañana. Para redistribuir la riqueza. Un país de economía real. De industria, de innovación.

Para poder hacerlo necesitamos convencer. Convencer a nuestros convecinos y convecinas para que, entre todos, sumemos nuestras fuerzas. Convencer para que el domingo nadie se quede en casa. Para que se acerquen a las urnas y voten lo que les dicte su conciencia. Necesitamos un último esfuerzo. Un último empujón.

Guk argi baino argiago daukagu: gure hautua Iñigo Urkullu da. Iñigo Urkullu da herri honek behar dauan lehendakaria. Herri honen etorkizunak esku onetan egotea merezi dau eta esku onetan egongo da. Bai horixe! Eskurik onenetan. Iñigo Urkulluren eskuetan. Konfiantza izan daikezue. Esaten dauna betetzen dauen lehendakaria da. Danakaz hitzemonda dagoan

Amigos y amigas. A convencer a la gente para que vote por lo suyo. Para seguir mejorando. Para crecer juntos. Para que podamos tener fuerza y crear más y mejor empleo.

A convencer de que cada voto es necesario para que Euskadi mire al futuro. Para seguir construyendo un mejor país para nuestros hijos, para nuestros nietos.

Beraz, ekin daiogun lanari. Egin dagigun, oraingoan be, Iñigo Urkullu Lehendakari. Aurrera Barakaldo! Aurrera Ezkerraldea eta Meatzaldea!

Gora Euskadi askatuta!

PARTEKATU