Egibar considera que la propuesta de EH Bildu constituye “un baño de realismo para su propia militancia”

Joseba Egibar, presidente del GBB y portavoz de EAJ-PNV en el Parlamento Vasco, no aprecia novedades políticas significativas en la propuesta que EH Bildu presentó el pasado fin de semana, salvo “el baño de realismo” al que somete a su militancia.
Egibar considera que la propuesta de EH Bildu constituye “un baño de realismo para su propia militancia”
27 Enero | EBB

En una entrevista concedida ayer al programa ‘Gabon’ de Onda vasca, Egibar aseguró que no cree que EAJ-PNV sea el principal interpelado por esta propuesta, sino que se trata más bien de un documento de consumo interno para la Izquierda Abertzale. “No creo que el PNV sea el destinatario. Pertenecemos al mismo pueblo y observamos con respeto esta propuesta, pero el destinatario directo es la propia Izquierda Abertzale y sus bases. El sábado, cuando conocí la propuesta, pensé: ‘Esto lo he visto yo antes, esto lo he leído yo antes’. Y así es. El 15 de septiembre de 2013, EH Bildu ya presentó, con cierta solemnidad, un documento llamado: ‘Vía vasca para la construcción compartida de nuestra casa’. Y si uno relee aquel documento y lo compara con el que se ha presentado el sábado bajo el título ‘La hora de la voluntad popular’, evidentemente hay una coherencia pero también una repetición de conceptos que tienen un destinatario, que es la propia militancia de la Izquierda Abertzale, a la que se somete a un baño de realismo. Baño de realismo no ya porque se reconozcan los tres ámbitos y las tres realidades jurídico-políticas que se dan en nuestro pueblo, sino también porque se subraya una gradualidad y una pedagogía en la política. Para una militancia que creía, hasta hace tres años y tres meses, que con una negociación bilateral ETA-Estado se iba a conseguir la independencia y el socialismo, en este momento hay un baño de realismo. La teórica novedad está en la ‘unilateralidad’ y la ‘desobediencia’. (La Izquierda Abertzale) Se pierde en una nebulosa muy típica de organizaciones que quieren imaginar el futuro próximo, diciendo que se va a construir una nueva realidad, cuando otras formaciones políticas, desde luego el PNV, apostamos por transformar la realidad con la señalización de objetivos tangibles y concretos que se puedan evaluar y conseguir en diferentes etapas. Yo invito a la gente que tenga tiempo a que coteje los dos textos y vea las diferencias: no hay mucho desarrollo que se diga”.

Según Egibar, EAJ-PNV y la Izquierda Abertzale “coincidimos en que la resolución del denominado ‘conflicto’ pasa por el reconocimiento del sujeto político ‘Pueblo Vasco’ y, por tanto, por el derecho a decidir. Y ese derecho a decidir, a los efectos reales y políticos, ni el PNV lo va a poder desarrollar sin la Izquierda Abertzale, ni la Izquierda Abertzale lo va a poder desarrollar sin el PNV. “Pero en el acuerdo del ejercicio de ese derecho a decidir pueden y deben participar otras sensibilidades presentes en nuestro pueblo, sensibilidades que no son de obediencia nacionalista o abertzale pero que están presentes y que son tan vascas como nosotros”.

A Egibar le preguntaron por la declaración que ayer suscribió el EBB con motivo del 150 aniversario del nacimiento de Sabino Arana, en la que la formación jeltzale consideraba “necesario abordar cuanto antes la superación de todas las consecuencias del conflicto padecido –desmilitarización de la organización armada, el reconocimiento del daño injusto causado, la resocialización de los presos y el fin reconocible de ETA– para poder abordar después, con garantías, un nuevo pacto nacional entre vascos que nos permita dar un salto en nuestro estatus político y en la recuperación de la soberanía originaria de nuestro Pueblo”. El presidente del GBB respondió que “la Izquierda Abertzale ha dado un paso con su renuncia definitiva de la estrategia político-militar, y en esa renuncia le está perjudicando, al conjunto de la sociedad vasca pero también a la Izquierda Abertzale, el hecho de que ETA no dé los pasos siguientes al abandono definitivo de la estrategia violenta. Si has dejado las armas, ¿para qué las tienes? Procédase con el protocolo correspondiente. Y si ni el Estado español ni el francés se prestan, habrá que proceder, con el procedimiento que se entienda oportuno, al decomiso de las armas y a un proceso de disolución de la organización armada. Nuestra exigencia no es solo por una seguridad a futuro en los planteamientos que podamos acordar con la Izquierda Abertzale, sino también para saber que se ha terminado una época que, no olvidemos, va a tener todavía sus consecuencias, que son las víctimas y los presos. Pero la estrategia político-militar tiene que ser ya pasado. A partir de ahí, lo que haya que convenir políticamente que se ponga encima de la mesa, y discútanse ideas o proyectos respecto al derecho a decidir, respecto a Navarra o respecto a los territorios de Iparralde”.

COMPARTE