Ortuzar lanza un aviso al Gobierno de Sánchez: “Si hay tiempo para decretos-ley, hay tiempo para transferencias”

El presidente del Euzkadi Buru Batzar se reúne con los Grupos Vascos de Congreso y Senado para definir la estrategia jeltzale en el tramo final de la legislatura: “Moncloa debe acelerar en las transferencias”, advierte
27 Febrero | EBB

NOTA: Desde este boletín podrás obtener las imágenes de la reunión en alta resolución.

“Si hay tiempo para decretos-ley, hay tiempo para transferencias”. Esta frase concentra el mensaje que el presidente del Euzkadi Buru Batzar, Andoni Ortuzar, ha lanzado hoy en Madrid al Gobierno de Pedro Sánchez. “Hay que acelerar. Antes de las elecciones tenemos que tener completados de manera satisfactoria al menos los traspasos del primer bloque [en referencia a las siete transferencias cuya documentación acaba de remitir el Gobierno central al Vasco]. El trabajo está hecho. Son materias que hemos discutido en innumerables ocasiones. Es cuestión de voluntad política, las cuestiones técnicas están claras”, ha asegurado Ortuzar a los medios de comunicación frente al Congreso de los Diputados, minutos después de haber presidido una reunión con las y los integrantes de los Grupos Parlamentarios de EAJ-PNV en la propia Cámara Baja y en el Senado. Ortuzar, la secretaria del Euzkadi Buru Batzar, Mireia Zarate, y los electos jeltzales en Madrid han hecho balance de la legislatura que toca a su fin. Tres años que, en términos globales, arrojan un saldo muy satisfactorio para Euskadi, ya que en este tiempo se han alcanzado acuerdos históricos en los que la influencia jeltzale ha sido decisiva, como la actualización del Cupo, el impulso definitivo al Tren de Alta Velocidad, la rebaja de la tarifa eléctrica que paga buena parte de la industria vasca, el cierre de la central nuclear de Garoña, la subida generalizada de todas las pensiones o la aprobación, por primera vez, de un calendario para la transferencia de las competencias pendientes para el cumplimiento del Estatuto de Gernika. Un calendario en cuyo cumplimiento se va a implicar al máximo EAJ-PNV en lo que resta de legislatura y en la próxima. En el encuentro han participado, además de Ortuzar y Zarate, los diputados Aitor Esteban, Mikel Legarda, Idoia Sagastizabal, Joseba Agirretxea e Iñigo Barandiaran y los senadores María Eugenia Iparragirre, Nerea Ahedo, María Dolores Etxano, José María Cazalis y Victoriano Gallastegi.

Ortuzar ha denunciado “la poquísima información que tenemos de los planes del Gobierno para sacar unos decretos-ley de los que sabemos más por la prensa que por cauces oficiales”. Aun así, ha expresado la disposición jeltzale a “estudiarlas si se nos dan los textos en tiempo y forma”. Lo que no acaba de comprender el PNV es que “el Gobierno tiene muchas prisas en este tema pero está más rezagado en un ámbito que tiene mucha importancia, y más tras el acuerdo del Senado que impulsó el PP la pasada semana y que contó con el apoyo de Ciudadanos y UPN: el desarrollo estatutario y las transferencias pendientes para el cumplimiento del Estatuto de Gernika… y también transferencias pendientes para la Comunidad Foral de Navarra. Desde el acuerdo del Senado, esta es una cuestión que ha subido un peldaño en su relevancia política. Se habla mucho de que a la derecha española hay que hacerle frente en estas elecciones, pero yo creo que no hay que esperar a las elecciones. Lo mejor que podemos hacer para hacer frente a esa involución que algunos parecen querer es que haya normalidad institucional”. En este sentido, Ortuzar ha desvelado que EAJ-PNV ya ha hecho llegar “un mensaje al Gobierno español para que intensifique los trabajos de cara a completar el calendario del traspaso de competencias, con independencia de que estemos en un periodo electoral. Si hay tiempo para hacer decretos-ley, también hay tiempo para hacer traspasos”, ha concluido.

Ortuzar comprende que, “al querer hacer algunos campaña con el tema territorial, a alguien del Gobierno de Sánchez le haya entrado el miedo con el tema de las transferencias”. Pero cree que la respuesta a esa amenaza involucionista es la contraria al miedo. “Es al revés: hay que enviar señales de futuro a la sociedad, decirle que el diálogo da resultados y que hablando nos entendemos, y que ese diálogo se traduce en el cumplimiento de la ley y en una mejora de la asunción de la plurinacionalidad en el Estado de las autonomías. Y creo que ese es un buen mensaje para tratar de canalizar también el tema catalán”.

COMPARTE