Ortuzar reivindica la vigencia del nacionalismo en el 110º aniversario de la muerte de Sabino Arana

El presidente del Euzkadi Buru Batzar de EAJ-PNV, Andoni Ortuzar, ha reivindicado hoy la vigencia del nacionalismo en el transcurso del acto político celebrado en Sukarrieta con motivo del 110º aniversario de la muerte del fundador del PNV, Sabino Arana. “Nos suelen decir que el nacionalismo es una enfermedad que se cura viajando. No es verdad. Porque yo, cuanto más viajo, más nacionalista soy. El martes regresé de un viaje de dos semanas por Venezuela, Argentina y Chile, y soy tan abertzale como cuando partí, o incluso diría que más”, ha declarado Ortuzar ante varios cientos de militantes y responsables políticos de EAJ-PNV.
24 Noviembre 2013 | Noticia

Ortuzar ha destacado el hecho de que, en su reciente gira por Sudamérica, no tuviese que explicar, como le ocurrió en anteriores visitas al extranjero, los motivos por los que una organización armada mataba, secuestraba o extorsionaba a personas en nombre de la causa vasca. “No os podéis imaginar qué gozada es no tener que hablar de ETA. Poder hablar solo de Euskadi, de nuestra gente, de nuestra cultura, de nuestras aspiraciones como nación, de nuestra crisis, sí, de nuestros problemas, y del modo tan decidido en que los estamos enfrentando”, ha dicho el líder jeltzale. No obstante, Ortuzar ha reconocido que observa con preocupación el inmovilismo en el que están instalados el Gobierno español, la izquierda abertzale y ETA. “Si os he de ser sincero, resulta algo descorazonador regresar a casa y ver que nada ha cambiado en estas dos semanas. Que seguimos en lo mismo, con los de las puertas al campo por un lado, sin dar los pasos que les exigimos, una política penitenciaria más flexible, una voluntad firme de hablar, de superar el bloqueo. Y con los otros, los de las orejeras, aferrados a su pasado, cuando no reivindicándolo, sin entender aún que es un pasado que nada tiene que presumir, un pasado en el que querían ‘socializar‘ el dolor… Sí, resulta algo descorazonador, pero no vamos a rendirnos ahora. Vamos a perseverar. Nuestra mano seguirá tendida a unos y a otros. Y, si hace falta, seremos la silla en la que se sienten, seremos la mesa en la que dialoguen”, se ha ofrecido Ortuzar, quien ha expresado su confianza en que el Plan de Paz presentado el pasado viernes por el Gobierno Vasco se erija en una herramienta eficaz en la resolución definitiva del conflicto.

Ortuzar también ha querido recordar que, tal y como anunció el pasado mes de octubre, la semana que arranca mañana abrirá una ronda de contactos con las diferentes formaciones vascas de cara a poder afrontar, con el mayor consenso posible, la consecución de un nuevo marco político y jurídico. “Como ya hemos anunciado públicamente, en las próximas semanas mantendremos contactos con las diversas formaciones políticas representadas en el Parlamento Vasco. En esos encuentros buscaremos un punto de partida amplio que nos permita avanzar en el compromiso de que cada cual proponga, defienda y, en su caso, acuerde el modelo de país, sus capacidades y estructura para una nueva etapa política. Es decir, concretar qué Euskadi queremos construir en este siglo XXI. De qué herramientas debemos dotarnos para gestionar por nosotros mismos el futuro. Cuáles serán los hitos democráticos que deberemos acordar para que esa nueva formulación política tenga legitimidad, encaje legal y garantías de respeto a nuestra soberanía. Nuestra opción no es una aventura. Es una determinación fiable. Queremos una Euskadi nación en Europa. Con voz propia. Con personalidad distintiva, rigurosa, comprometida. En nuestro programa electoral situamos en el año 2015 el momento en el que este intento inclusivo de pactar un nuevo estatus jurídico-político para Euskadi, pase su prueba final. La prueba de la voluntad de la ciudadanía. Esa es nuestra intención. Pero eso no significa que vayamos a equivocarnos por andar con prisas. Ni prisa ni pausa. Hacer las cosas bien. Eso es lo que queremos. Y para dar un salto adelante en el autogobierno debemos, con anterioridad, y de manera prioritaria, recuperarnos de la depresión económica que nos envuelve. Volver a la senda del crecimiento y de la creación de empleo. Y deberemos, igualmente, asentar la paz y la convivencia como punto de partida natural y genuino de la nueva sociedad vasca en construcción. Recuperar nuestra economía y construir una sociedad en paz, para luego decidir en libertad”.

Finalmente, Ortuzar ha querido ensalzar la labor que el lehendakari Iñigo Urkullu y su Gobierno han desarrollado en el último año. “En una situación de crisis económica y de reducción de disponibilidades presupuestarias, el Gobierno Vasco ha demostrado capacidad para mantener los servicios esenciales. Tenemos un Gobierno capaz. Los servicios de Sanidad, Educación y Protección Social se han garantizado.

El sistema vasco de bienestar funciona. En los momentos difíciles es cuando se tienen que demostrar principios y valores. El Gobierno está cumpliendo su ‘compromiso con las personas‘. No dejar a nadie atrás, ese es el alma de nuestro proyecto. El Gobierno cumple. Tenemos un Gobierno con prioridades, la reactivación económica y el empleo”, ha concluido el presidente del EBB.

COMPARTE