Mensaje de Fin de Año del Lehendakari Iñigo Urkullu

31 Diciembre 2021 | Gobierno Vasco

Agur t´erdi,

Agradezco la oportunidad de compartir, con vascas y vascos en todo el mundo, este momento de reflexión y compromiso...

El Lehendakari Agirre transmitía su primer mensaje de Gabon hace 85 años, y hoy solo quiero compartir una idea que permanece vigente:

“Todo ciudadano tiene obligación de contribuir con su trabajo, su capital y su actividad intelectual al bienestar general del País”.

El bienestar general, el bien común, es hoy ante todo la salud…

El coronavirus ha cambiado y condicionado nuestras vidas…

Desde el momento inicial de la pandemia, nuestro primer recuerdo es para con las personas fallecidas y sus familias…

Asimismo, como entonces, hoy, ayer y mañana, hay muchas personas profesionales que están trabajando en todos los ámbitos, al servicio de las personas más necesitadas…

Muestro nuevamente un reconocimiento público a profesionales sanitarios o socio-sanitarios, a quienes mantienen cada día los servicios esenciales de nuestro País…

Es mucho lo que les debemos…

Lo reconocemos con la lección de humildad que nos está provocando la pandemia…

Humildad para reconocer que todavía sabemos poco de esta pandemia, que debemos seguir concentrados en el día a día, analizando la situación y la evolución del entorno…

Humildad para reconocer que, mientras no se vacune toda la población mundial, seguiremos afectados por diferentes variantes…

Humildad para reconocer que, a pesar de haber insistido en ello, no he sabido explicar a la sociedad que debemos aprender a vivir con el virus presente durante un largo tiempo, y que debemos aprender a vivir de otra manera.

El grado de incertidumbre y desconocimiento ha sido muy alto, lo sigue siendo…

Lo he reconocido con humildad, pero, por encima de todo, hemos mantenido el compromiso con la salud y la vida de cada persona.

El bienestar general, el bien común, comienza por el compromiso de las instituciones…

Nuestro compromiso prioritario ha sido responder a la pandemia y, con ello, seguir de cerca y comprender las preocupaciones de la sociedad…

La prioridad de la sociedad vasca es la salud pública y, también, la atención a las personas más vulnerables y necesitadas de ayuda…

La sociedad nos demanda, además, mantener un equilibrio: salud pública, salud emocional, salud económica, salud social…

Reconozco que este equilibrio no ha sido fácil, no está siendo fácil… Asumo las críticas recibidas, comprendo y comparto la desazón por no poder ofrecer soluciones y certezas ante esta pandemia que es una prueba de esfuerzo permanente… Soy consciente del esfuerzo realizado, así como de las consecuencias de las medidas adoptadas. Intentamos atenderlas todas… y así lo haremos.

En todo caso, lo que no hay es vacuna contra el populismo o la demagogia ante una realidad que nos afecta a todas y todos por igual.

Hemos avanzado, sin duda, pero debemos seguir manteniendo las medidas preventivas y la vacunación, mantener este esfuerzo individual y colectivo de quienes nos comprometemos con ánimo constructivo.

El bienestar general, el bien común, es contribuir a construir una sociedad más justa…

Afrontamos el futuro sobre bases sólidas… Contamos con un presupuesto aprobado…

Disponemos de recursos para atender los servicios esenciales: Salud, Educación, Protección social… También para mantener la actividad económica y el empleo…

El compromiso de las instituciones, del Gobierno Vasco, es mantener el norte en la estabilidad, la moderación, la transparencia y el rigor.

Reivindico la cercanía, la honestidad y el equilibrio en la toma de decisiones para ofrecer soluciones al servicio del bien común.

Esta pandemia nos está planteando un dilema como sociedad:

- individualismo frente a sentimiento de comunidad…

- tendencia a las desigualdades frente a compromiso con la cohesión…

- inhibición frente a corresponsabilidad…

Euskadi es una comunidad comprometida…

Ese compromiso forma parte de nuestra identidad y se expresa hoy en la corresponsabilidad personal y colectiva…

Tenemos confianza en la ciencia y la medicina… Confianza en las personas profesionales de la atención primaria y hospitalaria, en las autoridades sanitarias…

Comparto una esperanza y un sentimiento de confianza: hemos superado cinco olas y vamos a superar esta sexta ola.

El bienestar general, el bien común, es contribuir a un futuro mejor para todas y todos…

La situación internacional sigue siendo crítica… No debemos bajar la guardia…

La prioridad es la salud pública y, en paralelo, tenemos que preparar Euskadi para un nuevo futuro…

Tengo ilusión y esperanza en que, pese a todo, el valor del humanismo positivo saldrá reforzado de esta crisis…

Si en algún momento de la historia un País necesita permanecer y actuar unido, este es ese momento…

El momento de poner en común lo que nos une frente a lo que nos separa…

Cada contribución personal es una manera de impulsar Euskadi, de fortalecer el bien común.

Termino…

Iniciamos el año de la juventud en la Unión Europea…

Comparto un espíritu mayoritario de la juventud…

Ilusión, capacidad de emprender, espíritu crítico y abierto, cooperación, solidaridad, compromiso con la igualdad…

Si ponemos por delante “el bienestar general del País”, lograremos superar los retos y ofrecer nuevas oportunidades.

El Pueblo Vasco pervive porque ha sabido hacer frente a las dificultades…

La experiencia histórica nos muestra un mismo hilo conductor: trabajo compartido en pos del bien común: “auzolana”…

Hace 85 años el Lehendakari Agirre pedía “contribuir al bienestar general del País”. Pedía “auzolana”…

Hoy, comparto este mismo propósito: la contribución de cada persona es fundamental para el bienestar general…

Bien común, Salud, Compromiso de las instituciones, Una sociedad más justa, Un futuro mejor para todas y todos…

Este propósito es un deseo, una esperanza y una ambición compartida.

Con humildad, compromiso y cooperación sigamos construyendo una Euskadi más próspera, justa y solidaria…

Una Euskadi avanzada que no deja a nadie atrás, comprometida con el desarrollo humano sostenible…

Una Euskadi que, con la aportación de cada persona, construye el bienestar general de todas y todos…

Este es nuestro bien común…

Eskerrik asko, zorionak eta urte berri on!

Fuente: Irekia

COMPARTE