EAJ-PNV reprocha a Bildu que censure la reforma del TVCP que posibilitará reforzar la imparcialidad y pluralidad de sus miembros

La parlamentaria Itxaso Berrojalbiz asegura que la modificación hoy aprobada responde en gran parte a las peticiones de la coalición abertzale. “Aumentamos la pluralidad y la igualdad. Pero ellos siguen con su dedo acusador”, ha dicho
28 Octubre | Parlamento Vasco

El Tribunal Vasco de Cuentas Publicas, el órgano fiscalizador del sector público de Euskadi, cuenta desde hoy con una nueva regulación que sustituye a la anterior de 1988. Transcurridos más de 30 años desde su aprobación, su actualización, en palabras de Itxaso Berrojalbiz, se hacía necesaria, “no para hacer hipocresía política, sino para apuntalar sus valores y principios y sobre todo, para mejorar su funcionamiento diario”. “Hablamos de consenso, paridad, imparcialidad y trasparencia”, ha resumido.

La reforma, avalada por jeltzales, socialistas y populares permitirá “aumentar las garantías” en cuanto a la pluralidad en la representación de los miembros, requiriendo para su elección consensos más fuertes entre las diferentes fuerzas con representación en la Cámara. Así, la norma recoge que las y los miembros de este órgano deberán obtener el voto favorable de las tres quintas partes del Parlamento Vasco, frente a la mayoría absoluta de hoy en día,  y deberán acreditar una experiencia profesional de al menos doce años, dos más que en la actualidad. Los mandatos tendrán una duración de seis años, pero se fija un límite: sólo podrán renovarlos por un mandato.

Berrojalbiz ha destacado también los avances conseguidos en materia de igualdad de derechos y oportunidades de mujeres y hombres, un aspecto no mencionado ni previsto en el actual marco legislativo; así, el nuevo texto introduce la necesidad de una designación equilibrada de mujeres y hombres. “Se trata de asumir como prioridad y principio rector, también en este Tribunal, la igualdad de género. Todas las instituciones deben dar pasos firmes en esa dirección”, ha dicho la representante jeltzale. En lo que se refiere a las causas de incompatibilidad de las y los miembros del Tribunal, a las ya recogidas en la Ley del 88, incorporamos nuevas como son mandamientos representativos de elección popular, cualquier cargo político de libre designación o funciones directivas en asociación o fundación que tenga que rendir cuentas ante el TVCP. Además, mientras sus integrantes se encuentren en activo no podrán desempeñar otros cargos públicos, y les estará prohibido actuar en representación de un partido político o sindicato.

Entre los requisitos exigidos para la elección, figura la posesión de una titulación académica superior, reconocida competencia en el ámbito funcional del Tribunal y en todos los casos, con una experiencia profesional de al menos doce años. “Hemos trabajado por la imparcialidad y la transparencia de un órgano que para nuestro grupo es vital para el correcto funcionamiento del estado de Derecho. En los años de historia de este órgano hemos tenido personas que han cumplido escrupulosamente con todos los requisitos que marca la ley, personas con dilatadas trayectorias en la gestión de fondos públicos, personas que han dado y están dando lo mejor de sí en defensa de un interés general. Ahora, con esta modificación incrementaremos la imparcialidad, transparencia y objetividad de este Tribunal”, ha añadido.

HIPOCRESIA DE EH BILDU

Frente a este acuerdo, de consenso amplio y con enmiendas admitidas también de Elkarrekin Podemos-IU, Berrojalbiz ha cuestionado la actitud que EH Bildu, y en menor medida también los morados,  han mantenido en su tramitación, poniendo su “dedo acusador” no en la actividad del Tribunal, sino en las personas que forman parte del mismo. “Quienes están al frente de este órgano han defendido y defienden con honradez y profesionalidad el interés general. Cumplen todos los requisitos que establece la legislación. Júzguenles por lo que hacen y no por su adscripción política. Y si lo hacen mal, entonces sí, cuestiónenles”, ha reprochado.  Así,  ha acusado a EH Bildu de aplicar con carácter general y preventivo el principio de sospecha y no el de inocencia, y en especial cuando la persona en cuestión pertenece a EAJ-PNV. “Si es del PNV no es de fiar. Ese es su mantra: señalar, prejuzgar y sentenciar sin hechos”. Lo que hay que hacer, ha concluido, es garantizar que los y las elegidas no puedan auditar ni votar asuntos que afecten a la institución de la que proceden. Y así queda recogido en esta modificación de la Ley.  “No utilicemos este tema con fines partidistas. Trabajemos para que el TVCP cumpla con mayores garantías sus objetivos y funciones”.

COMPARTE