Izaskun Bilbao ratifica su compromiso con una Europa con mas ingresos propios y menos dependiente de los estados

La eurodiputada de EAJ PNV ha ratificado el compromiso de su formación política con unas instituciones europeas con más recursos propios que les otorguen más autonomía financiera respecto a las aportaciones de los estados miembros
Izaskun Bilbao ratifica su compromiso con una Europa con mas ingresos propios y menos  dependiente de los estados
14 Septiembre | Parlamento Europeo

El objetivo es que el presupuesto europeo alcance al menos el 2% del PIB comunitario. Los jeltzales consideran que este paso es imprescindible para que los estados piensen menos en lo que recuperarán sobre lo que aportan y más en las inversiones comunitarias que, allá donde se produzcan, beneficiarán a toda la Unión europea. 

El Parlamento Europeo debatió en un proyecto de decisión del Consejo Europeo sobre el sistema de recursos propios que permita tanto elevar la cuantía del presupuesto europeo como mejorar su estructura financiera. En la actualidad solo el 15% de los ingresos que lo financian provienen de tasas europeas. La “parte del león”, el 73% se obtiene mediante aportaciones de los estados miembros que contribuyen mediante un cálculo que relaciona la renta nacional bruta del estado en cuestión y la conjunta de la Unión Europea. La tercera fuente proviene de una pequeña parte del IVA que se recauda en los estados miembros. Por esta vía se completa el 12% restante.

La crisis generada por el COVID y la necesidad de lanzar y financiar un ambicioso proyecto de recuperación ha animado un debate que ralentizaban los estados miembros y que tiene tres objetivos de acuerdo con los que señala esta propuesta de decisión. El primero es “generar fuentes adicionales, preferiblemente «frescas» e independientes de ingresos para el presupuesto de la Unión, con el fin de facilitar la financiación de un marco financiero plurianual más ambicioso y con visión de futuro”. Además, se trata de “generar beneficios conjuntos de las políticas y valor añadido europeo en áreas como la contaminación medioambiental, la tarificación de las emisiones de carbono, el cierre de brechas fiscales, la armonización de la fiscalidad de las empresas y la captación de otras bases impositivas móviles”. Finalmente se pretende “atenuar el predominio de los recursos propios basados en las aportaciones de los estados aumentando así la autonomía de los ingresos del presupuesto de la UE y superando la percepción del presupuesto de la Unión como un sistema de transferencias fiscales”.

COMPARTE