Ortuzar insta a los partidos a aprovechar la nueva legislatura para culminar el final ordenado de la violencia y asentar la convivencia

El presidente del Euzkadi Buru Batzar ha participado en los cursos de verano que la Universidad Complutense celebra en El Escorial y ha recordado que la Agenda Vasca recoge tres ámbitos: Paz y Convivencia, Economía y Autogobierno.
Ortuzar insta a los partidos a aprovechar la nueva legislatura para culminar el final ordenado de la violencia y asentar la convivencia
05 Julio | EBB

El presidente del Euzkadi Buru Batzar de EAJ-PNV, Andoni Ortuzar, ha instado hoy a los partidos políticos a aprovechar la oportunidad que representa la próxima legislatura en Euskadi para “abrir un tiempo de diálogo en el que poder culminar el final ordenado de la violencia y la confirmación de una nueva etapa de convivencia”. Ortuzar ha abogado por que, pasadas las próximas elecciones autonómicas, “todas las fuerzas políticas vascas nos sentemos en una mesa para decidir cuál va a ser el foro y el formato de un diálogo que nos permita abordar, mediante el acuerdo, todas las cuestiones pendientes relativas a paz y convivencia”. Esta ha sido la principal conclusión de la intervención que ha tenido Ortuzar en el marco de los cursos organizados por la Universidad Complutense en El Escorial bajo el nombre ‘Propuestas de Futuro para la Convivencia en Euskadi sin ETA”. Ortuzar ha compartido mesa y debate con Alfonso Alonso, presidente del PP vasco y ministro de Sanidad en funciones; Julen Arzuaga, parlamentario de EH Bildu; Idoia Mendia, secretaria general del PSE-EE; y Nagua Alba, secretaria general de Podemos Euskadi.

El líder jeltzale ha aprovechado su participación en este foro para remarcar que el de la Paz y la Convivencia es un tema demasiado serio y demasiado importante como para que sea utilizado por algunos, de modo interesado, para agitar y condicionar el proceso de diálogo y negociación que se ha abierto en el Estado español tras las elecciones del 26 de junio. En este sentido, Ortuzar ha hechos suyas todas y cada una de las palabras pronunciadas ayer por el Lehendakari Urkullu en este mismo foro, y ha querido recordar a los profesionales de los medios de comunicación que la Agenda Vasca que EAJ-PNV pondrá sobre la mesa de cualquier hipotética negociación incluye tres ámbitos: la Paz y la Convivencia, por supuesto, pero también Agenda Vasca en lo económico (Concierto Económico, Cupo, inversiones, infraestructuras, política industrial…) y Agenda Vasca para el autogobierno vasco (cumplimiento íntegro del Estatuto de Gernika, respeto a las decisiones que adopten las instituciones vascas, Nuevo Estatus, etc.).

Ortuzar ha coincidido con el Lehendakari Urkullu en que, tras el anuncio del fin de ETA en septiembre de 2011, “la legislatura 2012-2016 ha estado marcada por un importante avance social en materia de normalización de la convivencia y por varios bloqueos en lo que al final ordenado del terrorismo se refiere. Un bloqueo en torno a tres nudos: desarme y desaparición definitiva de ETA; política penitenciaria y reinserción; y reflexión crítica sobre el pasado y consensos ético-políticos básicos”. “El Gobierno español y el Partido Popular han tenido un papel importante en algunos de estos bloqueos. No han querido saber nada sobre la posibilidad de facilitar el desarme ordenado de ETA y tampoco han querido saber nada sobre cambios en la política penitenciaria o de reinserción. A pesar de las apelaciones constantes del Lehendakari y del Gobierno Vasco, el Gobierno de Rajoy ha eludido la posibilidad de acordar nada sobre estas cuestiones con las instituciones vascas”. El líder jeltzale también ha censurado que, entre tanto, “ETA y su entorno político han entrado en un estado de parálisis desde 2013. Cabía esperar de su parte que siguieran dándose pasos unilaterales de cara al desarme o a desarrollar las vías legales en materia de beneficios penitenciarios o reinserción. También se esperaba que aportaran una reflexión crítica y significativa sobre lo que ha supuesto la violencia de ETA en el pasado. Por momentos pareció que estos pasos podían darse, e incluso, en distintos momentos y por distintas vías, llegaron a sugerirse de modo más o menos explícito. Sin embargo, las hojas del calendario de uno y otro año han ido cayendo y nada de esto ha ocurrido”.

En contraste con estos bloqueos, Ortuzar ha querido destacar que “en estos cuatro años el Gobierno Vasco ha tenido una herramienta importante que le ha permitido acompañar institucionalmente el progreso social hacia la normalidad de la normalización. Se trata del Plan de Paz y Convivencia, una herramienta cuya intensa gestión ha sustituido la falta de acción en otros ámbitos como el desarme, la política penitenciaria o la reflexión compartida sobre el pasado. El trabajo del Plan de Paz y Convivencia ha permitido eludir el costo social y político que hubiera tenido para todos —para la sociedad y para la política— la percepción de un estancamiento neto y sostenido durante cuatro años. Las iniciativas del Plan de Paz y Convivencia han generado progreso y movimiento efectivo hacia adelante. La sociedad ha podido percibir que avanzábamos, que no estábamos quietos”.

Ortuzar ha puesto el acento principal de su intervención “en nuestra responsabilidad como fuerzas políticas. Aparquemos, por un momento, lo que hayamos hecho o dejado de hacer unos u otros en estos cuatro años. Olvidemos también por un momento el ejercicio del reproche infinito. Desde el punto de vista de lo que nos compete a los partidos políticos, la constatación básica que cabe hacerse es que en los últimos cuatro años el principal déficit ha sido la falta de diálogo y acuerdo efectivo entre nosotros en esta materia de paz y convivencia”. Pero cree “llegado el momento de inaugurar una legislatura en la que los partidos políticos vascos vamos a ponernos en serio a dialogar y a trabar acuerdos en materia de paz y convivencia para pasar página como es debido. Me quiero situar en estas claves. Cada nueva legislatura significa un nuevo comienzo y una nueva oportunidad. Creo que debemos aprovechar la oportunidad que representa la nueva legislatura. Podemos abrir un tiempo de diálogo para culminar el final ordenado de la violencia y la confirmación de una nueva etapa de convivencia. Si somos capaces de constituir una ponencia parlamentaria sobre autogobierno en la que, con la participación de todos, podemos hablar de todo, ¿qué razón puede haber para que no seamos capaces de reabrir un foro para abordar las tareas pendientes que tenemos en el ámbito de la paz y la convivencia?”, se ha preguntado.

COMPARTE