Iturrate alerta del riesgo que sufren las personas defensoras de Derechos Humanos en Colombia y Honduras y pide protección a los Gobiernos

El Parlamento Vasco respalda el trabajo que realizan estas personas en defensa de sus comunidades y reclama el fin de la persecución que sufren. “Denunciar y actuar sigue teniendo un alto coste en muchos países”, ha advertido el parlamentario jeltzale
Iturrate alerta del riesgo que sufren las personas defensoras de Derechos Humanos en Colombia y Honduras y pide protección a los Gobiernos
26 Mayo | Parlamento Vasco

En sendas proposiciones de no ley, el Parlamento Vasco ha expresado hoy su solidaridad con todas aquellas personas defensoras de Derechos Humanos en Colombia y Honduras que son perseguidas, amenazadas y encarceladas por defender la dignidad de sus pueblos. Solidaridad y reconocimiento a un trabajo que muchas personas pagan con sus vidas. “El precio por defender los Derechos Humanos sigue teniendo un coste muy alto en muchos países. Denunciar las injusticias, luchar por la paz o defender a los pueblos indígenas conlleva para muchos y muchas activistas estar condenados de por vida”, ha dicho el parlamentario de EAJ-PNV, que ha reclamado a los Gobiernos de Colombia y Honduras que pongan fin a estos hostigamientos y garanticen la vida de estas personas. “Las instituciones de estos países deben ofrecer garantías para que la labor que desarrollan pueda continuar, sin miedos, sin amenazas y con total libertad. Para que puedan trabajar en un entorno seguro”. Iturrate ha destacado que el desempeño de estas personas es vital para la promoción de una paz basada en la justicia social, y ha asegurado que, ante estas atrocidades, el resto del mundo no puede permanecer impasible. “A nosotros nos toca alzar la voz para que la sociedad no sea reprimida y para que la libertad y los derechos humanos sean valores universales. Seguimos teniendo una gran asignatura pendiente”.

El Parlamento Vasco tiene unos fuertes lazos de amistad y solidaridad con los y las defensoras de estos países gracias al programa del Gobierno Vasco para la protección de estas personas y a las visitas cursadas a estos y otros lugares para comprobar el estado de los Derechos Humanos. Hoy, la Cámara Vasca ha querido responder al agravamiento de la situación por la que atraviesan estas personas con la aprobación de dos iniciativas en la que se expresa “la preocupación y denuncia” ante una persecución que no cesa. En el caso de Colombia, y cuando se cumplen cuatro años de los Acuerdos de Paz entre el Gobierno y las FARC, Iturrate ha evidenciado las sombras del proceso, y en especial los ataques que siguen padeciendo las personas defensoras en muchas zonas rurales del País, como el Cauca. “Urge que el gobierno colombiano investigue estos hechos, persiga a sus autores y los castigue. Urge una respuesta para que la paz sea real, efectiva e íntegra”. En el caso de Honduras, el representante de EAJ-PNV ha alertado de la persecución a la que están sometidas las personas defensoras de la libertad sexual y ha reclamado el fin de las llamadas “terapias de conversión”, prácticas del gobierno hondureño para corregir la orientación sexual e identidad de género.

COMPARTE