EAJ-PNV ofrece diálogo y colaboración para aprobar con el “máximo consenso posible” la ley para la reforma de la RGI

La ley del Sistema Vasco de Garantía de Ingresos e Inclusión ha iniciado hoy su tramitación parlamentaria con la presentación por parte del Gobierno Vasco. “Vamos a intentar que sea un debate sereno y serio, porque hablamos del progreso social de este Euskadi”, ha señalado Jon Aiartza
17
Mayo
Parlamento Vasco
COMPARTE
17 Mayo | Parlamento Vasco

La ley del Sistema Vasco de Garantía de Ingresos e Inclusión, el proyecto que reforzará los mecanismos de protección para las personas más vulnerables, ha sido hoy presentada en el Parlamento Vasco. Comienza así la tramitación de una norma que EAJ-PNV respalda y aplaude por su contribución “a reducir las tasas de pobreza, la desigualdad o la marginalidad”.  El parlamentario Jon Aiartza ha recordado que ésta es una de las leyes de País comprometida en el acuerdo y en el programa de Gobierno, y ha expresado el deseo de alcanzar un acuerdo amplio que posibilite que la solidaridad y la cohesión social sigan siendo señas de identidad de la sociedad vasca. Para ello, ha pedido a los grupos propuestas “realistas y serias” que se alejen de la crispación. “Nuestro grupo quiere que esta ley salga con el mayor consenso posible y estamos convencidos de que podemos conseguirlo. Nuestra mano está tendida para estudiar los planteamientos de la oposición y tratar de incorporarlos a la ley siempre que sean realistas. Tenemos que abordar un debate profundo, serio y alejado de la crispación, porque hablamos del progreso social de este País. Vamos a estar a la altura de lo que está sociedad necesita, de aquellas personas que peor lo están pasando”, ha dicho.

Aiartza ha puesto en valor el camino recorrido desde que en el año 1989, y bajo el mandato del Lehendakari José Antonio Ardanza, Euskadi puso los cimientos del actual modelo de protección con el llamado “ingreso mínimo familiar”. Más de tres décadas después, ha llegado el momento de perfeccionarlo, adaptarlo a las nuevas realidades y mejorarlo “para que nadie que necesite un recurso se quede sin él”. “Queremos que Euskadi siga siendo pionera y abandere las políticas de protección.  Queremos avanzar todos y todas juntas, que nadie se quede en el camino y sobre todo, y eso se busca con esta ley, queremos facilitar las oportunidades de empleo, queremos que las personas tengan un empleo de calidad y digno, que no tengan que depender de las ayudas sociales”.  En la consecución de un empleo de calidad y estable, ha afirmado, radicará el éxito de esta norma.

Pese a que nuestras tasas de pobreza severa, de exclusión y de marginalidad son menores a las de nuestro entorno, Aiartza ha reconocido que hay personas que necesitan de la acción pública para poder llevar una vida digna, especialmente personas mayores o familias con hijos e hijas. “La crisis de 2008, el Covid y ahora la guerra injusta de Rusia nos ha dejado un País más tocado y con necesidades que la actual ley no abarcaba. Desempleo de larga duración, pensionistas que no llegan a final de mes, paro con rostro de mujer, personas inmigrantes y refugiadas…Una realidad que nos obliga a revisar nuestro modelo para precisamente reforzarlo”.

Y en este afán por estar del lado de las personas más vulnerables, ha enmarcado Aiartza la propuesta normativa del Gobierno Vasco. Una respuesta solidaria que no sería posible, ha recordado, sin el esfuerzo colectivo que realizan todos y todas las ciudadanas de este País destinando parte de sus recursos a las personas más necesitadas.  “Entendemos que la pobreza, la marginalidad o la exclusión no son un problema de quienes las sufren, sino de la sociedad que los acoge”, ha concluido.

COMPARTE

TE PUEDE INTERESAR