EAJ-PNV defiende el tributo temporal al sector energético y a la banca, aunque disiente de varias medidas de la proposición de ley

Luke Uribe-Etxebarria denuncia que ha tomado la forma de prestaciones patrimoniales, cuando se trata de impuestos, lo que “constituye un contrafuero que rechazamos”
EAJ-PNV defiende el tributo temporal al sector energético y a la banca, aunque disiente de varias medidas de la proposición de ley
21
Diciembre
2022
Noticia
COMPARTE
21 Diciembre 2022 | Noticia

EAJ-PNV ha defendido la necesidad de establecer un tributo temporal y extraordinario al sector energético y a la banca, aunque ha mostrado su disconformidad con algunas de las medidas de la proposición de ley que ha sido aprobada hoy en el Senado. Luke Uribe-Etxebarria ha evidenciado la “obligación de paliar el grave desequilibrio” que se está produciendo con un drástico encarecimiento de la electricidad que “está provocando un doble efecto contrapuesto: por un lado, afecta muy negativamente a los hogares, a las pequeñas y medianas empresas y a la industria de la UE en general, y por otro, está beneficiando de manera insólita a empresas del sector energético”.

El senador jeltzale ha considerado procedente aplicar esta medida a las empresas de los citados sectores de manera que contribuyan con una parte justa en estos tiempos de extraordinaria crisis energética provocada por la utilización del suministro como arma por parte de Rusia. Uribe-Etxebarria ha defendido esta decisión tanto desde la perspectiva de la justicia social, un principio esencial desde el nacimiento de EAJ-PNV, como de instrumento de competitividad. “El desarrollo humano sostenible depende de la adecuada y equilibrada conjugación, permanente y de forma circular, de los principios de creación de riqueza, predistribución y redistribución. Si no se crea riqueza es difícil que exista una fiscalidad progresiva y, sobre todo, suficiente para aplicar una redistribución digna que, a su vez, estimule la creación de riqueza. No pueden ser conceptos opuestos; deben fortalecerse mutuamente”.

El Grupo Vasco, sin embargo, se ha abstenido en la votación de la proposición de ley, principalmente porque el tributo ha tomado la forma de prestaciones patrimoniales, cuando en realidad se trata de impuestos. “Constituye un contrafuero, que nosotros rechazamos”, ha indicado Uribe-Etxebarria. “Eludir hablar de impuestos trastoca seriamente y va en contra de la letra y del espíritu del Concierto Económico y del Convenio Económico navarro; a pesar de que sea un gravamen temporal: es un parche. Evidentemente, si se pretendiera extender en el tiempo, nuestra oposición sería rotunda”.

Asimismo, el representante jeltzale ha lamentado que no se hayan admitido las cuatro enmiendas del Grupo Vasco. Así, ha considerado un “grave error” que el gravamen se aplique sobre beneficios extraordinarios y no sobre la facturación o sobre la cifra negocios, y ha pedido tener en cuenta a los grupos empresariales que combinan actividades energéticas con otras ajenas al sector, a quienes el tributo se calcularía sobre el beneficio consolidado de todo el grupo. Además, ha reclamado que las empresas puedan deducir de la tasa las inversiones en materia de desarrollo de las tecnologías verdes para no obstaculizar que destinen parte de sus beneficios a financiar planes de inversión para medidas de transición energética; y ha propuesto que en la base imponible para calcular el gravamen no tenga en cuenta los peajes y cánones que las industrias energéticas pagan a la Administración, dado que ésta les obliga a facturarlas y recaudarlas, aunque no son propiamente ingresos para las empresas.

COMPARTE

TE PUEDE INTERESAR