A iniciativa de EAJ-PNV, el Senado aprueba reclamar medidas para atenuar el impacto de los precios energéticos en la industria

Mertxe Garmendia defiende proteger a los particulares, sobre todo vulnerables, pero también a las empresas. “Son imprescindibles si queremos garantizar el empleo y el crecimiento económico”
10
Noviembre
Senado
COMPARTE
10 Noviembre | Senado

Impulsado por el Grupo Parlamentario Vasco, la Comisión de Industria del Senado ha aprobado hoy reclamar al Gobierno central varias medidas encaminadas a atenuar el impacto de los elevados precios energéticos en la industria. La propuesta verbalizada por Mertxe Garmendia ha recibido el apoyo de todos los Grupos, salvo el PSOE que “ha rechazado flexibilizar el coste energético a la industria, impidiendo que medidas coyunturales se conviertan en estructurales”, ha lamentado Garmendia.

EAJ-PNV ha posibilitado, así, reclamar al Gobierno español que mantenga sin el límite temporal del 31 de diciembre de 2023 la flexibilización en los contratos de suministros de electricidad vigente, haciéndola también extensiva a los contratos de gas natural; dar libertad para que el sector industrial conectado en alta tensión pueda contratar la potencia que precise en cada periodo tarifario, garantizándose la viabilidad para la red eléctrica de los cambios requeridos en el plazo solicitado por la empresa; mantener el precio del término de energía reactiva capacitiva para el periodo 6 y con un factor de potencia superior a 0,98, en 0,0euros kVArh (Kilo voltio- amperio reactivo hora), al menos transitoriamente, con un periodo de adaptación de 4 años sin penalizaciones para las empresas, dada la necesidad de disponer de equipos diseñados a medida y deber realizar las inversiones necesarias de cara a cumplir con los requisitos establecidos; y establecer cuantos mecanismos de ayuda sean necesarios para facilitar por parte de las empresas el establecimiento de los equipos de compensación necesarios para la reducción de producción de potencia reactiva capacitiva. Las ayudas señaladas anteriormente quedarán vinculadas a la presentación por parte de las empresas que no alcancen un factor de potencia 0.98 capacitiva de un plan que contemple el establecimiento de los equipos de compensación dinámicos necesarios para la mejora de sus factores de potencia actuales.

“Hay que proteger a los particulares, sin duda, y a los vulnerables con más motivo, pero también a las empresas, porque son imprescindibles si queremos garantizar el empleo y el crecimiento económico”, ha reivindicado la senadora de EAJ-PNV. “No puede haber limitaciones temporales que frenen la competitividad de las empresas y de la industria y, por supuesto, no podemos permitirnos que amenacen su viabilidad”.

COMPARTE

TE PUEDE INTERESAR