EAJ-PNV apoya la liberalización temporal de las patentes y el refuerzo del sistema COVAX para luchar contra la pandemia de la COVID-19

Luke Uribe-Etxebarria afirma que “la gravedad de la situación en el mundo y las malas perspectivas de la donación de las vacunas exige explorar decididamente la vía de la liberalización”.
EAJ-PNV apoya la liberalización temporal de las patentes y el refuerzo del sistema COVAX para luchar contra la pandemia de la COVID-19 VER VÍDEO
26 Mayo | Senado

Luke Uribe-Etxebarria se ha mostrado “favorable al levantamiento temporal y puntual de las patentes de propiedad intelectual de las vacunas, como un posible medio para acelerar su producción diversificada en todo el mundo, al objeto de proceder a la más rápida y extensa vacunación en todo el planeta contra la pandemia de la COVID”. En el debate de una moción en el Senado, ha añadido que “para ello, hace falta voluntad, generosidad y guardar determinados equilibrios que no lesionen la innovación en el ámbito del sector empresarial biomédico”, así como, “no descartar medidas adicionales efectivas a asumir de manera inmediata”, como “los acuerdos de transferencia conocimiento y tecnología, los acuerdos voluntarios y la activación de las capacidades latentes en distintos países del mundo e incidir sobre el esquema de las compras públicas”.

Para el senador de EAJ-PNV, “la COVID nos plantea una situación extraordinaria” que exige “soluciones extraordinarias, también para prevenir futuras pandemias que ya se anuncian” y que, en este contexto, las patentes “no pueden ser un freno, sino una solución para garantizar la vacunación de la población mundial cuanto antes”. Uribe-Etxebarria ha recordado que “el mundo necesita 15.000 millones de dosis para acabar con esta amenaza” y “se calcula que, al ritmo que llevamos, dicho objetivo se alcanzaría en 4 años”, lo cual es “demasiado tarde, porque el nivel mundial de nuevos casos es más alto que nunca”. “Es necesario actuar ya para poner fin a la pérdida de vidas humanas y a la crisis económica causadas por la pandemia”. En este sentido, ha afirmado que “las recuperaciones económicas están divergiendo de manera peligrosa y las distancias se acentúan entre los países ricos con un amplio acceso a las vacunas y los países pobres que aún andan intentando vacunar a sus trabajadores sanitarios esenciales”.

Igualmente, se ha referido al mecanismo COVAX destinado a donar vacunas a los países en vías de desarrollo, y ha pedido “su refuerzo y fortalecimiento” porque “no estamos vacunando al ritmo que necesita el mundo para controlar la pandemia de manera definitiva”. “Hasta ahora, el mecanismo ha distribuido escasos 70 millones de vacunas a los países en vías de desarrollo, cuando el compromiso se elevaba a al menos 170 millones de vacunas para estas fechas”. “Si queremos inmunizar de manera equitativa al 20% de la población mundial para finales de 2021 hay que aumentar las donaciones”. Finalmente, Uribe-Etxebarria ha elogiado “la propuesta del FMI que pide a los países desarrollados la financiación de 50.000 millones de dólares para vacunar al mundo”.

COMPARTE