Valoración de EAJ-PNV del informe del fiscal jefe del Tribunal de Cuentas

Ante la publicación hoy en un periódico de ámbito estatal de un informe atribuido al fiscal jefe del Tribunal de Cuentas, EAJ-PNV desea comunicar que:
Valoración de EAJ-PNV del informe del fiscal jefe del Tribunal de Cuentas
05
Enero
2015
EBB
COMPARTE
05 Enero 2015 | EBB

-EAJ-PNV no ha cometido ningún delito de financiación ilegal ni de ninguna otra naturaleza, ni en 2012 ni en ningún otro ejercicio.

-El Tribunal de Cuentas español, en su informe correspondiente al ejercicio 2012 emitido el 26 de junio de 2014, recoge y hace suyas las alegaciones presentadas por EAJ-PNV el 5 de mayo de ese mismo año. Prueba de ello es que, con posterioridad, el Tribunal de Cuentas emite una propuesta de sanciones a dos formaciones políticas, entre las que no se encuentra EAJ-PNV.

-El citado informe, emitido el 26 de junio de 2014, es la última comunicación oficial que EAJ-PNV tiene del Tribunal de Cuentas. EAJ-PNV desconoce la existencia y, por tanto, la veracidad de este informe atribuido al fiscal jefe del propio tribunal. En cualquier caso, la propia información pone de relieve la existencia de discrepancias y divergencias manifiestas entre el fiscal jefe y el Pleno del Tribunal de Cuentas. Asimismo, la información recoge que el fiscal jefe ya ha recibido una respuesta oficial a su escrito y que sus dudas sobre determinados aspectos contables ya han sido aclaradas.

-EAJ-PNV no dispone del supuesto informe del fiscal jefe, que según la información hoy publicada dedica tres folios a su actividad. Según la citada información, el fiscal jefe atribuiría al menos tres supuestos ilícitos a EAJ-PNV. Estas tres cuestiones ya fueron alegadas y aclaradas por EAJ-PNV en mayo de 2014 en el citado escrito de alegaciones al informe de 2012 e incorporadas a su informe por el Tribunal de Cuentas en junio de 2014.

Sobre estas tres presuntas irregularidades, que entrecomillamos, EAJ-PNV no tiene ningún inconveniente en mantener con los medios de comunicación y con la ciudadanía el mismo compromiso de transparencia que ha guiado su relación y colaboración con el Tribunal de Cuentas, y desea aclarar lo siguiente:

 

1)      “El PNV no registró (ni declaró) en su contabilidad unos ingresos de 4,9 millones derivados de una extraña y lucrativa permuta sobre una extensa finca”.

El fiscal introduce juicios de valor muy poco objetivos. La “extraña y lucrativa permuta sobre una extensa finca” hace referencia a la construcción en 2008 y en Barakaldo, vía permuta, de un nuevo batzoki en el inmueble que ocupaba el viejo batzoki.

En 2008, EAJ-PNV posee un inmueble viejo en la calle de los Fueros, una de las mejores calles de Barakaldo. Allí tiene su batzoki. EAJ-PNV decide renovarlo. Para acometer esa renovación, formaliza una permuta con una empresa, de forma que entrega la totalidad del edificio y recibe en contraprestación los bajos acondicionados del edificio resultante. En la operación no hubo ningún intercambio de efectivo. La operación cuenta con todos los permisos y autorizaciones del Ayuntamiento de Barakaldo, gobernado por el PSE-EE.

Es falso que EAJ-PNV no declarara esta permuta. La operación se registró en la contabilidad de 2008 como una permuta no comercial, que implica que la vida útil y la funcionalidad de los activos permutados es similar y, por tanto, no debe reflejarse contablemente beneficio alguno. Y hacerlo así es totalmente compatible con el nuevo plan general de contabilidad adaptado a las formaciones políticas y aprobado por el Pleno del Tribunal de Cuentas.

 

2)      “El PNV posee, aunque está prohibido, una maraña de sociedades mercantiles de cuyas operaciones ‘puede derivarse un flujo revelador de financiación ilícita’. El fiscal cita, entre otras, las mercantiles Inmobiliaria Lurukanez (100% del PNV) y otra constituida en Francia denominada Iguzkia (98%)”.

Los partidos no tienen prohibido tener sociedades mercantiles, sino que tienen prohibido desarrollar una actividad mercantil, y la Ley Orgánica de Financiación de Partidos Políticos exceptúa como tal, de forma expresa en su artículo 6º Apartado Dos, las actividades de gestión del patrimonio. En su informe, el propio Tribunal de Cuentas establece que “el partido deberá revisar el objeto social y la actividad desarrollada por las sociedades participadas, de manera que este asuma la gestión directa de los inmuebles afectos a la realización del objeto o finalidad propia del partido, y circunscriba su participación a aquellas sociedades que, prestando servicios preferentemente a los afiliados, adheridos y simpatizantes derivados del entorno peculiar en el que actúa el partido, y dentro del marco de sus fines específicos, se considere imprescindible a efecto de llevar a cabo una gestión diferenciada a objeto de alcanzar una mayor eficacia en la prestación de dichos servicios, siempre que no esté sometido a la obtención de lucro y no menoscabe la transparencia y el control de la actividad económica y financiera de los partidos”. El único fin de estas sociedades en las que participa EAJ-PNV radica en el sostenimiento de la actividad política, social y cultural del partido.

La “maraña de sociedades” a las que se referiría el fiscal jefe no son más que cuatro sociedades, de las cuales una está ya liquidada (Lurukanez, constituida en su día para la adquisición de los terrenos de Foronda donde el partido celebra cada año el Alderdi Eguna, y disuelta una vez cumplido su cometido con pérdidas de 148.000 euros). Las otras tres son Batzokia, Landaburu e Iguzkia. Todas ellas tienen como objeto la gestión de los batzokis e inmuebles del partido (en caso de Iguzkia, los batzokis de Iparralde), y por tanto, como gestión de patrimonio, tienen perfecto e indudable encaje legal.

EAJ-PNV trabaja en la actualidad en la línea de ir reduciendo su participación en aquellas sociedades que ya van alcanzando sus respectivos objetivos, que no son otros que la prestación de un óptimo servicio a su afiliación.

 

3)      “También reprocha el fiscal que las cuentas del PNV no son reales y no incluyen toda su actividad verídica. El PNV tiene 357 cuentas corrientes, depósitos y fondos de inversión por importe de 3,1 millones de euros, que oculta en sus balances oficiales”.

Esas 357 cuentas corrientes, con un saldo medio que no alcanza los 9.000 euros, son las cuentas corrientes de los batzokis y de las Juntas Municipales que EAJ-PNV tenía en 2012, y tiene hoy, a lo largo y ancho de la geografía vasca. Solo desde el 1 de enero de 2014 recoge el nuevo plan de contabilidad general del partido todas estas cuentas y contabilidades locales. Y ese es el compromiso de EAJ-PNV de cara a 2014, con toda la complejidad que conlleva. En 2012, año al que hace referencia el presunto informe del fiscal jefe, esta obligatoriedad solo afectaba a los ámbitos estatal, autonómico, comarcal y provincial, nunca el local.

COMPARTE

TE PUEDE INTERESAR