EAJ-PNV y PSE-EE activan la norma que aportará seguridad jurídica a las medidas que decrete el Ejecutivo para frenar la pandemia

La iniciativa legislativa ha sido registrada este mediodía para su debate por la vía de urgencia. Ambas formaciones consideran que el momento excepcional que vivimos obliga a una tramitación más ajustada a los tiempos, y apelan a la responsabilidad de los grupos para lograr un amplio respaldo. “En la lucha contra este virus debemos estar todos”
EAJ-PNV y PSE-EE activan la norma que aportará seguridad jurídica a las medidas que decrete el Ejecutivo para frenar la pandemia
26 Marzo | Parlamento Vasco

Los grupos que dan apoyo al Gobierno Vasco han registrado este mediodía en el Parlamento la Proposición de Ley de medidas para la gestión de la pandemia COVID19. Este mecanismo legal permitirá a la CAV adoptar con plenas garantías jurídicas las decisiones que considere oportunas para frenar el avance del virus. El alcance de la norma se circunscribe al ámbito competencial vasco. Como se señala en la exposición de motivos, la disponibilidad de una ley de medidas para hacer frente a la crisis de salud pública será un instrumento práctico y de máxima influencia y utilidad en diferentes aspectos. La ley constituye, en definitiva, la herramienta más eficaz para ordenar el comportamiento de instituciones, de agentes públicos y privados y de la ciudadanía, pues es la máxima expresión de nuestro autogobierno. “Lo que estamos haciendo es sacar el máximo partido al autogobierno, desarrollando para ello todas nuestras capacidades competenciales poniéndolas al servicio de la lucha contra este virus”.

La Ley 14/1986 General de Sanidad constituye la primera norma ordinaria que habilita al Parlamento Vasco a tomar carta en este tipo de asuntos porque permite que, en el ejercicio del desarrollo legislativo y su ejecución, sea el legislador autonómico el que atienda situaciones con un riesgo grave o inminente para la salud de las personas. De esta forma, la ley permitirá que las instituciones vascas dispongan de mecanismos legales para poder actuar.

La redacción de esta norma deja muy claro que no estamos ante una Ley general de aplicación a cualquier situación epidémica que se pueda presentar. Responde a necesidades imperiosas y urgentes derivadas de esta pandemia en particular. “No se puede esperar a procesos de reflexión y diseño de esquemas flexibles y adaptables a necesidades futuras y tremendamente variables. Necesitamos una ley concreta para una situación concreta”. Y es que las particularidades de cada epidemia (transmisión, virulencia, incubación, transmisibilidad o morbilidad) hacen complicado pensar que las soluciones que sirven para luchar contra el virus SARS-CoV-2 pudieran servir también para responder a otro tipo de crisis sanitarias.

TRAMITACIÓN URGENTE

La premura en responder a la contención de esta pandemia, es la que también ha llevado a los grupos jeltzale y socialista a solicitar la tramitación por la vía de urgencia, por la cual se reducen a la mitad los tiempos establecidos para el procedimiento ordinario. Nuestro deseo es que esta iniciativa legislativa pueda quedar aprobada antes de la finalización del actual período de sesiones, cuyo último pleno está fijado para el 24 de junio. Y para ello es necesario reducir a la mitad todos los plazos establecidos. El avance del virus justifica la necesidad de actuar de manera inmediata. Los firmantes de esta propuesta, Luis Javier Telleria por EAJ-PNV y Ekain Rico por el PSE-EE, hacen también un llamamiento a la responsabilidad de todos los grupos de la oposición para lograr un amplio respaldo. “Estamos hablando de respuestas seguras, eficaces y ágiles en momentos extremadamente delicados. Nuestros esfuerzos se centrarán en generar un ambiente propicio para el entendimiento y la búsqueda de la unidad y esperamos esa misma actitud constructiva en el resto. En la lucha contra este virus debemos estar todos”, han manifestado.

ARTICULADO DE LA LEY

La ley propuesta se estructura en seis títulos, que incorporan, respectivamente, las disposiciones generales, la regulación de la situación de emergencia sanitaria, la ordenación de las organizaciones y sistemas públicos de protección, el sistema integral de información de salud para la gestión de la emergencia sanitaria, las medidas generales y específicas para cada uno de los cinco niveles de alerta y el régimen sancionador.

La norma prevé cinco escenarios, seis indicadores epidemiológicos y las medidas sanitarias y preventivas adaptadas a cada nivel de riesgo. Así, el Plan Bizi Berri diseñado por el Gobierno Vasco para guiar la desescalada en Euskadi queda recogido en el articulado, manteniendo como objetivo situar la Tasa de Incidencia por debajo de los 60 casos por cada 100.000 habitantes. En ese momento, que se corresponde con el nivel más bajo de alerta, las medidas de contención de la pandemia dejarían de estar en vigor. De esas medidas, así como de la evolución que experimenta la Covid-19, el Gobierno deberá informar al Parlamento cada 15 días. En el articulado se establece además que Euskadi contará con un Comité Técnico del Labi o grupo de apoyo técnico para la gestión de esta crisis, que será nombrado y dirigido por el Lehendakari.

La Proposición de Ley cuenta con su propio régimen sancionador, que contribuirá a reforzar también la seguridad jurídica y la eficacia. Contiene, entre otras medidas, las cuantías máximas y mínimas de las sanciones pecuniarias que la autoridad competente podrá imponer a quienes contravengan las disposiciones que contiene.

COMPARTE