EAJ-PNV propone medidas para mejorar la conciliación laboral y familiar en la Cámara Alta

El Grupo Vasco ha solicitado a la Mesa del Senado que establezca una hora límite para finalizar los Plenos, aplazándolos al día siguiente. Esta medida serviría, además, para mejorar la calidad del debate al no prolongarlos durante tiempo excesivo.
EAJ-PNV propone medidas para mejorar la conciliación laboral y familiar en la Cámara Alta
22 Marzo | Senado

El Grupo Parlamentario Vasco EAJ-PNV ha propuesto a la Mesa del Senado que tome medidas que faciliten la conciliación laboral y familiar de senadores y senadoras, así como de la totalidad de la plantilla que ejerce su labor en la Cámara. La Secretaria Cuarta de la Mesa, María Eugenia Iparragirre, ha trasladado esta solicitud al estimar que no fijar un horario de conclusión de los Plenos afecta a las previsiones de representantes políticos y personal asistente, además de que repercute negativamente en la calidad del debate.

El Pleno que abrió la undécima legislatura, el día 15 de marzo, concluyó a las 00:35 horas, por lo que la Junta de Portavoces de hoy ha aprobado que, en adelante, los Plenos acabarán cuando termine de tratarse el tema que se esté debatiendo a las 21:00 horas. Pese a ello, la senadora jeltzale quiere ir más allá y fijar un horario de conclusión. “Legislamos para facilitar la conciliación laboral y familiar, pero después no somos coherentes con ello en nuestra labor, afectando además, colateralmente, a los empleados de la Cámara”.

Para EAJ-PNV, lo mismo que se establece un horario de inicio para los Plenos, hay que fijar un horario de conclusión, y si no concluye el debate, aplazarlo a una jornada posterior. “Se procura no prolongar el número de días que duran los Plenos y, a veces, damos la impresión de que estamos ansiosos de marcharnos a casa, pero nuestro trabajo está aquí”, ha opinado Iparragirre.

La Secretaria Cuarta ha añadido, además, que prolongar las reuniones durante excesivo tiempo repercute negativamente en la calidad del debate. “Dudo que tengamos la plena capacidad de defender o de seguir los temas con rigor a partir de cierto tiempo; en nuestra opinión, también habría que parar para comer”, ha apuntado.

María Eugenia Iparragirre ha querido dejar claro que la propuesta del Grupo Vasco no trata de limitar los tiempos de participación.  “Esa no es la cuestión. A los temas hay que darles la atención que se merecen; el tiempo necesario para debatirlos. De hecho, lo habitual es que no se agoten los tiempos asignados. Debemos cumplir nuestra labor y no limitar el debate con el objetivo de irnos antes a casa”.

 

COMPARTE