Ortuzar: “El mayor problema de la política española se llama Ciudadanos: Rivera quiere ser el Macron español pero está haciendo las políticas de Berlusconi”

El presidente del EBB denuncia “el manoseo” y la “manipulación” que C's hace de la política vasca y lamenta la lectura “injusta” que se ha hecho en Madrid de los documentos aportados en la Ponencia de Autogobierno
Ortuzar: “El mayor problema de la política española se llama Ciudadanos: Rivera quiere ser el Macron español pero está haciendo las políticas de Berlusconi”
15 Febrero | EBB

Nota: Desde este boletín podrás obtener las imágenes de la entrevista

Ortuzar ha asegurado que “intentar hacer política a golpe de encuesta, según el titular que salga en los periódicos o que abran los informativos de las radios o televisiones, no es la mejor manera de construir un país y de darle estabilidad a la política. Es muy difícil de entender que alguien que llevó a la investidura a Mariano Rajoy, que pactó con él los Presupuestos, que se decía que en diciembre pasado tenían ya un acuerdo presupuestario cerrado... ahora, de repente, nos enteramos de que tienen congeladas las relaciones. ¿Qué ha pasado para que se haya congelado la relación? Pues que ha habido unas elecciones en Catalunya, que han salido unas encuestas y a alguien se le ha puesto los ojos como al tío Gilito, que en vez de dólares le han empezado a salir escaños y posibles alteraciones en el panorama, sorpassos, etc. Eso no es serio. Alguna vez he oído que el señor Rivera quiere ser el Macron español, pero a mí me da la sensación de que está haciendo las políticas de Berlusconi. Se parecen en el populismo atroz. Rivera es un político populista. Berlusconi sale de la utilización de los medios de comunicación, se aprovecha de una crisis de la política italiana también trufada por temas de corrupción, y construye sobre ese populismo un partido de aluvión... Rivera es lo mismo: quiere ser Macron pero aplica las técnicas de Berlusconi”.

Al presidente del EBB no le asusta la posibilidad de que Ciudadanos llegue a La Moncloa. “Nosotros este año vamos a hacer 100 años en el Congreso de los Diputados. Fíjese lo que hemos pasado en este tiempo: hemos sobrevivido a dos dictaduras, hemos tenido dos gobiernos republicanos, gobiernos monárquicos, hemos tenido gobiernos socialistas, del Partido Popular, gobiernos con mayorías absolutas, gobiernos con minorías necesitadas, hemos vivido el gran Felipe González, hemos vivido el duro Aznar... y aquí estamos. Nosotros somos un partido resistente cuando hace falta y sabríamos amoldarnos a una mayoría de Ciudadanos. El asunto es: para esa España que se nos llena la boca hablando de ella, que es plural, que tiene identidades compartidas pero plurales, que hay que construir entre todos, que hay que hacerla de manera participada...; gente tan talibán como esta, ¿es la mejor para dirigir un país así? Yo creo que no. Ciudadanos no existe en Euskadi, tendría que pensar también por qué sucede eso. En Euskadi somos una sociedad plural y abierta, y ahí Ciudadanos es cero. Algo querrá decir”.

Ortuzar ha lamentado la nefasta lectura que en Madrid se ha hecho de las propuestas que los partidos vascos han planteado en la Ponencia de Autogobierno. “Somos el único Estatuto que 40 años después no ha tenido una reforma, y además no ha sido desarrollado en su 100%. Desde hace cuatro años, en el Parlamento Vasco todas las fuerzas políticas vascas estamos trabajando, y ahora cada uno ha hecho las propuestas que ha creído oportuno hacer. Y todas las propuestas tienen un común denominador: parten de la aceptación de la legalidad actual, tanto para el procedimiento de modificación del Estatuto como para el desarrollo del futuro estatus jurídico político. En el caso de la propuesta del PNV, el anclaje que proponemos para la modificación del Estatuto son dos disposiciones: una de la Constitución, la Disposición Adicional Primera, que es la que reconoce, respeta y ampara los derechos históricos del País Vasco; y la otra es la Disposición Final del Estatuto de Autonomía de Gernika. Por lo tanto, yo a los críticos les recomendaría una segunda lectura. Creo que a algunos incluso una primera porque han hablado sin leerse el documento, pero a los que se lo han leído les recomendaría una segunda lectura con unas gafas con menos dioptrías, porque esas dioptrías están deformando, desfigurando, lo que nosotros proponemos. La propuesta que hemos hecho es realista, legal, pero que quiere también dar un salto cualitativo en el autogobierno vasco porque creemos que eso es lo que ahora demanda la mayor parte de la sociedad. A mí no me asusta el debate entre independentismo sí, soberanismo no..., pero ese no es hoy el debate de Euskadi. El debate hoy en Euskadi es una reforma del marco estatutario que solvente los problemas que hemos tenido estos cuarenta años, que nos dé otra relación con el Estado. No hay ni una sola de las propuestas, ni tan siquiera la de la Izquierda Abertzale, y esto creo que no ha sido puesto suficientemente en valor, que proponga romper en este momento el marco estatutario y constitucional. Y esto ocurre por primera vez en la historia del País Vasco, y se nos está demonizando. Pues no sé cómo tenemos que venir”. Ortuzar ha añadido que EAJ-PNV va a poner “todas las energías para que haya acuerdo, primero entre vascos, un acuerdo lo más plural y abierto posible, con el mayor apoyo, más si es posible que en el 79; y que luego podamos trasladar ese acuerdo también a las instituciones españolas, que podamos hacer un acuerdo en el Congreso de los Diputados que dé a luz un Nuevo Estatus para Euskadi y ojalá a un marco de convivencia para otros 40 años. Nosotros lo que queremos es el acuerdo, pero se nos tiene que poner una mínima pista de aterrizaje para que ese acuerdo sea posible”.

Preguntado por el futuro de los Presupuestos Generales del Estado de 2018, Ortuzar ha sido claro. “Nosotros somos un partido institucional y de gobierno, y a nosotros nos gusta tener presupuestos en Euskadi. Y lo que es bueno para nosotros tiene que ser bueno también para los demás. Si nosotros queremos que haya presupuestos y estabilidad política, es lógico que el Gobierno del Estado quiera lo mismo. El asunto es cómo se crean las condiciones para que eso sea posible”. Pero en este momento esas condiciones no se dan, ha añadido Ortuzar, por la actitud cicatera de Ciudadanos y por el mantenimiento del artículo 155 en Catalunya.” La aplicación del 155 es una situación anómala que nosotros vemos con profundo disgusto. Hoy he leído una entrevista a Marta Pascal en ‘La Vanguardia’ y creo que ya apunta a soluciones, a un camino de acuerdo. Ojalá que eso fructifique pronto y que podamos entre todos colaborar para que la intervención de la política catalana y de las instituciones catalanas sea pasado y puedan retomar su camino”.

COMPARTE