A iniciativa de EAJ-PNV, el Senado reclama a la Comunidad Internacional tomar medidas urgentes para evitar una crisis alimentaria global

Luke Uribe-Etxebarria advierte que “la invasión rusa de Ucrania ya está provocando una inseguridad alimentaria crítica, con especial incidencia en África y Oriente Próximo”.
A iniciativa de EAJ-PNV, el Senado reclama a la Comunidad Internacional tomar medidas urgentes para evitar una crisis alimentaria global VER VÍDEO
18
Mayo
Senado
COMPARTE
18 Mayo | Senado

A iniciativa de EAJ-PNV, el Senado ha aprobado hoy reclamar a la Comunidad Internacional que tome medidas para evitar una crisis alimentaria global. En su defensa de la moción del Grupo Parlamentario Vasco, Luke Uribe-Etxebarria ha evidenciado que la invasión de Ucrania por parte de Rusia “está deteriorando una situación ya dramática en muchas partes del mundo, cuyas consecuencias notarán sobre todo las personas más vulnerables”, por lo que ha subrayado la necesidad, “hoy más que nunca, de tomar medidas urgentes e invertir, para el medio plazo, en sistemas alimentarios resilientes y sostenibles, de acuerdo con un firme principio multilateral para ayudar a los países más débiles del mundo”.

Además de esta medida verbalizada por el senador jeltzale, la moción aprobada por la totalidad de quienes integran la Comisión de Asuntos Exteriores, salvo la abstención de Vox, también insta a la Unión Europea y a sus instituciones, al Gobierno español y a las Comunidades Autónomas para que intensifiquen sus actuaciones y su trabajo en favor de un sistema alimentario global “seguro, asequible y accesible en todo el mundo”.

Uribe-Etxebarria ha mantenido que “la invasión rusa de Ucrania ya está provocando una inseguridad alimentaria crítica” que, tal y como han advertido la ONU y sus diferentes organismos, podría derivar en un colapso del sistema alimentario global, ya en situación precaria debido a la combinación del cambio climático y la pandemia de COVID-19, que llevaría a la hambruna a millones de personas. “En África, la guerra en Ucrania está agravando una triple crisis alimentaria, energética y financiera; está haciendo subir los precios de los alimentos y del combustible, y va a empujar a millones de personas al hambre, lo que, a su vez, puede provocar inestabilidad política y malestar social en algunas partes de África, donde los precios de los alimentos han aumentado un tercio desde el año pasado”. Por ello, ha defendido que “como europeos, debemos hacer todo lo posible para evitar un huracán de hambre y el colapso del sistema alimentario mundial”.

COMPARTE

TE PUEDE INTERESAR