Ortuzar aboga en Montenegro por dar un impulso a la integración en la Unión Europea de los países de los Balcanes Occidentales

El presidente del Euzkadi Buru Batzar ha participado hoy en un seminario organizado por el Instituto Demócrata Europeo en la ciudad adriática de Kotor
Ortuzar aboga en Montenegro por dar un impulso a la integración en la Unión Europea de los países de los Balcanes Occidentales
26
Marzo
EBB
COMPARTE
26 Marzo | EBB

“Consideraría una irresponsabilidad, por parte de unos y de otros, que la Unión Europea y los Balcanes Occidentales no tuviéramos la altura de miras suficiente para recorrer con determinación un camino convergente que nos lleve a compartir, al final del trayecto, un proyecto político, económico y social de una Europa soberana basada en los valores de la paz, la libertad, la democracia y la justicia social. La seguridad estratégica de Europa está en juego”. El presidente del Euzkadi Buru Batzar, Andoni Ortuzar, ha abogado hoy por dar un impulso al proceso de integración de Montenegro, Serbia, Bosnia-Herzegovina, Albania, Macedonia del Norte y Kosovo en la UE. Lo ha hecho en el marco del seminario que el Instituto Demócrata Europeo (IED) ha celebrado en la ciudad de Kotor (Montenegro), declarada por la Unesco Patrimonio Cultural de la Humanidad en 1979. Junto con Ortuzar, ha integrado la delegación jeltzale el burukide responsable del Área de Acción Exterior y director del IED, Mikel Burzako. Este seminario ha dado continuidad a la jornada que sobre los Balcanes Occidentales se celebró en Bilbao en noviembre de 2021 organizada por Sabino Arana Fundazioa y auspiciada por el Partido Demócrata Europeo (PDE).

En su introducción, Ortuzar ha expresado su satisfacción, “como representante de una Nación sin Estado”, por visitar Montenegro, “una vieja Nación pero un joven Estado que, pacíficamente, conquistó su libertad nacional a través de la libre voluntad mayoritaria de sus ciudadanos, expresada en el referéndum de 2006”. Y, a continuación, el dirigente jeltzale ha reconocido que hace unas semanas, cuando recibió la invitación para asistir a Kotor, no podía “sospechar la transformación que el mundo iba a sufrir tras la inhumana agresión de Putin a Ucrania, ni las graves consecuencias del terrible ataque a sus hermanos eslavos de Ucrania, hasta el punto de despertar a muchas y a muchos en Europa del letargo pacifista en el que vivíamos”. “Esta siniestra e injustificable invasión”, ha afirmado Ortuzar, “nos vuelve a recordar que los valores de la libertad, la democracia, la prosperidad y la justicia social no son una conquista asegurada sino que hay que defenderlos de manera permanente, con todos los medios lícitos a nuestro alcance y con la máxima determinación”. El presidente del EBB ha asegurado que el conflicto de Ucrania “transforma el concepto de seguridad y nos obliga a programar e implementar un programa de autonomía estratégica que incluya una reforma profunda de nuestra política de seguridad”. En este sentido, la aprobación esta semana, por parte de los ministros de Exteriores y de Defensa, de la nueva estrategia de defensa, aumentando su capacidad militar e invirtiendo más y de forma coordinada, “es a nuestro entender un paso que se inscribe en una política de seguridad más sólida y autónoma que ofrezca más protección a la ciudadanía europea”, ha asegurado.

Ortuzar ha querido subrayar en su intervención tanto la dramática dimensión de la catástrofe humanitaria que ha provocado Rusia al invadir Ucrania, como la vulnerabilidad energética que padece la UE, aspecto que castiga los bolsillos de su ciudadanía y amenaza con desencadenar una grave crisis económica. El dirigente nacionalista se ha felicitado por la rápida y contundente “respuesta inicial conjunta de los 27 Estados de la UE”, pero ha abogado por “reforzar esta unidad para que las y los europeos no sucumbamos de nuevo, tras el shock emocional inicial, a la fragmentación que tanto nos paraliza”.

El presidente del EBB ha asegurado comprender “la decepción en los Balcanes Occidentales respecto a la UE” toda vez que, pese a todas las declaraciones, resoluciones y compromisos a favor de la ampliación al Sureste europeo, hasta el momento la Unión ha evitado deliberadamente establecer un cronograma de adhesiones con un horizonte temporal definido”. Esto se debe, en opinión de Ortuzar, al hecho de que retrocesos democráticos como los registrados en Polonia y Hungría, o episodios de corrupción en Bulgaria y Rumania han motivado que “varios países de la UE alberguen serias dudas sobre la aceptación de nuevos miembros”, algo que además requiere de unanimidad, “un absurdo que lastra cualquier proceso de avance y de fortalecimiento de Europa en un colectivo que engloba a 27 Estados”. Pero, por encima de esos recelos, Ortuzar ha abogado por dar un impulso decidido a los respectivos procesos de integración en la UE de estos seis países que conforman una región de “gran importancia geoestratégica, mayor si cabe tras los acontecimientos que se producen en Ucrania. El retraso prolongado de las negociaciones para la adhesión socavaría la confianza en la UE y disminuiría la influencia de la UE en la región, fomentando un vacío que, principalmente, Rusia, China y Turquía, ya muy presentes en la zona, lo ocuparían”.  En este sentido, el dirigente abertzale ha valorado muy positivamente el denominado ‘proceso de Berlín’, una iniciativa destinada a intensificar la cooperación regional y a acelerar la integración de estos países a la UE. “La cooperación regional entre los seis países, sustentada en una política de buena vecindad, ayuda a superar heridas históricas y es una vía para la prosperidad económica y la integración en la UE”, ha manifestado Ortuzar.

COMPARTE

TE PUEDE INTERESAR