Valoración de EAJ-PNV de la sentencia del Tribunal Constitucional que declara inconstitucional el primer principio recogido en la Declaración de Soberanía emitida por el Parlament de Catalunya

Ante la sentencia del Tribunal Constitucional que declara inconstitucional el primer principio recogido en la Declaración de Soberanía emitida por el Parlament de Catalunya, Koldo Mediavilla, burukide responsable del Área Institucional del EBB de EAJ-PNV, quiere manifestar que:
Valoración de EAJ-PNV de la sentencia del Tribunal Constitucional que declara inconstitucional el primer principio recogido en la Declaración de Soberanía emitida por el Parlament de Catalunya
26 Marzo | Noticia

-Es una sentencia política que toma partido por un determinado modelo de Estado de corto recorrido y escasa apertura democrática. En el actual entorno europeo, el recurso a la negación de  la soberanía de los otros como afirmación de la soberanía española va contra la idea de una Europa que se está construyendo precisamente en base a soberanías compartidas.

-La convivencia o el futuro de los pueblos no se puede construir a golpe de sentencia. En las democracias modernas, es preferible usar el diálogo que el recurso a los tribunales. Acudir a la Justicia evidencia que no existe hoy diálogo político en España, y precisamente una de las razones por las que no hay diálogo político es el recurso fácil al Tribunal Constitucional, cuyas resoluciones resultan previsibles y caminan siempre en una misma dirección.

-El PNV reivindica la condición de sujeto político del pueblo catalán, también el del pueblo vasco. No puede, por tanto, sino lamentar el fallo del Tribunal Constitucional. No obstante, debemos valorar, y valoramos, el paso positivo y significativo que supone el hecho de que una sentencia del Tribunal Constitucional consagre el “derecho a decidir” como “una aspiración política” que las naciones que hoy configuran el Estado español puedan reivindicar y alcanzar a través de un proceso ajustado a la legalidad, que es lo que viene reivindicando el PNV. Muchas veces, los políticos son más papistas que el papa, se creen más constitucionalistas que la propia Constitución Española, y exageran su defensa, defendiendo cosas que la Constitución no dice. Y ocurre lo que ocurre, que el Tribunal Constitucional reconoce el “derecho a decidir” como legítima aspiración política de Catalunya, también de Euskadi, precisamente en unos días en los que estamos asistiendo a una polémica artificial sobre el “derecho a decidir”.

COMPARTE