Andoni Ortuzar sobre Susana Díaz: “Pura ignorancia o mala voluntad política”

El presidente del EBB de EAJ-PNV, Andoni Ortuzar, ha publicado en su página de Facebook una nota en la que resume la entrevista que ha concedido esta mañana a Radiocable.
Andoni Ortuzar sobre Susana Díaz: “Pura ignorancia o mala voluntad política”
06 Octubre | EBB

En la mencionada entrevista Ortuzar ha respondido a las declaraciones de la presidenta de Andalucía y secretaria general del Partido Socialista de Andalucía, Susana Díaz, explicando lo que es el Concierto Económico y el Cupo, lo que Euskadi paga al Estado, los impuestos que pagan los vascos y las vascas, así como la solidaridad que demuestran. Andoni Ortuzar también ha departido sobre la situación política en Euskadi y en Catalunya, y ha explicado el concepto de ‘Nación Foral‘.
Adjuntamos el post de la página de Facebook de Andoni Ortuzar donde, además, está disponible el enlace al audio de la entrevista completa.

Susana Díaz: pura ignorancia o mala voluntad política

Esta mañana he mantenido una interesante charla con Fernando Berlín, director del programa ‘La Cafetera’, de radiocable.com. Hemos hablado de varios temas: el encaje de Euskadi y de Catalunya en el Estado español, la necesidad de una reforma constitucional… y, por supuesto, de los repetidos ataques que diferentes cargos políticos (últimamente parece ser que toca a los del PSOE) vienen vertiendo contra el Concierto Económico, contra el Cupo y, en definitiva, contra la solidaridad y generosidad de decenas de miles de vascos y vascas. Me ha preguntado Berlín por las declaraciones de Susana Díaz, quien ayer dijo, literalmente, que Euskadi “está recibiendo más fondos de los que están recibiendo otras Comunidades Autónomas para la prestación de los servicios públicos”. ¿Qué he respondido? Lógicamente, lo que pienso. Que estas declaraciones pueden deberse a dos motivos, pero ninguna de las hipótesis es buena: o lo de Susana Díaz es pura ignorancia y no conoce el Concierto Económico, que sería grave teniendo la alta responsabilidad que tiene, o lo suyo es mala voluntad política. Y he aprovechado la oportunidad para tratar de explicar a los oyentes de ‘La Cafetera’ que, contra el falso mito de que Euskadi es un territorio privilegiado en materia fiscal, los vascos no recibimos un solo duro de Madrid, sino que es al contrario: somos los vascos los que pagamos al Estado. Y pagamos con independencia de lo que los vascos seamos capaces de recaudar en Euskadi, sea mucho o poco. Tenemos que pagar una cantidad fija, considerable, por el mantenimiento de los servicios que el Estado presta en Euskadi (algunos, por cierto, deberíamos prestar los propios vascos si se cumpliera el Estatuto de Gernika). Pero también pagamos, por ejemplo, el sueldo del Rey, el gasto del Ministerio de Asuntos Exteriores, el Ejército español, los Fondos de Solidaridad… Euskadi paga cada año a España, religiosamente, una cantidad fija, que es el 6,24% de todas las cargas del Estado, cuando apenas somos el 4,7% de la población del Estado y cuando nuestro PIB es el 6,07% del PIB del Estado. Dicho de otro modo, somos mucho menos de lo que pagamos. Por lo tanto, la señora Susana Díaz tiene un doble problema en el fondo, ya sea de desconocimiento o de mala fe, pero también en la forma. Euskadi es en este momento contribuyente neto a las arcas del Estado, más allá de lo que le correspondería por población, pero eso es lo que nosotros consideramos nuestra aportación solidaria al sostenimiento del Estado y de zonas menos desarrolladas.

Es muy malo volver a la guerra de buenos y malos, de ricos y pobres, porque eso solo puede llevar a que los demás pongamos el dedo en la llaga en otras cosas: la presión fiscal que hay en Euskadi es intensa; nosotros pagamos más impuestos que en el resto del Estado español; nosotros tenemos una eficacia recaudatoria muy superior; el índice de elusión fiscal también es muchísimo más bajo... Y todo ello es posible gracias al esfuerzo de todos los vascos. Nadie nos ha dado nada a los vascos. Ni un euro.

Berlín me ha preguntado también por las diferencias en la situación política en Euskadi y Catalunya. Le he respondido que, posiblemente, Euskadi y Catalunya compartamos un destino final como naciones, pero nuestro punto de partida es diferente, y eso nos lleva a recorrer caminos diferentes. En 1978, los catalanes aprobaron la Constitución Española, y además con el mayor apoyo registrado en el conjunto del Estado, mientras que los vascos no la aprobamos. Aun así, la Constitución Española ampara en su Disposición Adicional Primera los Derechos Históricos vascos, nuestros antiguos fueros, y de ahí deriva que nosotros tengamos un Concierto Económico que los catalanes no tienen. Esos serían nuestros aspectos ‘a favor’, pero también tenemos cosas que juegan en ‘nuestra contra’. En Euskadi hemos vivido 50 años de terrorismo que han dejado una herida muy abierta en nuestra sociedad. Y, además, tenemos un problema de territorialidad, y no hay más que ver cómo han sido nuestras relaciones con Navarra hasta hace unos pocos meses. Por eso, cada uno tenemos que seguir nuestro camino. Por el hecho de que en Catalunya haya un movimiento que vemos con comprensión y con simpatía, en Euskadi no tenemos que replicarlo miméticamente. Euskadi tendrá su momento. Tenemos primero que sanar las heridas de la violencia, tenemos que salir de la crisis, tenemos que alcanzar primero un acuerdo interno entre los vascos… La música puede sonar parecida, pero la letra es diferente en Euskadi y en Catalunya.

En este punto, el periodista me ha preguntado si la aspiración de la independencia está sobre la mesa del PNV. Le he respondido que el PNV nació hace 120 años para lograr el Estado vasco, y por tanto el reconocimiento de Euskadi como nación es para nosotros insoslayable y está siempre presente, pero creemos que es un objetivo gradual, que hay que adaptarlo en cada momento a los requerimientos de la sociedad vasca. Hoy la sociedad vasca está muy focalizada en superar la crisis, en superar los efectos de la violencia y también en avanzar hacia el autogobierno. Este último reto nosotros lo hemos canalizado a través de una Ponencia de Autogobierno en el seno del Parlamento Vasco, en la que cada partido vamos a decir cuáles son nuestras aspiraciones en el corto y medio plazo, pero también en el futuro.

También ha salido a colación la ‘Nación Foral’. Es un término que compendia muy bien el espíritu de lo que defendemos. El término ‘Nación’ recoge el hecho de que los vascos somos una nación diferenciada en Europa, con una cultura, una lengua, etc., y por lo tanto necesitamos el reconocimiento de esa nacionalidad y de los derechos políticos que conlleva ser una nación. Pero, al mismo tiempo, reconocemos que esa nación proviene de un hecho foral que ha tenido siglos de historia, siglos de pacto entre los territorios forales y la Corona, y esa apelación al término ‘Foral’ sería nuestra voluntad de acuerdo. Nosotros estamos dispuestos a pactar siempre que haya un reconocimiento de nuestro hecho nacional, siempre que se reconozca que Euskadi es una nación. Lo malo sería que alguien dijera que no se nos reconoce nuestro hecho nacional, porque eso sí quebraría nuestra voluntad de pacto. Por eso mismo, a día de hoy estamos bastante incómodos en este Estado de las Autonomías, que nació para dar solución al problema nacional de Euskadi y Catalunya, también al de Galiza, pero lo que hizo fue extenderse a otros sitios del Estado español que no tenían vocación autonomista, y ese Estado de las Autonomías se ha revelado ahora un problema para ellas y para nosotros.

http://www.spreaker.com/user/radiocable/andoniortuzarenlacafetera

COMPARTE