EAJ-PNV suma con naciones sin Estado para defender la directiva de claridad en la conferencia sobre el futuro de Europa

La eurodiputada jeltzale, Izaskun Bilbao Barandica, defenderá en la inminente Conferencia Sobre el futuro de Europa su propuesta para que las instituciones europeas dispongan de un instrumento legal que permita una suerte de arbitraje en los conflictos territoriales cuya resolución pueda bloquearse en los estados miembros
EAJ-PNV suma con naciones sin Estado para defender la directiva de claridad en la conferencia sobre el futuro de Europa
20 Enero | Parlamento Europeo

Esta “directiva de claridad” en la que los jeltzales llevan trabajando desde 2009, se presentará en la próxima conferencia sobre el futuro de Europa de la mano de otras naciones europeas sin Estado. La sede del parlamento europeo en Bruselas ha acogido la presentación del manifiesto fundacional de este grupo al que por el momento se suman fuerzas soberanistas de Euskadi y Cataluña, el Sinn Féin irlandés, soberanistas flamencos y los nacionalistas corsos.

Izaskun Bilbao Barandica que ha participado de forma telemática en la presentación ha subrayado que, “el grupo nace con voluntad de diálogo y acuerdo, con propuestas posibles y pragmáticas, con un espíritu abierto para incorporar a nuevos miembros y un planteamiento que pretende ser válido para todas las naciones sin Estado o regiones nacionales. Aquí caben desde quienes reivindican más autogobierno, hasta los que plantean la independencia. Trabajamos juntos porque coincidimos en el mecanismo de solución que puede desbloquear problemas territoriales cuando se enconan. Porque las crisis que generan no son crisis internas de los Estados que las padecen, son crisis europeas. La Unión tiene experiencia, vocación y herramientas para mediar. Por eso defendemos esta directiva de claridad desde esta plataforma por el dialogo, el acuerdo, la solución y la democracia. Apostamos por un lema 4D4All: democracia, diversidad, dialogo y decisión para todos. Es la receta que defendemos en Euskadi (programa ver página 423),   en el Estado y en Europa para mejorar la convivencia y resolver problemas”.

Una propuesta firmada por la representante jeltzale ya permitió introducir la herramienta para conseguirlo, el “acta de claridad”, en el "Manifiesto de Estrasburgo" aprobado por el Intergrupo de Minorías del Parlamento Europeo en abril de 2014. Igualmente distintas iniciativas suscritas igualmente por Izaskun Bilbao Barandica llevaron este mismo concepto a algunos informes sobre derechos fundamentales aprobados por el euro-parlamento. La directiva de claridad figura igualmente en la aportación que el Gobierno Vasco, de la mano del lehendakari Urkullu, presentó ante la Comisión Europea  para preparar el debate sobre el futuro de Europa. El dirigente vasco patrocino la propuesta también en el Consejo de la internacional en la que se encuadran los jeltzales, el PDE. Esta misma propuesta forma parte del programa electoral (ver página 16) bajo el que los jeltzales concurrieron a las últimas elecciones europeas.

El manifiesto, impulsado por eurodiputados actualmente con escaño en el Parlamento Europeo y antiguos miembros de la euro cámara pertenecientes a naciones sin Estado y naciones con disputas territoriales aboga por que “los pueblos de estas comunidades puedan ejercer libre y democráticamente su derecho a la autodeterminación de una manera legalmente reconocida”. Para ello propone como instrumento “un Acta de Claridad Europea para resolver las disputas democráticas sobre la libre determinación en la UE”. El grupo que lo promueve se declara abierto a todos los que “defienden el derecho a la autodeterminación de todos los pueblos, las sociedades iguales e inclusivas y comparten los valores de la UE sobre democracia, el Estado de derecho y el respeto de los derechos fundamentales”.

El manifiesto subraya que su objetivo es “promover el diálogo, el acuerdo y una decisión democrática, respaldada por una mayoría cualificada de ciudadanos, para resolver este tipo de problemas cuando los procesos se empantanan a nivel local. Este acto podría basarse en las experiencias al respecto conocidas y aplicadas en el marco internacional y europeo ante problemas similares. Además, debe basarse en la doctrina de las Naciones Unidas sobre el derecho a la libre determinación. Esas realidades deben reflejarse en el concepto de diversidad que figura en el lema de la Unión Europea”.

Tras describir la diversidad de posiciones, enfoques y objetivos a los que se adscriben los firmantes del manifiesto desde los que piden más autonomía hasta los que aspiran a la independencia, ratifican su convicción de que “esas cuestiones políticas sólo pueden abordarse mediante el diálogo, la negociación, la evolución de la reglamentación y la ratificación democrática”

Los firmantes esperan que la Conferencia sobre el futuro de Europa en la que plantearan esta propuesta sea receptiva al planteamiento. Lo vaticinan porque los organizadores de la conferencia han anunciado que la organizarán "de manera que la diversidad de nuestras sociedades esté plenamente representada" y procurando que "los niveles nacional, regional y local deberían ser el elemento clave de este proceso innovador y original". En consecuencia, "la sesión plenaria de la Conferencia debería permitir un foro abierto para los debates entre los diferentes participantes sin resultados predeterminados, sin limitar el alcance a las esferas de política predefinidas".

COMPARTE