El Gobierno Vasco manifiesta la necesidad de activar y colaborar en los diferentes niveles institucionales, y de la mano de las empresas, para hacer frente al alto coste de la energía

El portavoz del Gobierno Vasco y consejero de Cultura y Política Lingüística, Bingen Zupiria, ha comparecido en la rueda de prensa habitual tras el Consejo de Gobierno, junto con la consejera de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente, Arantxa Tapia
El Gobierno Vasco manifiesta la necesidad de activar y colaborar en los diferentes niveles institucionales, y de la mano de las empresas, para hacer frente al alto coste de la energía
13 Octubre | Gobierno Vasco

La consejera Arantxa Tapia ha aprovechado la ocasión para hacer una valoración y análisis sobre los costes energéticos. Así, ha explicado que la industria es dependiente de las condiciones de acceso a la energía, y la recuperación y el empleo se ven amenazados por el alza de precios. “Nuestras plantas de fabricación continuarán en funcionamiento dependiendo de cómo afrontemos este debate”, ha remarcado. En este sentido, ha mostrado la intención de proponer una estrategia energética que defienda la realidad industrial vasca, con actuaciones para reducir la demanda, aumentar la oferta y compensar la volatilidad del mercado, “un planteamiento de actuación conjunta que aporte estabilidad”.

Este informe que conjuga medidas técnicas de corto y de medio/largo plazo en los tres niveles de actuación, Europa, España y Euskadi, se trasladará tanto al Gobierno de España como a la Comisión Europea.

Ahora bien, la consejera de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente ha subrayado que no es intención del Gobierno Vasco ser meros observadores, ni se va a esconder tras el argumento de que la formación del precio de la energía compete a otros. Por ello, ha asegurado que desde Euskadi se aportará y contribuirá a diseñar un sistema más estable, más eficiente y sostenible; y se redoblará el compromiso por una estrategia energética a medio-largo plazo alineada con las recomendaciones y directrices europeas. Así, principalmente se trabajarán dos líneas de trabajo: la Eficiencia Energética y el impulso a las energías renovables; se actuará sobre la demanda, reduciéndola a base de mejorar la eficiencia energética, y se actuará sobre la oferta, potenciando la generación y almacenamiento de renovable.

 “Hay que actuar ya, y necesitamos activar y colaborar en los diferentes niveles institucionales, y de la mano de las empresas que forman parte de la demanda, y también de la oferta. Sin prejuicios ni demonizaciones, en clave constructiva y realista”, ha remarcado.

PLAN DE ECONOMÍA CIRCULAR Y BIOECONOMÍA 2024

Además, la consejera de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente, Arantxa Tapia, ha presentado el Plan de Economía Circular y Bioeconomía 2024 para impulsar la eficiencia en el consumo de materias primas, reducir los residuos y optimizar la producción limpia, aprobado hoy por el Consejo de Gobierno. Según ha explicado Tapia, se trata de un plan que por primera vez recoge el impulso a la bioeconomía a través de tecnologías innovadoras y apuesta por un nuevo modelo de producción y consumo para apoyar la transición de Euskadi hacia una economía más eficiente. Este plan prevé aumentar en un 30% la productividad material y reducir un 10% la tasa de generación de residuos y posiciona a Euskadi entre los líderes de la economía circular en Europa.

El presupuesto previsto para la implementación del Plan asciende a 31,9 millones de euros, con recursos propios, a los que ahora se suman 13 millones de euros adicionales procedentes de los fondos europeos Next Generation que serán empleados para acelerar las inversiones necesarias para garantizar el cumplimiento de los nuevos objetivos comunitarios en materia de gestión de residuos municipales y de envases y residuos de envases. Así, el próximo 21 de octubre se abrirá el plazo de un nuevo programa de ayudas a entidades locales y a empresas dotado con 13 millones de euros procedentes de los fondos NEXT, con los que se financiarán nuevos proyectos circulares y de gestión de residuos.

Fuente: Irekia

COMPARTE