EAJ-PNV pide a la oposición que se abra a la negociación de unos presupuestos “valientes” para el relanzamiento de Euskadi

La parlamentaria Itxaso Berrojalbiz asegura que las cuentas públicas para 2022 estimularán la reactivación económica y el empleo, apostando por la inversión y el gasto social. “Unos buenos presupuestos para salir de la crisis y encarar con éxito los desafíos. La oposición debería actuar con responsabilidad; nuestra mano sigue tendida”, ha dicho
02 Noviembre | Parlamento Vasco

El marco para la negociación presupuestaria ya está abierto y hoy los y las consejeras del Gobierno Vasco han comenzado a detallar en comisión parlamentaria los presupuestos de cada uno de sus departamentos para el próximo año. Para EAJ-PNV, estas cuentas representan la herramienta fundamental para revertir la actual situación de crisis y dar un fuerte impulso a nuestro País, a través de la inversión y el gasto social: salud, educación y protección social. Son las demandas de la ciudadanía que hoy este Gobierno atiende desde un principio de responsabilidad política, ha asegurado Berrojalbiz, tras escuchar la exposición general realizada por el consejero de Economía y Hacienda Pedro Azpiazu. “Queremos una vida digna para todas las personas, queremos que nadie se quede atrás. Es el momento de dar soluciones a los problemas de la gente, pero de actuar también con una mirada puesta en el futuro, para que las próximas generaciones vivan en un mundo mejor, en una sociedad más verde, más sostenible, más moderna y justa”. La parlamentaria jeltzale ha recordado la larga tradición humanista de EAJ-PNV y su compromiso con las personas. “El bien común y la solidaridad nos mueven. Unos valores que a veces extrañamos pero que encontramos en este proyecto”.  Así, este presupuesto  además de contemplar el mayor gasto social de la historia (más de 10.000 millones de 13.108, el 76,8% del total), recoge un determinante y decidido impulso a la inversión pública; que se traduce en una partida que se duplica y llega a alcanzar los 1.600 millones de euros.

Un presupuesto “valiente, audaz y bueno” para el momento que nos toca vivir y por ello, la formación jeltzale  ha pedido a los partidos de la oposición que negocien estas cuentas con voluntad real de acuerdo, aparcando sus guerras partidistas y pensando en el bien común. “Creo que siempre se ha demostrado más útil poner su fuerza para cambiar las cosas que para cuestionarlas sin ofrecer alternativa. Así que les pedimos que se sumen a este ejercicio, desde el realismo y sometidos al marco competencial que tenemos. Hay semanas por delante y un camino por explorar. Nosotras trabajaremos con esa perspectiva, y siempre por el bien común de nuestra sociedad, a la que por cierto tenemos que agradecer el enorme esfuerzo que está realizando.”, les ha dicho.

Para EAJ-PNV,  hay motivos más que suficientes para apoyar unos presupuestos orientados a reforzar las políticas públicas y transformar nuestras estructuras. Unos presupuestos, ha añadido Berrojalbiz, que ayudarán a  acelerar las tres transiciones para el relanzamiento de Euskadi: la tecnológica y digital, la energética y medioambiental y la social y sanitaria. Capítulos todos ellos que experimentan fuertes incrementos en sus partidas. Un hecho que ha sido posible gracias a la gestión rigurosa y responsable de los ingresos y los gastos y también a factores como el aumento de los ingresos fiscales o la suspensión de las reglas fiscales.

La parlamentaria jeltzale ha asegurado que un sí a los presupuestos es  un sí a crecer en salud, educación y protección social, a hacer frente a la pandemia, con el fondo de 349 millones, un sí a disponer de 1.600 millones para la inversión públicos, a crear empleo y bajar la tasa de paro al 9,5% y un sí a reducir las desigualdades sociales y de género.  Son unos buenos presupuestos, ha concluido. Los que Euskadi necesita.

El proyecto de presupuestos fue entregado a la presidenta de la Cámara, Bakartxo Tejeria, el pasado viernes. Hasta el día 26 de noviembre los grupos podrán presentar sus enmiendas. Las de totalidad, las que pedirán la devolución del proyecto al Gobierno, se debatirán el 14 de diciembre. El 23, con o sin acuerdo, las cuentas públicas serán ratificadas por el Pleno de la Cámara.

COMPARTE