Next Euskadi

Sala de Prensa

Noticias

25/12/2015

Aitor Esteban ve “decepcionante” el discurso de Felipe VI: “En lugar de proponer un juego abierto acorde al nuevo tiempo, llamó al ‘catenaccio‘ constitucional”

El portavoz de EAJ-PNV en el Congreso de los Diputados lamenta la falta de coraje político del monarca y su elogio de la españolidad

rss Ezagutzera eman

DESCARGAR IMAGEN

DESCARGAR VÍDEO

COMPARTIR VÍDEO

“Decepcionante en el fondo y en la forma”. Así ha definido hoy el portavoz de EAJ-PNV en el Congreso de los Diputados, Aitor Esteban, el discurso de navidad que ayer pronunció Felipe VI. Una alocución con una puesta en escena “digna de un publirreportaje de revista de corazón”, según ha afirmado. “Es curioso que se eligiera el Palacio Real por ser ‘un lugar abierto a todos los españoles’ y ‘para comprender el pasado de España’. Nosotros nos preguntamos si el Rey comprende cuál es el pasado del Estado español y la historia de los pueblos y naciones que hoy forman parte del Estado español”. En ese sentido, Esteban ha lamentado que Felipe VI cimentara su discurso en “tópicos redundantes como ‘gran nación’, ‘lengua común’, ‘ser y sentirse español’, sin darse cuenta de que hay ciudadanos en algunos lugares del Estado que no tienen ningún apego a ese sentimiento de españolidad”.

Esteban ha censurado el ejercicio de escapismo político de Felipe VI. “Habló de ‘un gran Estado’, pero no habló de un Estado que está en crisis constitucional, en crisis económica, en crisis de comportamientos en lo político y en lo público”. Lejos de afrontar la realidad, “hubo un momento en el que, si se unen las expresiones que utilizó, el Rey lanzó un mensaje alarmista, como si fuera a acabarse el Estado: ‘Fortaleceremos nuestra cohesión nacional’; ‘lo que nos debe importar a todos es España’; ‘confianza en la continuidad de España’…”. Esteban considera que, con este mensaje, “estaba lanzando un llamamiento al ‘catenaccio’ constitucional. En un momento en el que distintas formaciones hablan de reforma constitucional; con el problema catalán y el problema nacional vasco sobre la mesa; y con un escenario diferente tras las elecciones; el Rey tenía que haberse tomado esta situación como una oportunidad, pero dio la sensación de que se la toma como una amenaza, de ahí su llamada al ‘catenaccio’”. Esteban ha explicado que el ‘catenaccio’ es una táctica futbolística ideada en Italia que llama a la defensa por la defensa, mantener la portería a cero por encima de todo, a apostar por que el marcador se mantenga inalterable. “Una táctica que niega la innovación cuando las elecciones han dejado un panorama político abierto en el que es posible, si hay voluntad, abordar retos hasta ahora apartados en una esquina. El mensaje que se lanzó es el de hacer una defensa extrema de lo que ya tenemos. ‘No vamos a jugar, no vamos a arriesgar’. Nosotros creemos que es el momento de hacer un juego bonito, un juego más brasileño, porque quizás de esa manera podemos afrontar y solucionar temas. Si realmente al Rey le preocupa la continuidad del Estado, encerrarse en la defensa no lleva a ninguna parte. Tomémonos el resultado de las elecciones como una oportunidad, y no como una amenaza”.

A Esteban le han preguntado si la frase en la que Felipe VI aboga por “adecuar nuestro progreso político a la realidad de la sociedad española de hoy” no es una llamada a una reforma constitucional. “Aislada en ese contexto de ‘catenaccio’ no sabemos exactamente qué quería decir. ¿A qué se refiere? Porque el resto de los mensajes fueron bien claros: los mismos tópicos de siempre, las alarmas, ‘la cohesión nacional’, ‘la Ley’, ‘la lengua común’… De 1.686 palabras, dos en euskera. No sé qué quería decir el Rey con eso: si era algo nuevo o la frase manida de siempre. Si quería decir algo, desde luego no quedó claro”. Tampoco fue nada preciso Felipe VI al abordar la situación que se vive en Catalunya. “A Catalunya no tuvo el coraje de mencionarla por su nombre. Habló de que ‘no se puede imponer la voluntad de unos sobre otros’, pero no habló de ‘vamos a resolver esto con diálogo’. Al contrario, se refirió a la Ley y a la Constitución, a la inamovilidad de esos textos”.

Por todo ello, Esteban considera que Felipe VI “no transmitió visión ni esperanza de futuro, sino que se refugió en lugares comunes de una manera más insistente, incluso, que a lo que nos tenían acostumbrados los discursos de su padre

Next Euskadi
Aberri Eguna 2018

  Agenda

25/05/2018 08:30

José Antonio Suso

   Radio Vitoria (104.1 FM) 

25/05/2018 08:30

Itxaso Atutxa

   Bizkaia Irratia 

YouTube

Twitter

Facebook

Flickr

Videoblog de Andoni

Entrevistas - Gure Burukideak
Programa para las ELECCIONES AL PARLAMENTO VASCO 2016