Bruselas ni pondera la dificultad del aprendizaje de las lenguas en sus oposiciones ni ha anulado concursos por ello

La Comisión Europea lo tiene claro: El marco de competencias utilizado para evaluar a los candidatos a las oposiciones no pondera en ningún caso la dificultad del aprendizaje de una determinada lengua
Bruselas ni pondera la dificultad del aprendizaje de las lenguas en sus oposiciones ni ha anulado concursos por ello
06
Abril
Parlamento Europeo
COMPARTE
06 Abril | Parlamento Europeo

De acuerdo con el régimen lingüístico de las comunidades europeas “todas las lenguas oficiales son igualmente válidas, y no se les aplica ninguna clasificación ni ponderación”. La respuesta es especialmente significativa pues el requisito del conocimiento de dos o más lenguas aparece en la totalidad de los concursos públicos que lanzan las instituciones comunitarias

Con esta contundente respuesta el comisario responsable de la función pública comunitaria y los presupuestos Johannes Hahn contesta a una batería de preguntas que la eurodiputada de EAJ-PNV realizó tras conocerse que un juzgado de Vitoria Gasteiz había anulado el resultado de un concurso oposición por considerar que la lengua vasca es «muy difícil de aprender». Izaskun Bilbao Barandica se interesaba en su iniciativa por si existía a nivel europeo algún ranking sobre la dificultad del aprendizaje de las distintas lenguas y si ese criterio se había utilizado alguna vez para ponderar los méritos de los aspirantes en las oposiciones comunitarias.

En el texto de la iniciativa se recordaba además que “las bases de la oposición eran conocidas y aceptadas por quienes se presentaron a la misma, como ocurre con cientos de procesos similares, por lo que tan atípica decisión vulnera los derechos de las personas que han aprendido esa lengua y superado las pruebas correspondientes”.  Por ello expresaba su convicción que la sentencia se anulará en instancias superiores.

Pero lo que destacaba especialmente la representante jeltzale en su iniciativa era que “la decisión se justifique aludiendo a una clasificación, para esta diputada hasta hoy desconocida, que sitúa a la lengua vasca como «la quinta más difícil de aprender del mundo». Varios medios de comunicación demostraron en los días posteriores a la publicación de la sentencia que la cita que se utilizaba para apoyar este peregrino argumento procedía de una simple búsqueda en google y un “corta pega” que reproducía literalmente  parte del texto publicitario con que una académica de idiomas promocionaba sus servicios en Bogotá (Colombia)

Por esas razones y “considerando la experiencia que atesoran las instituciones comunitarias en oposiciones en las que el multilingüismo es un factor esencial, la iniciativa se interesaba sobre si tienen las instituciones comunitarias alguna clasificación como la que al parecer justifica la sentencia y si hay antecedentes de que la «extrema dificultad» para aprender un idioma haya sido causa de la anulación de algún concurso a nivel comunitario. Finalmente se preguntaba expresamente si en las oposiciones comunitarias, se pondera la «dificultad» a la hora de valorar en una oposición comunitaria el conocimiento de una determinada lengua.

COMPARTE

TE PUEDE INTERESAR