La Agenda 2030 es una oportunidad para avanzar en el fortalecimiento del modelo socioeconómico del pueblo vasco

Hoy se ha celebrado el primero encuentro de trabajo de una intensa agenda en torno a los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la gobernanza colaborativa
La Agenda 2030 es una oportunidad para avanzar en el fortalecimiento del modelo socioeconómico del pueblo vasco
13 Noviembre | Gipuzkoa

El PNV de Gipuzkoa ha celebrado hoy la jornada “2030. Retos de futuro", un encuentro de trabajo en el que en torno a 50 representantes institucionales y de la formación política han puesto en común las distintas acciones que se están llevando a cabo a nivel de territorio y de Euskadi en relación con la implantación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Se trata de la primera cita de una agenda de escucha activa, socialización y trabajo compartido que adquirirá intensidad a partir del próximo año y que, tal y como ha destacado el burukide del GBB y responsable de Innovación Política Imanol Lasa, responde a un “objetivo claro”: “Configurar una nueva agenda, afrontando los desafíos económicos y sociales de este nuevo tiempo de la mano de la sociedad civil organizada y de la ciudadanía”.

En la jornada de hoy, que se ha llevado a cabo en el Parque Tecnológico de Miramon, se ha contado con la participación de Jonan Fernández, responsable del Gobierno Vasco de Transición Social y Agenda 2030; Maribel Vaquero, senadora y portavoz del PNV en la comisión del Congreso de los ODS; y Xabier Barandiaran, burukide del EBB y responsable de Etorkizuna Eraikiz en la Diputación Foral de Gipuzkoa. Los tres han abordado los desafíos unidos a la nueva agenda política y el trabajo que viene realizándose para afrontarla desde sus respectivos ámbitos institucionales.

Proceso de socialización.

El PNV de Gipuzkoa quiere jugar un rol activo en un nuevo tiempo marcado por la incertidumbre y por grandes transformaciones globales que requieren de “una respuesta local, territorial y nacional”. “La justicia social, la igualdad, la competitividad económica y la solidaridad son los principios inspiradores que están en la base de nuestro modelo socioeconómico, y que deben seguir inspirando nuestras políticas de futuro para garantizar el progreso y bienestar de nuestro pueblo, y el de todas las personas que lo conformamos. Esos valores, no obstante, deben ser actualizados con nuevas fórmulas a través de una agenda política que dé respuesta a las grandes transiciones como la digital, la medioambiental y la social. Para ello necesitamos herramientas políticas, económicas, financieras y sociales que nos garanticen un estatus de autogobierno pleno, porque la construcción nacional y la construcción social y económica son las dos caras de la misma moneda. Debemos hacernos dueños de nuestro propio destino”, ha precisado Lasa.

En ese contexto, el PNV de Gipuzkoa está gestando un grupo de trabajo que será el encargado de desplegar los distintos encuentros temáticos, en torno a ámbitos como la reducción de la desigualdad, el futuro del empleo, el cambio climático y el cuidado del medio ambiente, la atención a las personas mayores en el contexto del proceso de envejecimiento, la educación, el impacto de la digitalización o las migraciones. “Cuestiones alineadas con la Agenda 2030, y con las principales preocupaciones de la sociedad”, según el responsable de Innovación Política.

Esta agenda de trabajo no quiere quedarse “en la pura abstracción”, sino orientarse “a la acción” y “fortalecer nuestro proyecto para Gipuzkoa y Euskadi”. Así, el proceso constituirá la base para impulsar la innovación política del PNV en el marco de ODS y de la Agenda 2030, incorporando, tanto en la gestión interna del partido como en la acción institucional, un modelo de gestión fundamentado en esta agenda y en la gobernanza colaborativa. “Desde Gipuzkoa queremos contribuir activamente al diseño de un proyecto de futuro compartido ‘Euskadi 2030’, que materialice un nuevo contrato con la ciudadanía vasca para los próximos 25 años. Nuestro partido ha sabido históricamente generar confianza y conectar con la mayoría social de este país, dando respuesta a sus demandas, aspiraciones y necesidades”. “Sin embargo –ha concluido-, en un contexto de creciente desafección hacia instituciones y partidos, debemos ganar músculo como formación política, para seguir siendo una herramienta útil y de servicio a la sociedad en el nuevo mundo que se está construyendo”.

 

COMPARTE