María Dolores Etxano demanda al Gobierno que garantice el lenguaje igualitario, inclusivo y no sexista en los textos legales

Ha recordado a la Ministra Irene Montero que, además de ser un mandato legal es una exigencia para desarrollar el principio de igualdad efectiva entre mujeres y hombres.
María Dolores Etxano demanda al Gobierno que garantice el lenguaje igualitario, inclusivo y no sexista en los textos legales VER VÍDEO
22 Junio | Senado

La senadora de EAJ-PNV, María Dolores Etxano ha pedido a la Ministra de Igualdad que el Gobierno garantice un lenguaje inclusivo, igualitario y no sexista en los textos legislativos. La constatación de que este criterio establecido para todos los poderes públicos en la Ley Orgánica 3/2007 de igualdad efectiva entre mujeres y hombres no se está cumpliendo en todos los textos legales que se vienen tramitando en Cortes Generales, ha motivado a la representante jeltzale a trasladar hoy esta demanda a la Ministra Irene Montero en la sesión de control al Gobierno, que es quien tiene “la responsabilidad, en primer lugar, en el origen de los textos jurídicos”, no siendo la mejor solución enmendarlos en las Cámaras.

Así trata de hacerlo EAJ-PNV en varios trámites en el Senado. Especialmente preocupante fue la Ley Eutanasia, donde se corrigió el texto del Gobierno, al dar por bueno un informe de los letrados de la Comisión de Justicia de que el lenguaje desdoblado es contrario a las reglas de la RAE. Etxano ha advertido que “erradicar el sexismo del lenguaje es una exigencia más para el desarrollo del principio de igualdad efectiva entre mujeres y hombres; no puede estar sujeto ni se debe abordar como un asunto lingüístico”, y ha añadido que “no debe abordarse como algo menor”.

Además de trasladar a la Ministra de Igualdad que la utilización del lenguaje inclusivo aporta seguridad jurídica y evita malas interpretaciones de las normas, la senadora de EAJ-PNV ha reivindicado que “el lenguaje nos conforma; influye poderosamente en el comportamiento y en las percepciones”, ha señalado argumentando que se trata de una herramienta que nombra la realidad y la interpreta. “Lo que no se nombra, no existe. Si queremos cambiar la sociedad, una sociedad más igualitaria, necesitaremos nombrarla y también necesitaremos, por qué no, nuevas palabras”, ha indicado.

COMPARTE