EAJ-PNV aboga por unas elecciones verdaderamente libres, inclusivas y democráticas en Venezuela

El senador Luke Uribe-Etxebarria califica al régimen de Maduro como “una dictadura donde se vulneran gravemente los derechos humanos”.
EAJ-PNV aboga por unas elecciones verdaderamente libres, inclusivas y democráticas en Venezuela VER VÍDEO
18 Marzo | Senado

El Senado ha debatido hoy una moción sobre la situación en Venezuela tras las elecciones celebradas el pasado 6 de diciembre. Aunque la iniciativa no ha sido aprobada, la mayoría de los Grupos han considerado no válidos dichos porque se llevaron a cabo sin unas condiciones mínimamente democráticas, con falta de pluralismo por el enjuiciamiento de los líderes de la oposición y una participación muy baja, que no representan la verdadera voluntad del pueblo venezolano. Asimismo, se ha pedido “reforzar la coordinación de la Comunidad Internacional y, en particular, de la UE para reconstruir la democracia, los derechos humanos y la libertad en Venezuela”.

En su intervención, el senador de EAJ-PNV, Luke Uribe-Etxebarria,  ha abogado por unas elecciones “verdaderamente libres y democráticas” en Venezuela, de manera que sean realmente representativas y creíbles para reconstruir el país sudamericano “desde un punto de vista institucional, democrático, económico y social, y terminar con la violación de los derechos humanos”. Así se ha expresado hoy en la Comisión de Asuntos Exteriores de la Cámara alta, donde ha realizado un llamamiento a las autoridades y dirigentes del país para “que antepongan los intereses de su pueblo y se unan sin demora para iniciar un proceso de transición, dirigido por Venezuela, con el fin de dar una solución pacífica, integradora, inclusiva y duradera para la crisis política” que desembocaría en unos comicios.

El portavoz jeltzale en Asuntos Exteriores ha calificado el régimen de Nicolás Maduro como “una dictadura donde día a día se vulneran gravemente los derechos humanos, y donde desde hace ya años se vive una situación de crisis y de emergencia institucional, política, económica, social, sanitaria y alimenticia”. En este sentido, ha mostrado su incredulidad porque “fuerzas políticas democráticas de izquierdas puedan poner paños calientes a una dictadura como la de Venezuela”, y ha denunciado la “doble moral” de quienes defienden un régimen dictatorial si es de una determinada ideología, “pasando por alto lo fundamental: que es una dictadura y, por lo tanto, no es una democracia”.

Uribe-Etxebarria ha elogiado el valor de la moción debatida en la Comisión para que esta situación “no caiga en el olvido, y que los ciudadanos y las ciudadanas de Venezuela sepan que la comunidad internacional les apoya en su objetivo de restablecer la democracia y recuperar todos sus derechos y libertades”. Además de destacar el papel “que ha jugado y debe seguir jugando” Juan Guaidó, ha reiterado el deseo de establecer un diálogo que se construya entre todos. “Y queremos que se construya entre las fuerzas políticas de Venezuela, y en Venezuela. No hay ninguna idea de que el diálogo sea impuesto o de que alguien ocupe el espacio de protagonismo que les corresponde a los venezolanos y a las venezolanas en su futuro”.

COMPARTE