EAJ-PNV avala la Ley de Patrimonio Documental por su contribución a una adecuada gestión de todos los documentos y archivos públicos y privados

La ley ha recibido esta mañana el respaldo unánime de la Cámara Vasca. La parlamentaria Irune Zuluaga ha destacado el valor de una norma que responde a las necesidades de la ciudadanía en cuanto que se regula “todos los documentos que generamos a lo largo de nuestra vida y el derecho de acceso a la información”
23
Junio
Parlamento Vasco
COMPARTE
23 Junio | Parlamento Vasco

Los archivos no sólo custodian documentos históricos de gran valor. Allí se encuentran también, como ha querido recordar la parlamentaria Irune Zuluaga, cuestiones que tienen que ver con nuestra vida cotidiana. Desde expedientes académicos, informes médicos, becas hasta documentos notariales. Una valiosa información que debe de ser conservada y archivada correctamente para garantizar el acceso ciudadano y el derecho a la protección de datos. “Esta Ley afecta a la Administración y a todos los servicios de las distintas organizaciones, obligándoles en el desarrollo del principio de transparencia, en la preservación del patrimonio documental y en el reconocimiento y ejercicio del derecho de acceso de la ciudadanía a la información. Hablamos por tanto de derechos y garantías”, ha señalado Zuluaga. Así, los archivos se convierten en testimonios del pasado pero también del presente, posibilitando la memoria colectiva y la documentación de los tiempos actuales. Constituyen un elemento hacia la transparencia y la garantía del derecho a saber.

Gracias a la correcta gestión de todos los documentos, hoy en día es posible acudir a los archivos y encontrarnos, entre otros preciados textos, con la carta que Manuel Irujo escribió desde el exilio en 1966 a Jesús Solaun. En ese escrito, que ha sido leído en parte por la representante jeltzale, ya se recoge la importancia de una buena custodia de los archivos. “Si hoy los archivos son destruidos, se acabó la esperanza de aquella reconstrucción histórica, preñada de enseñanzas y de experiencia”. Este es, ha añadido Zuluaga, el punto de vista histórico de la ley. El otro, es el administrativo.

Cuando la ley entre en vigor, se reconocerá a todas las personas el acceso a los documentos que integran el Sistema de Archivos de Euskadi y el Patrimonio Documental, respetando las normas vigentes y sin dañar ningún material. Facilitará al mismo tiempo una mejor gestión de toda la información de los servicios públicos y regulará el tratamiento de los archivos públicos y privados.

Hoy en día, la función de guarda y custodia que ejercían los archivos se ha ido ampliando hasta llegar a gestionar el ciclo de vida integral de los documentos, desde el momento en que se crean o son recibidos por las organizaciones hasta que se destruyen o se conservan por su valor permanente. Nos encontramos, tal y como ha apuntado Zuluaga, en un momento de transición, tanto en el ámbito privado como público, ya que la información digital ha ido crecido de forma notable y constante, haciendo que la documentación en papel vaya poco a poco desapareciendo. “Nos enfrentamos a nuevos retos que requieren de una organización archivística adaptada y coherente”. En este nuevo contexto de la sociedad digital, la ley, ha añadido, supone una oportunidad para avanzar en la mejora de la gestión de la información de los servicios públicos, en el desarrollo del principio de transparencia, en la preservación del patrimonio documental y en el reconocimiento y ejercicio del derecho de acceso de la ciudadanía a la información”.

Por último, Zuluaga ha agradecido el trabajo de los grupos y la disposición al acuerdo a lo largo de todo el proceso negociador. Hecho que ha posibilitado, ha concluido, un respaldo mayoritario que dará visos de perdurabilidad a la ley.

COMPARTE

TE PUEDE INTERESAR