Emancipación juvenil, empleo de calidad y relevo generacional, claves para superar el reto demográfico según EAJ-PNV

En el pleno monográfico sobre la estrategia demográfica para los próximos años, la formación jeltzale ha defendido una batería de medidas para facilitar a las personas jóvenes sus procesos de emancipación, otorgando un papel fundamental al impulso de un empleo estable y de calidad. “El empleo es el primer paso para permitir la inclusión activa en la sociedad”, ha manifestado Joseba Díez Antxustegi
18
Mayo
Parlamento Vasco
COMPARTE
18 Mayo | Parlamento Vasco

El reto demográfico está en la agenda política de EAJ-PNV, y de cómo lo abordemos dependerá el desarrollo futuro de la sociedad vasca. El diagnóstico está claro y sabemos de la complejidad de todo lo que va asociado al cambio demográfico, ha dicho el parlamentario Joseba Díez Antxustegi. “Hemos tomado conciencia de ello y creemos que podemos revertir la tendencia. Creemos en un futuro mejor y para ello hace falta acción pública, acción privada, concertación entre ambos agentes; debemos buscar alianzas, acciones transversales y la implicación de la sociedad civil. Cada agente tiene su papel, pero todos son complementarios. Nos encontramos ante un desafío de País, que requiere también de nuestro impulso. Del impulso de este Parlamento”.

Así, y con la firme voluntad de mejorar el balance demográfico en Euskadi, Díez Antxustegi ha detallado una batería de medidas encaminadas, en su mayor parte, a conseguir que las personas puedan construir sus proyectos de vida con autonomía y sin retrasos provocados por la ausencia de oportunidades. “Es necesario lograr que nadie renuncie a tener hijas o hijos por no poder compatibilizar su crianza con su vida laboral o, incluso, por no disponer de los recursos económicos necesarios. Esto exige no solo una racionalización de los tiempos del trabajo, sino también un marco de empleo y salarial dignos y la corresponsabilidad en los cuidados entre los poderes públicos y la ciudadanía, y entre hombres y mujeres”. Desde esta perspectiva, y en consonancia con lo planteado en el debate por el Lehendakari Urkullu, EAJ-PNV ha planteado una estrategia integral que discrimine positivamente a las parejas jóvenes con hijas e hijos en las políticas de acceso a la vivienda; que ofrezca prestaciones económicas por hija o hijo a cargo junto a beneficios fiscales presentes y futuros; que promueva la estabilidad laboral y el empleo de calidad de las y los jóvenes; que refuerce las medidas de conciliación de la vida personal, familiar y laboral; o que ofrezca alternativas y espacios de cuidado formal para niños y niñas también en el ámbito laboral. El representante jeltzale ha situado como clave en esta política integral de apoyo a las familias, especialmente a las jóvenes, el fomento de la natalidad y, en consecuencia, la tasa de reproducción y rejuvenecimiento del País.

Ante el panorama de una sociedad cada vez más envejecida, EAJ-PNV dirige también su mirada a la atención y cuidado de las personas mayores, apostando por políticas que promuevan un envejecimiento activo y saludable y desarrollando la solidaridad intergeneracional. “Entendemos necesario cambiar el foco sobre la realidad de los cuidados, que supere la visión de éstos como una carga individual, familiar y colectiva y sea capaz de identificarlos como un factor de tracción social. Debemos insistir en el planteamiento de erigir los cuidados en un activo del País, tanto para nuestro PIB como para el fomento de una sociedad de valores”. Así, ha añadido, será necesario impulsar la igualdad de mujeres y hombres para conseguir la “corresponsabilidad” en los trabajos de cuidado, de manera que no sigan recayendo mayoritariamente sobre las mujeres.

Otro de los frentes planteado por Díez Antxustegi ha sido el de la despoblación y envejecimiento en el medio rural, un fenómeno que se produce, ha argumentado, por la falta de atractivos que hay en muchos pueblos. Ha abogado por conseguir que “vivir en un entorno rural no sea algo cada vez más difícil, algo que requiere un esfuerzo y algo a lo que solo están dispuestos quienes tienen un vínculo emocional o identitario”. Así, ha planteado una serie de medidas de carácter económico, urbanístico y social para que nuestros pueblos sean “zonas atractivas para vivir y desarrollar actividades socio-económicas viables y sostenibles”.

En este análisis de causas y soluciones al gran reto que afrontamos, otro de los ámbitos de despliegue de las políticas públicas detallado en este debate monográfico por EAJ-PNV ha sido el de la inmigración, un fenómeno estructural. Así, el representante jeltzale ha propuesto un modelo propio de inmigración que promueva políticas laborales, educativas, culturales y jurídicas. Un modelo, ha apuntado, que gestione el futuro en igualdad y diversidad de la población y que tenga además en cuenta, el déficit de profesionales que presenta nuestro tejido económico en numerosas actividades especializadas. “La recuperación de profesionales vascos residentes en el exterior, es decir, la retracción de talento vasco emigrado, la atracción de inmigrantes de alta cualificación o la cooperación con la diáspora vasca aparecen como líneas de trabajo en las que profundizar a futuro si queremos que Euskadi siga manteniendo una capacidad productiva pujante”, ha concluido.

COMPARTE

TE PUEDE INTERESAR