Esteban y Hualde denuncian el chantaje al que UPN ha sometido al PP para que no prosperasen las inversiones que EAJ-PNV propuso para Navarra

El portavoz del Grupo Vasco en el Congreso ha desvelado en Pamplona-Iruña que UPN boicoteó y demoró el pacto para la actualización del Convenio Económico por una sola razón: “el compromiso se lo había arrancado el PNV al Gobierno de Rajoy”
29 Mayo | NBB

Aitor Esteban, portavoz del Grupo Vasco en el Congreso de los Diputados, y Unai Hualde, presidente del Napar Buru Batzar de EAJ-PNV, han denunciado hoy en Pamplona-Iruña el “chantaje” al que UPN ha sometido al Gobierno del Partido Popular durante la reciente negociación presupuestaria. Un “boicot” que tiene su origen en “la obsesión de UPN con EAJ-PNV” y que hace “que sus dirigentes prefieran sacrificar inversiones para la Ribera y para Navarra por el mero hecho de que quien las propone y las consigue es el PNV”. Esteban ha desvelado que UPN llegó a amenazar a Mariano Rajoy con retirarle su apoyo a todo el Presupuesto de 2018 si admitía las dos enmiendas que EAJ-PNV había presentado para Navarra: 1,5 millones de euros para la rehabilitación del casco antiguo de Tudela y 3 millones de euros para los trabajos pendientes en el dique de cola de Oroz Betelu y Nagore del embalse de Itoiz. “El Gobierno español cedió al chantaje de UPN y, ante la tesitura de ver peligrar el conjunto del Presupuesto, el PNV se vio obligado a retirarlas por un tremendo sentido de la responsabilidad. Pero detrás de esta decisión solo está el chantaje de UPN”, ha informado el portavoz jeltzale. Esteban y Hualde han ofrecido una rueda de prensa en la sede del Napar Buru Batzar, “cansados ya de tanta hipocresía de UPN”, para explicar “alto y claro” los intentos continuados de boicot por parte de UPN a las inversiones negociadas por el PNV para Navarra, que llegaron a poner en peligro y lograron aplazar el acuerdo para la renovación del Convenio Económico.

Frente al interés partidista de UPN, Hualde ha contrapuesto la responsabilidad de EAJ-PNV en el trámite presupuestario. “Durante toda la negociación, el Grupo Vasco en Madrid ha tenido muy presente los intereses generales de Navarra y el intento de obtener diversas inversiones para nuestra comunidad. El Grupo Vasco ha apoyado en todo momento cualquier inversión para Navarra, incluidas las presentadas por UPN. Javier Esparza decía el otro día que, en relación con estos Presupuestos, el PNV había hecho ‘lo que había que hacer’. Lo que hay que preguntarse es: Esparza y UPN, sus diputados en Madrid, ¿han hecho lo que más convenía a Navarra en estos Presupuestos y también en los anteriores? Nuestros cinco diputados no han puesto ni una sola pega para las enmiendas de UPN a los presupuestos, siempre que estas implicaran inversiones en Navarra”.

Esteban, perfecto conocedor de toda la negociación, ha denunciado la maniobra de UPN, que ha calificado de “ruin” y de la que han salido perjudicados “muchos y muchas navarras”. UPN llegó la pasada semana a amenazar al PP con tumbar todo el Presupuesto, incluida la sustancial mejora de las pensiones pero también sus propios acuerdos para Navarra, si Moncloa aceptaba cualquier enmienda de EAJ-PNV que favoreciera a la Comunidad Foral. Esa es la única y verdadera razón por la cual finalmente no prosperaron las dos enmiendas que EAJ-PNV había presentado. Lo ocurrido denota, en opinión de Esteban, “la obsesión de UPN con EAJ-PNV”. Una obsesión que hace que “sus dirigentes prefieran sacrificar inversiones para la Ribera y para Navarra por el mero hecho de que quien las propone y las consigue es el PNV. Frente a la bajeza con que actúa UPN, el PNV ha actuado con responsabilidad y pensando en el beneficio de toda la ciudadanía navarra. Como prueba, el hecho de que todas las enmiendas propuestas por UPN para Navarra, todas, fueron apoyadas por el Grupo Vasco. Y todas han salido adelante, todas, gracias al apoyo del PNV, porque lo importante para nosotros y nosotras es que haya inversiones buenas para Navarra, y no quién las proponga”, ha denunciado.

Esteban ha querido desvelar hoy un episodio que EAJ-PNV ha mantenido en silencio hasta la fecha “por responsabilidad” pero que hoy hace público al no peligrar ya el acuerdo y “hartos y hartas de tanta mentira y de tanto engaño”. “El año pasado, UPN intentó boicotear hasta el último minuto el acuerdo para la actualización de la aportación de Navarra a las arcas del Estado en el marco del la actualización del Convenio Económico con una mano, mientras con la otra se ocupaba de vender supuestos acuerdos vitales para el desarrollo futuro de Navarra en torno al TAP y el Canal de Navarra que, en realidad, estaban construidos sobre compromisos bastante huecos más orientados al marketing y a buscar la incomodidad del cuatripartito”.

Estando vivas las negociaciones para la actualización de la aportación del Convenio Económico con el Gobierno de Navarra, así como la actualización del Cupo del Concierto con el Gobierno Vasco, EAJ-PNV pactó el compromiso de que el Gobierno central pudiese cerrarlo en el marco del acuerdo presupuestario con el PNV. “Un acuerdo cuya autoría EAJ-PNV no reivindicó entonces por responsabilidad y por no poner en riesgo un acuerdo extraordinario para Navarra, sustentado en un trabajo técnico de la Hacienda Navarra liderada por el actual Gobierno sin precedentes. Frente a la seriedad jeltzale, el torpedeo de UPN fue el que motivó que, a diferencia del Cupo y del Concierto Económico vasco, que fue firmado en junio, el acuerdo del Convenio Económico navarro no pudiera cerrarse hasta diciembre”, ha denunciado el portavoz jeltzale.

Para acabar, Hualde ha querido compartir con la ciudadanía navarra “otro hecho revelador: UPN ha incluido en los PGE de 2018 enmiendas destinadas en exclusiva a la docena de municipios en cuya práctica totalidad gobierna”, lo que no deja de resultar un curioso indicador de por dónde van las inquietudes y las prioridades de una formación que, teóricamente, debería preocuparse por igual del conjunto del territorio foral. “Esta es también una gran diferencia entre UPN y PNV. Partidismo por encima de intereses generales. El PNV ha tratado de beneficiar a todos los navarros con la citada utilización del superávit de 2017 para inversiones y con dos proyectos concretos, uno para la zona de Itoiz y otro para Tudela, donde no tenemos alcaldes, ni siquiera concejales. Esto demuestra cuál es el concepto de Navarra que tiene cada uno y cuál es el nivel de compromiso de cada uno”, ha sentenciado Hualde.

 

COMPARTE