EAJ-PNV rechaza la renta básica incondicional y apuesta por reforzar el actual modelo con la reforma de la RGI

El Parlamento Vasco ha rechazado por amplia mayoría tramitar la Iniciativa Legislativa Popular para la implantación de una renta básica universal. “Tenemos un sistema de protección social que funciona y que el Gobierno va a reforzar para que nadie que lo necesite se quede sin un recurso”, ha argumentado Aitor Urrutia
05
Mayo
Parlamento Vasco
COMPARTE
05 Mayo | Parlamento Vasco

EAJ-PNV ha votado en contra de la admisión a trámite de la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) para implantar por ley una renta básica universal y no condicionada a los ingresos, renta o patrimonio del que se disponga. Los jeltzales consideran que Euskadi ya dispone de una potente red de protección social (RGI, AES e IMV) para llegar a los sectores de la población que más lo necesitan y que su reforma, a través de una nueva ley, permitirá llegar a aquellas personas que actualmente no están suficientemente cubiertas. Desde el respeto a los y las promotoras de la propuesta y a las personas que con su firma la han avalado, el parlamentario Aitor Urrutia considera que “no estamos tan alejados porque ambos compartimos el mismo propósito y lo defendemos: ayudar a las personas que lo necesitan y evitar que la población vasca sufra la exclusión social”. Las herramientas son diferentes, ha argumentado en el rechazo de la ILP, pero la meta es similar. “Somos sensibles a esta demanda, y por eso nuestro compromiso se mantiene firme con quien más lo necesita”. Las personas, ha esgrimido, siempre han estado y estarán en el centro de todas nuestras políticas públicas.

“Tenemos unos mecanismos que funcionan, que son justos y que nos permiten tener a día de hoy una sociedad más cohesionada e inclusiva. Nuestra apuesta pasa por mejorar lo que tenemos y dar la máxima y mejor cobertura posible a quienes lo necesitan”, ha defendido Urrutia. Así, ha recordado que el Gobierno Vasco tiene en una fase muy avanzada de trabajo la Ley del Sistema Vasco de Garantía de Ingresos y para la Inclusión, una norma que apuesta por profundizar en la universalización de la Renta de Garantía de Ingresos y que incorporará todo lo relacionado con la nueva prestación del Ingreso Mínimo Vital. Esta nueva ley, ha añadido, “pretende reforzar el sistema de protección para que nadie se quede atrás, pero sobre todo para que cada vez lo necesiten menos personas porque eso querrá decir que hemos acertado en lo primero, que es facilitar las oportunidades de empleo”.

Y precisamente, ha argumentado como rechazo a la ILP, la incentivación del empleo es lo que no se recoge en la propuesta hoy a debate. “Lo que no es garantía de una vida digna o de una existencia libre es la falta de empleo, por eso entendemos que cualquier sistema de rentas que en su base no conlleve la intención de una inserción o de un inclusión laboral, como es el caso de este sistema que se nos propone, no es el mejor de los sistemas para trasladar a nuestra sociedad”. Tampoco cree Urrutia que, como defienden sus impulsores, la renta básica sea un modelo progresivo al sufragar un ingreso monetario periódico incondicional a cada persona residente de la sociedad, independientemente de sus otras fuentes de renta. “¿Qué consideración nos merecería extender ese criterio a otros ámbitos y otros recursos de nuestro estado del bienestar con la defensa argumental de que ya arreglaremos cuentas de progresividad vía impuestos?”, se ha preguntado.

El representante de EAJ-PNV ha pedido al resto de formaciones que proteja este modelo y que ponga en valor el camino que Euskadi lleva recorriendo desde hace décadas para dar una respuesta solidaria a quienes carecen de recursos suficientes para llevar una vida digna.

Pero no nos vamos a parar, ha advertido. “Seguimos trabajando por mejorar este sistema y por evitar que la población vasca sufra la exclusión social. La ley que en breve llegará a este Parlamento es una oportunidad para que entre todos y todas acordemos las mejores políticas para ayudar a las familias más desfavorecidas”. Urrutia ha trasladado la voluntad de EAJ-PNV de generar un clima de colaboración que permita aprobar la ley con el máximo consenso posible.

COMPARTE

TE PUEDE INTERESAR