“Venimos a revivir Igorre”, asegura Olatz Urkiza Atutxa, candidata a alcaldesa por EAJ-PNV

La candidata a recuperar la Alcaldía agradece el apoyo que “me han mostrado tanto en la propia Organización Municipal como en la calle, me reconforta y me reafirma cada día más en que la decisión tomada es la correcta”
“Venimos a revivir Igorre”, asegura Olatz Urkiza Atutxa, candidata a alcaldesa por EAJ-PNV
06
Noviembre
2022
IGORRE
COMPARTE
06 Noviembre 2022 | IGORRE

Olatz Urkiza Atutxa (Igorre, 1977) es la mujer que optará a recuperar la Alcaldía de Igorre para EAJ-PNV en las próximas elecciones municipales del mes de mayo y lo tiene muy claro: “Venimos a revivir Igorre” y “lo haremos desde el trabajo en equipo y el diálogo”. Mujer de arraigados principios sociales, se siente muy ilusionada, pero no obvia que el reto es enorme. “La responsabilidad es inmensa”, reconoce, pero “el apoyo que me han mostrado tanto en la propia Organización Municipal como en la calle, me reconforta y me reafirma cada día más en que la decisión tomada es la correcta”.

Urkiza, quien fuera concejala durante las legislaturas de (2007-2011 y 2011-2015), lamenta la deriva en la que Igorre lleva años inmersa. “La falta de liderazgo del equipo de gobierno de EH Bildu es evidente, no solo en lo que respecta a Igorre como pueblo, sino dentro del propio Ayuntamiento también. No han trabajado todo lo que las y los igorreztarras se merecen y necesitan, y eso ha llevado a un desgobierno y a un inmovilismo irrebatibles”, critica. “No han hecho prácticamente nada de lo que vendieron a bombo y platillo; los barrios están desatendidos; no hay oferta cultural ni para la juventud ni para las personas mayores; incluso el mantenimiento básico de nuestras calles deja mucho que desear…”, señala, “la mayor parte de las mejoras que hemos tenido en Igorre en los últimos años nos llegan de otras instituciones, como la Mancomunidad o la Diputación”.

En cualquier caso, la candidata a la Alcaldía es positiva y cree que la ciudadanía sabrá valorar lo que ha hecho el grupo municipal de EAJ-PNV aún estando en la oposición. “Estando en la otra bancada ha sido imposible presentar proyectos de envergadura, pero tenemos un grupo municipal que trabaja mucho y muy bien; sin broncas y propositivo, pero en el Ayuntamiento reina la política del ‘no’ y nada sale adelante. No se valora el bien común, solo prima la postura del equipo de gobierno que siempre está en el no”, explica. “Necesitamos poner en marcha el Ayuntamiento otra vez. En los años que EH Bildu lleva en el Consistorio ha conseguido desunir y debemos ser capaces de volver a unir a las y los trabajadores, por el bien del funcionamiento interno pero, sobre todo, por el bien de Igorre. Debemos volver a ilusionar a esas personas y crear un grupo de trabajo en el que compartamos las líneas de trabajo. Solo así podremos garantizar el mejor futuro para nuestro municipio”, asegura. Primero, “haremos cosas pequeñas”, pero si las personas que trabajan en ese grupo “lo hacen en un buen ambiente, se sienten escuchadas y valoradas, todo será para bien”; “la cuestión es que compartamos un objetivo común: Igorre”.

En este sentido, la candidata entiende que esas “cosas pequeñas” podrían ser el mantenimiento y limpieza del municipio, y, sobre todo, los barrios. “Parece que la vida en Igorre se hace únicamente en el centro, pero tenemos muchos barrios en los que hay que mejorar la accesibilidad, rehabilitar infraestructura, cambiar mobiliario urbano o renovar las luminarias, entre otras cuestiones”, prioriza. Asimismo, también destaca que, en esa labor de “resucitar Igorre” se impulsará la mejora del industrialdea y se propondrá una agenda cultural para todas las edades, sin olvidar el ámbito del transporte público.

Olatz Urkiza, casada y ama de tres preadolescentes, nació en Igorre y pasó su infancia en el barrio de Garbe. Estudió en el instituto de Igorre y, con 18 años, se fue a Reino Unido, donde cursó estudios de Inglés e Informática. Seis años después, la nostalgia hizo mella en ella, y volvió a su municipio natal, Igorre, donde reside desde entonces, ahora en el barrio de Mikele. Trabaja en una consultoría y es voluntaria en varias causas locales. Por una parte, “colabora en la iglesia; soy laica y ayudo en la parroquia tanto como monitora como en las misas sin cura”. Asimismo, “en Igorre tenemos una asociación que ayuda a las familias a gestionar y pagar los funerales de sus allegados, soy su secretaria y les ayuda con la parte administrativa”. A todo esto hay que sumar que es miembro de la Junta Municipal de EAJ-PNV en Igorre.

El tiempo libre que le queda le gusta disfrutarlo en familia, “ese tiempo de calidad que tanto se añora cuando estamos inmersas en la rutina; lo disfruto mucho”, asegura. Y también disfruta, “y mucho” de las fiestas y la feria de Garbe “creada por un grupo de vecinos, entre ellos su aita” y que este año ha celebrado su 42 edición.

COMPARTE

TE PUEDE INTERESAR