El Grupo Vasco propone actualizar las leyes que regulan el CNI para mejorar el control político y judicial de sus actuaciones

Tras el escándalo de las escuchas con Pegasus, Aitor Esteban ha anunciado la presentación de una Proposición de Ley que actué sobre las garantías del estado de derecho “en beneficio de la seguridad” de todas las personas “y de la tranquilidad del CNI”
17
Mayo
Congreso
COMPARTE
17 Mayo | Congreso

El Grupo Vasco en el Congreso ha anunciado hoy la presentación de una Proposición de Ley que actualice las leyes que regulan el CNI. En concreto, propone una doble reforma para modificar la Ley 11/2002, de 6 de mayo, reguladora del Centro Nacional de Inteligencia y la Ley Orgánica 2/2002, de 6 de mayo, reguladora del control judicial previo del Centro Nacional de Inteligencia con el objetivo de mejorar el control político y judicial de las actuaciones del organismo.

En rueda de prensa en el Congreso, Aitor Esteban, portavoz del Grupo Vasco, ha asegurado que la iniciativa que registrarán en la Cámara Baja es “una propuesta que se aleja del ruido y que no ataca lo esencial de un servicio de información”, y ha añadido que los últimos acontecimientos conocidos (el espionaje a través del sistema Pegasus) ponen de manifiesto la “necesidad” de actualizar estas normas “completando los pasos que no se dieron en su última reforma, hace ahora 20 años”.

Así, y en primer lugar, el Grupo Vasco propone una serie de cambios de contenido político. Por un lado, que el nombramiento del Director o Directora del CNI sea propuesto por quien ostente la presidencia del Gobierno (no una Ministra o un Ministro, como sucede ahora), con las implicaciones en términos de “responsabilidad política” que ello conlleva. Y, por otro, mejorar el control político que realiza la Cámara a través de la Comisión de Secretos Oficiales, para que los y las diputadas presentes en la misma puedan conocer también “los medios empleados” en las distintas intervenciones que realice el CNI.

En segundo lugar, las modificaciones que propone el Grupo Vasco están dirigidas a mejorar las garantías del estado de derecho. En este sentido, y en relación con el control previo, se establece que será un órgano colegiado de tres jueces quien autorice las intervenciones del CNI con afección en derechos fundamentales y que lo harán por unanimidad. El objetivo no es otro que “dotar de mayor garantía a este control judicial previo”, teniendo en cuenta además que no existe, en este caso, una segunda instancia.

Asimismo, se propone un cambio “importante”, en palabras del propio Esteban. De acuerdo con la iniciativa de EAJ-PNV, el CNI debe detallar ante los jueces las características concretas de los medios que van a ser empleados en sus intervenciones para que “los jueces puedan aplicar el principio de proporcionalidad”. “Necesitan saber cuál es el nivel de intromisión de los medios que se quieren utilizar. No basta con nombrar medios genéricos, sino que es necesario conocer la incidencia que estos pueden tener en los derechos fundamentales de las personas”, ha explicado Esteban. “Quien autorice un medio debe saber qué es lo que eso supone, y con transparencia absoluta”, ha insistido.

Por último, la Proposición de Ley del Grupo Vasco establece también un control ‘ex post’ en el que, una vez finalizado el plazo de la autorización de la intervención, o cuando se solicite una prórroga de la misma, se explicite, por parte del CNI, su grado de ejecución para poder comprobar si el contenido se ha adecuado a la autorización judicial obtenida.

“Esta es una propuesta que está abierta a debate y discusión, pero creemos que, tras 20 años, y después de lo conocido en torno a Pegasus, hay que ser práctico e ir a lo concreto”, ha zanjado Esteban en defensa de la Proposición de Ley que el Grupo Vasco registrará próximamente.

COMPARTE

TE PUEDE INTERESAR