EAJ-PNV llama a la colaboración de los grupos para aprobar la ley que reforzará la protección y el bienestar de los animales

El Parlamento Vasco ha dado hoy el primer paso para la tramitación de esta nueva norma al aprobar por mayoría su toma en consideración. “Hay una nueva sensibilidad con los animales domésticos. Debemos adecuarnos a ella”, ha dicho Luis Javier Telleria
23 Septiembre | Parlamento Vasco

El Pleno del Parlamento Vasco ha aceptado hoy a trámite la Proposición de Ley de protección de los animales de compañía registrada por jeltzales y socialistas en el mes de junio. Con este paso, arranca el debate de una norma para la que el parlamentario Luis Javier Telleria ha pedido colaboración y acuerdo. “Entendemos que este proyecto puede ser un punto de unión en unos momentos de grandes discrepancias políticas y descarnados debates. Éste es un asunto despolitizado, de muy marcado carácter social, y por eso, hemos tratado de responder a lo que espera una mayoría ciudadana. Pido la mejor predisposición, la nuestra está garantizada. Trabajemos por un acuerdo y abandonemos maximalismos”. Telleria está convencido de que se conseguirá, como ya ocurrió en 1993, cuando el pleno aprobó la norma por unanimidad.

El objetivo fundamental de esta proposición de ley es aumentar los niveles de protección de los animales y mejorar su bienestar; un posicionamiento muy acorde con el avance que ha experimentado el pensamiento y la sensibilidad social. “Han pasado 28 años desde la aprobación de la ley. Entonces fue una ley avanzada, pero hoy se queda corta. En estas décadas se han producido grandes cambios sociales que necesitamos incorporar”, ha señalado Telleria. La reforma defendida por los grupos que dan apoyo al Gobierno Vasco supone una revisión total y una profundización en las medidas de sensibilización y educación ya recogidas en la ley ahora en vigor, buscando comportamientos “más humanitarios y propios de una sociedad moderna” que vela por el respeto y defensa de los animales. “Con tanta facilidad nos hacemos con animales y con tanta facilidad nos deshacemos de ellos, que deberíamos pararnos a pensar que demasiadas veces se actúa con un exceso de frivolidad que deberíamos regular, y así, esta ley lo que pretende es actuar de dinamizadora de una nueva concienciación y toma de responsabilidad, para que cuando cualquier ciudadana, cualquier ciudadano, decida cuidar un animal, sepa que también adquiere una responsabilidad con toda la sociedad vasca”. Para prevenir los casos de maltrato, abandono o dejadez de atención, el texto plantea un endurecimiento de las sanciones, que pueden alcanzar los 100.000 euros en el caso de las faltas más graves. “Queremos que cuando una persona adquiera un animal doméstico lo haga con todas sus consecuencias, deberes y obligaciones. Que cuide de él hasta que la biología lo determine. Sólo desde ese compromiso social habremos dado un salto de gigante en la protección de los animales”, ha señalado en la defensa de esta proposición.

Queda fuera del ámbito de la ley la protección y conservación de la fauna silvestre en el medio natural y la regulación de la caza, la pesca y la tauromaquia, objeto de reglamentaciones y legislaciones específicas. Sí se prohíben las competiciones de tiro pichón, las peleas entre animales y los espectáculos circenses y atracciones feriales (carruseles) con animales.

SACRIFICO CERO Y EUTANASIA

La nueva regulación recoge una serie de obligaciones y prohibiciones de carácter general para las personas titulares o responsables del animal, así como para las instituciones que velan por sus cuidados. Como novedad, destaca la prohibición de sacrificar los animales que se encuentren en los centros de acogida, “independientemente del tiempo transcurrido desde su entrada en los mismos. El sacrificio sólo podrá ser realizado, previo informe veterinario, por razones de sanidad animal, salud pública o seguridad medioambiental. Así mismo, se establece la figura de la eutanasia animal, que sólo podrá ser aplicada a animales con enfermedad o dolencia incurable o padecimientos que le generen dolor; será siempre prescrita y realizada por un veterinario. “No se podrá llevar a cabo cuando la enfermedad sea tratable".

COMERCIO CON ANIMALES

Tal y como se recoge en el articulado de la ley, el comercio de animales sólo podrá ser realizado por los titulares de establecimientos con fines comerciales autorizados, quedando prohibido el comercio por particulares. Se prohíbe también la exhibición de animales vivos en los escaparates de los establecimientos. La venta de perros y gatos en estos centros se deberá realizar a través de catálogos o medios similares que no requieran la presencia física de los animales. Los perros potencialmente peligrosos deberán ser esterilizados y será necesaria una licencia administrativa específica para su tenencia.

IDENTIFICACION ANIMAL

En aras de facilitar la localización de los animales perdidos, abandonados o robados, los titulares estarán obligados a identificarlos e inscribirlos en el registro (REGIA, registro general de identificación de animales de compañía) en el plazo de dos meses desde el nacimiento y de diez días desde la compra o cambio de titularidad. También tendrán que informar de la muerte del animal. Se creará una sección informativa de personas infractoras de la presente legislación.

En plazo máximo de un año desde la entrada en vigor de esta Ley se publicará el decreto de creación del Consejo Interinstitucional de Bienestar y Protección de los animales, cuya finalidad principal será promover la colaboración entre las instituciones competentes y fomentar el buen trato y la convivencia entre personas y animales.

COMPARTE