EAJ-PNV defiende la necesidad de aumentar las energías renovables para luchar contra el cambio climático

El parlamentario Unai Grajales ha asegurado que los parques eólicos previstos en Araba se ajustarán a la ordenación territorial y preservarán la biodiversidad. “Los controles ambientales, territoriales y urbanísticos garantizarán la protección de la zona. Con Plan Territorial Sectorial o sin él”
18 Marzo | Parlamento Vasco

“Si Euskadi quiere combatir el cambio climático y cumplir con los objetivos ambientales marcados en sus planes así como en los de la Unión Europea, debe apoyar e impulsar el desarrollo de las energías renovables, y en concreto de la energía eólica”. El parlamentario jeltzale Unai Grajales ha realizado una encendida defensa de la apuesta vasca por la transición hacia un modelo de energía sostenible que nos permita como sociedad estar mejor preparados para las consecuencias del cambio climático. En este sentido, ha manifestado que para avanzar hacia la descarbonización y la reducción de gases, “el desarrollo de las energías renovables es perentorio, y el aprovechamiento de los proyectos de energía eólica aconsejable”.

Así, en relación a los cuatro parques previstos en Araba, en fase ahora de autorización administrativa previa y declaración de impacto ambiental, Grajales ha asegurado que permitirán dar un fuerte impulso a las renovables y cumplir con los objetivos marcados, además de representar una oportunidad de empleo de calidad y riqueza para el País. Ha rechazado que estos proyectos vayan a suponer un riesgo para la zona, ya que los sucesivos informes, autorizaciones y controles garantizarán la preservación del entorno. Con Plan Territorial Sectorial (PTS) o sin él, ha matizado. “La ausencia de un PTS no significa en absoluto la desprotección del territorio frente a los parques eólicos. Por el contrario, los controles ambientales, territoriales y urbanísticos, al margen de los propiamente energéticos, garantizarán que estos se ubiquen en emplazamientos compatibles con la ordenación del territorio y la preservación de los valores ambientales de la zona”. Es más, ha añadido. “Después de recibir todos los permisos de obra, informes de impacto y autorizaciones, el promotor debe asegurar que ese parque tiene cabida en el macro de la ordenación territorial y que es compatible con los niveles de protección que ofrece la norma. Con PTS aprobado o no, la protección de los montes y de la Red Natura 2000 es la misma”.

En el transcurso del debate parlamentario, Grajales ha puesto de manifiesto las incongruencias de la coalición abertzale que dice una cosa y la contraria sin sonrojarse. “EH Bildu sí a las energías renovables pero no nos las pongan aquí, que nos molestan. Mejor que las traigan de fuera. Quieren quedar bien con todo el mundo, con quienes apoyan las energías limpias y con quienes no quieren que les toquen un trozo de terreno”. El representante de EAJ-PNV les ha pedido que abandonen sus posturas maximalistas y se acerquen a la vía del entendimiento “porque este camino unidos se recorrerá mejor”. 

COMPARTE