El Gobierno Vasco impulsa en el seno de la estrategia Basquevolt la generación de más de 10.000 empleos en Euskadi ligados a la fabricación de baterías de nueva generación

El parlamentario jeltzale Mikel Arruabarrena destaca que CIC energiGUNE, el centro de investigación de las baterías que el Gobierno Vasco puso en marcha hace diez años, es uno de los principales atractivos de Euskadi para poder acogerse a la financiación de los fondos europeos Next Generation
20 Mayo | Parlamento Vasco

El parlamentario de EAJ-PNV, Mikel Arruabarrena, ha puesto en valor el reciente proyecto presentado en sociedad ‘Basquevolt’ para instalar en Miñano (Álava) una planta de fabricación de baterías para vehículos eléctricos. Según ha destacado el representante jeltzale, ese proyecto supondrá un liderazgo vital para el sector industrial vasco, más concretamente para la automoción vasca, porque supondrá la generación de más de 10.000 puestos de trabajo en Euskadi ligados a la fabricación de baterías de nueva generación.

Arruabarrena, en su intervención en el pleno de este jueves en la Cámara vasca, ha defendido el proyecto Basquevolt, porque el centro de investigación CIC energiGUNE para llevar a cabo dicho proyecto reúne las iniciativas que promueven el desarrollo de las batería de última generación. “El centro de investigación energiGUNE representa como ningún otro el modelo de desarrollo tecnológico de Euskadi”, ha dicho.

En ese sentido, el parlamentario jeltzale ha defendido que se trata de un proyecto atractivo y que puede acogerse perfectamente a la financiación de los fondos europeos Next Generation propuesta por el Gobierno Vasco. “La primera piedra de esta Gigafactoria se puso hace diez años cuando se construyó el centro de investigación CIC energiGUNE por medio del ejecutivo vasco. Aquí se puede desarrollar un proyecto atractivo y es uno de los principales alicientes que tiene nuestro territorio para reclamar ahora una parte de los fondos europeos”.

Por ello, el representante jeltzale ha considerado fundamental apoyar al Gobierno Vasco con el objetivo de buscar todas las fuentes de financiación suficientes para la viabilidad del proyecto Basquevolt, incluidos los fondos Next Generation, y ha apostado por que el ejecutivo vasco participe en el capital social del proyecto, con el objetivo de promover su arraigo y garantizar el interés general. “Es necesario que las instituciones públicas del país trabajen conjuntamente para lograr la mayor implicación posible en este proyecto de las principales empresas del sector automovilístico vasco”, ha dicho.

 

 

COMPARTE