EAJ-PNV destaca la ampliación de derechos que la Ley de Libertad Sexual ofrece a las víctimas

El Grupo Vasco apoya la ley en el Senado y pone en valor los protocolos establecidos por el Gobierno Vasco en contra de las violencias sexuales
19
Julio
Senado
COMPARTE
19 Julio | Senado

El Grupo Parlamentario Vasco ha dado su apoyo al Proyecto de Ley Orgánica de garantía integral de la Libertad Sexual, que ha superado hoy su trámite en el Senado y que deberá ser refrendada en el Congreso al haberse incorporado una enmienda. La senadora María Dolores Etxano ha destacado el objetivo del texto legislativo de “garantizar una respuesta adecuada, integral y coordinada que proporcione atención, protección, justicia y reparación a las víctimas”, un camino que también se ha dado en Euskadi con la aprobación en marzo de la modificación de la  Ley para la Igualdad de Mujeres y Hombres y vidas libres de violencia, con un refuerzo de los recursos y la ampliación del sistema de atención a las víctimas de todas las formas de violencia machista contra las mujeres.

Etxano ha advertido que, aunque el foco de la información se ha situado en la modificación del Código Penal, llegándose a bautizar como la ley del ‘Sólo sí es sí’, esta no solo aborda el aspecto punitivo. “Resulta obvio decir que el Código Penal no tiene la capacidad de resolver problemas sociales, si las modificaciones que se le hagan no se acompañan con el despliegue real del resto de políticas. Esta ley obedece a una profunda pretensión de ampliar el marco normativo para acometer el abordaje de las violencias sexuales, el impulso de acciones para eliminar los estereotipos de género que la sustentan, la puesta en marcha de recursos asistenciales adecuados para las víctimas y posibilitar el desarrollo de políticas públicas eficaces”.

De esta manera, además de considerar acertada la modificación del artículo 178 del Código Penal, poniendo el consentimiento de la mujer en el centro, de manera que todo acto sin consentimiento será considerado agresión sexual, también se aborda la desaparición de la distinción jurídico-penal entre abuso y agresión sexual que  “neutraliza el problema simbólico que acababa por negar el delito de agresión en casos de abuso, confundiendo a la opinión pública sobre la gravedad y trascendencia del reproche penal”. Esta medida va en la línea de lo establecido en el Convenio de Estambul; un Convenio del Consejo de Europa sobre prevención y lucha contra la violencia contra las mujeres y la violencia doméstica que, con la aprobación de esta ley, queda traspuesto a la normativa estatal.

Etxano ha valorado la importancia de “ser partícipe de esta ley necesaria y que envía un mensaje claro a la sociedad”, dado que las leyes “tienen mucho poder, en tanto que crean significados y realidades, y nos dicen lo que como sociedad estamos dispuestos a admitir”. La importancia de esta “necesaria” ley, ha llevado al Grupo Vasco a trabajar durante su trámite su conciliación con las competencias de las Comunidades Autónomas, logrando acordar distintas enmiendas y una salvaguarda competencial básica y fundamental.  

COMPARTE

TE PUEDE INTERESAR