EAJ-PNVren Jarduera Politikoa 2015 urterako

EAJ-PNVren Jarduera Politikoa 2015 urterako
21
Otsaila
2015
EBBren agiriak

Este año de 2015 va a ser un año que va a estar políticamente marcado y surcado por la celebración de diversas elecciones, en diferentes ámbitos institucionales y en todos los territorios vascos. Sin embargo, las primeras líneas del Plan de Actuación del EBB para este año van a ser para las prioridades que nos hemos marcado como Partido desde la última Asamblea General:

-Salir de la crisis y generar empleo;

-Asentar la paz y avanzar en la convivencia;

-Lograr un nuevo estatus jurídico político para nuestra Nación.

Los procesos electorales son muy importantes, indudablemente, pero ganar esos comicios no debe ser un fin en sí mismo, sino un instrumento para seguir transformando la sociedad vasca y, en concreto, para conquistar esos tres grandes retos: empleo, convivencia y construcción nacional. Nuestra primera prioridad será salir de la crisis económica. Empezamos a ver la luz al final del túnel, por fin. Usando un bonito símil que le oí al Lehendakari, podemos decir que la botella está medio llena pero hay que seguir llenándola. Así, todas las instituciones vascas bajo responsabilidad de EAJ-PNV estarán orientadas a facilitar la creación de empleo –un empleo de calidad y estable–, a fortalecer nuestra actividad económica y a volver a la senda del crecimiento. “Hacer crecer Euskadi” es algo más que un slogan. Es nuestro desafío, es nuestra misión y vamos a empeñarnos en ella desde el Lehendakari hasta el último de nuestros concejales y concejalas, pasando por el EBB y toda la estructura del Partido. No hay Patria libre, ni Nación libre, si es dependiente o pobre económicamente. Y no hay construcción social justa si hay desigualdades, si personas y sectores de población se quedan atrapados en la crisis. Por eso, además del crecimiento económico, la solidaridad, las políticas sociales, deben guiar nuestra acción institucional.

Enpleguari eta ekonomiari bultzada emateaz gainera, gure helburu nagusietako bat Bakea lortzea da. Eta arlo honetan gauzak geldi ikusten ditugu, denbora alperrik galtzen ari gara, eta ez dugu ulertzen. Eta ikusten dugu Espainiako Gobernua eta ETAren inguru guztia atzera begira daudela eta ez dutela aurrera pausurik eman nahi. Ba guk mugimendua behar dugu. ETAren desarmea nahi dugu. Indarkeria erabilita herri honetan kalte eta min handia egin dela onartzea eskatzen dugu. Kartzeletan beste politika bat nahi dugu, ez dugu nahi inorentzat salbuespeneko egoerarik, eta presoak hurbilduko dituen beste politika bat eskatzen dugu. Batzuei eta besteei mugitu daitezela eskatzen diegu.

Ez dugu onartzen denbora horrela alperrik galtzen ikustea. Eta aurrerapausoak ikusi nahi ditugu bakea eta elkarbizitza sendotzeko. Denok eroso sentituko garen Euskadi eraiki nahi dugu, baina horretarako beharrezkoa da gizartean zabalik dauden zauriak sendatuta egotea. Pausuak emateko prest gaude, eta prest gaude bide honetan Espainiako Gobernuaren eta Ezker Abertzalearen bidelagun izateko. Baina erabakia ez da gurea: haiena da. Gure ateak zabalik daude, benetako borondatea izanez gero, gizarte honen zauriak sendatuko dituen bide hori egiteko.

Nuestra segunda prioridad es ganar para este Pueblo y para siempre la merecida Paz, tras décadas de dictadura y de terrorismo. Paz y convivencia. La paz es más que la ausencia de violencia. Y la convivencia es más que la paz. Queremos conseguir ambas. Paz y convivencia, para cimentar la nueva Euskadi. Creo que todos los vascos y vascas compartimos este anhelo. Sin embargo, vivimos tiempos de estancamiento, de parálisis, de tiempo perdido inexplicablemente en esta tarea. El Gobierno español y el entorno político y social de ETA son rehenes de su pasado y no quieren moverse.

Nosotros sí queremos movimientos. Los quiere la sociedad vasca. Queremos el desarme de ETA, queremos el reconocimiento del daño injusto causado. Queremos otra política penitenciaria, queremos que se ponga fin al régimen de excepción judicial y se promueva el acercamiento de presos y presas. Pedimos movimientos a unos y otros. No podemos, no queremos resignarnos a otro año perdido para esta causa. Por eso recibimos con esperanza las iniciativas del Gobierno Vasco en esta materia y animamos al Lehendakari a que siga en ese camino a pesar de las críticas de unos y otros, porque se ven desnudos en su inacción, en su falta de valentía para dar pasos.

Y hacen falta pasos para asentar la paz y avanzar en la convivencia. Solo construiremos una Euskadi para todos y todas si lo hacemos desde una sociedad sana, curada y sin heridas abiertas. Estamos dispuestos a dar pasos y a acompañar a los actores principales de este proceso, al Gobierno español y a la Izquierda Abertzale, en este camino. La pelota está en su tejado. Las puertas de Sabin Etxea, y estoy seguro también que las de Ajuria Enea, estarán siempre abiertas si hay intentos sinceros y audaces para caminar hacia esa Euskadi sana y en paz.

Una Euskadi sana que quiere también, sanamente, alcanzar un nuevo estatus jurídico político. El PNV ha fijado claramente lo que quiere: un nuevo estatus que reconozca a Euskadi como sujeto político, su derecho a decidir libremente su futuro y una relación de bilateralidad real con el Estado y la Unión Europea. También hemos dicho cómo queremos hacerlo: desde el acuerdo, primero entre vascos, y después con las instituciones españolas y europeas. Sin imposiciones, pero también sin vetos. Finalmente, hemos propuesto un “tempo” para llevar este proceso adelante. Proponemos una lectura inteligente del calendario político vasco y estatal y nos gustaría que, tras las elecciones forales, pudiéramos abordar una fase de diálogo y acuerdo entre las fuerzas políticas vascas para ver si somos capaces de fijar un común denominador. Posteriormente, y tras las elecciones legislativas españolas, procederíamos a abrir el diálogo con el nuevo Gobierno central para negociar la plasmación de lo acordado previamente en Euskadi.

Planteadas nuestras prioridades para el año y también la hoja de ruta para ir haciéndolas realidad, sería indecoroso negar que la actividad de nuestro Partido va a estar centrada en las elecciones que nos vienen. Elecciones cantonales en Iparralde, al Gobierno de Nafarroa, a las Juntas Generales y a los ayuntamientos vascos. Y, pasado el verano, a las Cortes Generales. Elecciones todas ellas en las que va a estar el PNV. Lo va a estar modestamente en varios cantones de Iparralde para llevar nuestro mensaje de colaboración y hermandad entre ambos lados del Bidasoa. Vamos a estar también en el seno de Geroa Bai para, por fin, alumbrar el cambio político en Nafarroa, un cambio político que libere a este territorio del secuestro al que le ha tenido sometido UPN con la pusilánime complicidad del PSN. Y vamos a estar en los tres territorios de Araba, Bizkaia y Gipuzkoa, así como en todos sus municipios defendiendo el modelo PNV para hacer crecer nuestros pueblos, ciudades y territorios. Y estaremos en las elecciones de otoño atentos a la defensa de los intereses de Euskadi en Madrid y dispuestos a aprovechar las oportunidades que se abran entonces para una segunda Transición. Son todas ellas elecciones vitales y en una época compleja, de convulsión social. El PNV se presenta con un mensaje claro: el de la responsabilidad, el de la estabilidad, la buena gestión y la garantía del trabajo honrado, con un programa para cada lugar realizado después de escuchar a la gente, con unos equipos humanos en los que hemos puesto lo mejor que tiene este Partido.

Respetamos lógicamente a todas las opciones políticas y también todas las motivaciones a la hora de ir a votar, incluida la del voto de castigo a un sistema que se está revelando más imperfecto aún de lo aconsejable. Pero nosotros nos dirigimos a los que no se mueven solo por la negatividad. Nos dirigimos a los que quieren que los Ayuntamientos, las Diputaciones y los Gobiernos funcionen y funcionen bien. A quienes no quieren poner en riesgo lo que tantos años nos ha costado conseguir; mejorable –claro que sí–, pero que nos ha traído tan lejos como País. Nos dirigimos a los que quieren que todas las mañanas se abran las persianas de las instituciones y se gestionen con eficacia y honradez los servicios públicos. A quienes quieren alcaldes, concejales y concejalas y diputados generales que sepan escuchar y estar con la gente, sin caer en la imposición ni en la improvisación constante, porque la gente quiere también personas preparadas y con propuestas claras al frente de sus instituciones. A todos ellos y ellas, sin exclusión, se dirige ese mensaje de “Hacer Crecer” este País y todos y cada uno de sus pueblos y territorios. Y señalamos también nuestro objetivo con claridad: gobernar en las tres Diputaciones Forales, en los ayuntamientos de las capitales, así como ser parte, ser actores, del cambio político en Nafarroa. Aunque algunos nos tachen de prepotentes por reflejar tan claramente nuestros objetivos, creemos que hay que ser sinceros y transparentes con el electorado.

Krisi garaia bizi dugu eta gizartea kezkatuta eta larrituta dago. Egoera honetan Euzko Alderdi Jeltzaleko kideok geure burua eskaintzen dugu eta gure alderdiak Herri honentzako proiektu bat daukala esaten dugu: Euskadin bizi garen emakume eta gizonen interesak defenditzea da gure proiektuaren oinarria. Orain arte egindako guztia defenditzen dugu. Gauzak hobetzeko konpromisoa hartzen dugu. Eta euskal erakundeetan sinesmen osoa daukagula azpimarratu nahi dugu. Euskal politikaren inguruko giroa nahasita dago, eta batzuk zikindu egin nahi dute, gainera. Adibidez, sinestarazi nahi digute Espainiako egoera ber-bera bizi dugula hemen. Ba jai dute gurekin. Ez diegu lagunduko bazterrak nahasten. Ez gara hasiko batzuk ari diren bezala besteen miseriak zabaltzen. Bistan dago zein den jokabide horien ondorioa: erakundeak auzitan daude, eskandalua han eta hemen, mundu guztia susmopean dago, egunkarietan hainbat eta hainbat orri gai hauekin beteta, bizitza publikoa lokaztuta, auzitegiak politikaren kontuekin beteta eta justizia politikarekin nahastuta. Horixe da Espainian gertatzen ari dena, eta PP eta PSOE hor daude, elkarri mokoka, arerioa lurperatu nahian; Eta ez dira konturatzen jokabide hori beraien galbidea dela. Ez dugu horrelakorik nahi guretzat.

Harrigarria da Bildu izatea Euskadi eta Espainia berdintzeko ahaleginik handiena egiten ari dena. Bildu da politikaren arloan argitu behar diren gaiak behin eta berriz tribunaletara eramaten dituena. Eta harrituta gaude. Uste genuen helburua Espainiatik ateratzea zela, eta ez Espainiako okerrena kopiatu eta Euskadira ekartzea. Dena dela, iruditzen zaigu Ezker Abertzalea ihesian dabilela, ez dituela bere arazoak konpondu nahi, eta EAJren irudia zikintzeko egiten ari den ahalegin hori, ihes bat da: ez dituzte onartu nahi agintea eduki duten tokietan eduki dituzten mugak eta hanka-sartzeak, eta nahiago dute guri egurra eman. Ba alperrik ari dira.  

Un apunte final para el clima político vasco, un clima que algunos quieren viciar y enrarecer de manera artificial al socaire de la situación española y urgidos seguramente por unas poco halagüeñas perspectivas electorales. Nosotros no vamos a caer en esa trampa de emponzoñar la vida política, ni vamos a poner el ventilador para intentar extender la suciedad a los demás, intentando disimular la propia. Vemos cuál es el lamentable resultado de este tipo de estrategias. Cuestionamiento de las instituciones, sospechas permanentes, supuestos escándalos encadenados, páginas y páginas de periódico, descrédito de lo público, judicialización de la política y politización de la justicia. Todo eso lo tenemos aquí al lado, en España, y de la mano de un PP y un PSOE que cavando la tumba de su oponente político no se dan cuenta de que también se están enterrando a ellos mismos. Nosotros no queremos eso para Euskadi.

Sorprende que quien más interés esté poniendo en “españolizar” el clima político vasco, que quien mas esté intentando judicializar la política en Euskadi sea Bildu. Creíamos que algo habría aprendido en sus propias carnes de lo malo que es juntar política y justicia. Creíamos que esa vía vasca que proponían era para salir de España, no para copiar lo peor de lo que sucede allí. En todo caso estamos viendo que esa vía, más que una vía vasca, es una vía de escape de la Izquierda Abertzale para huir de sus problemas, igual que esta campaña de desprestigio contra el PNV es también un intento –baldío, por cierto– de tapar sus limitaciones y errores al frente de las instituciones que más que gobierna, desgobierna.

En todo caso, el PNV no va a caer en ese tipo de trampas. Somos partidarios de la máxima transparencia en la gestión. Partidarios de la separación de poderes, no de mezclarlos. Creemos en el Estado de Derecho y nos gustaría un funcionamiento más diligente y menos mediático de la Justicia. Creemos en que quien la hace debe pagarla. Y también en la presunción de inocencia hasta que no haya sentencia firme. Creemos que hay que deslindar las responsabilidades políticas de las cuestiones judiciales. Creemos en el ejercicio transparente y honrado de la política al servicio de esta sociedad. Y vamos a seguir así aunque tengamos que superar los muchos obstáculos que nos están poniendo en el camino. Mejorar el clima político vasco va a ser también un eje de actuación del EEB a lo largo de este año. ¡Trabajo no nos va a faltar!

Eskerrik asko!

PARTEKATU