Izaskun Bilbao pide a la Comisión Europea menos miedo y más empatía para proteger los derechos de las minorías

La eurodiputada de EAJ-PNV, Izaskun Bilbao Barandica, ha expresado hoy su profunda decepción ante la negativa con que la Comisión Europea ha respondido a la iniciativa ciudadana europea Minority Safe Pack que solicitaba una legislación europea vinculante para proteger los derechos de las Minorías Nacionales
Izaskun Bilbao pide a la Comisión Europea menos miedo y más empatía para proteger los derechos de las minorías
19 Enero | Parlamento Europeo

“Vamos a pedir a Bruselas que reconsidere su decisión y seguir apoyando esta petición en todos los foros posibles. Hace falta, menos miedo a la reacción de los estados y más sensibilidad y empatía con cerca de cincuenta millones de europeos que ven, cada día, vulnerados algunos de sus derechos fundamentales por comportamientos expresamente prohibidos por el artículo 22 de la Carta Europea de Derechos fundamentales ante la pasividad de Bruselas”.

La petición de que el gobierno comunitario realizase esta propuesta legislativa, que debería después ser analizada y debatida en el Parlamento y acordada con el Consejo está respaldada por más de 1.200.000 personas ciudadanas de la UE. El diciembre el pleno del Parlamento Europeo aprobó por amplísima mayoría una en la misma línea. A juicio de los jeltzales, proteger estos derechos lejos de debilitar a la Unión Europea refuerza su cohesión pues es una aplicación coherente del lema en que se basa. “unidos en la diversidad”.

Izaskun Bilbao Barandica ha subrayado que la decisión de la Comisión Europea revela una “completa falta de empatía con los problemas de las personas que firmaron la iniciativa ciudadana europea, sorprenderá a los jueces del tribunal europeo que obligaron a la Comisión a contestar a sus autores con seriedad y argumentos, y desaíra también al Parlamento Europeo que apoya muy mayoritariamente esta petición”. Izaskun Bilbao Barandica considera además que negarse a escuchar estas peticiones directamente emanadas de la ciudadanía con unos argumentos tan pobres, contradictorios y ajenos al rigor que exigían los tribunales europeos “perjudicará la dinámica y el prestigio de la iniciativa ciudadana europea y el objetivo de que sirva de instrumento para acercar instituciones europeas a las personas”.

La representante jeltzale en Bruselas y Estrasburgo considera que la decisión adoptada por la Comisión europea es igualmente contradictoria con su potente programa sobre el control de la calidad del estado de derecho en Europa. “Los casos que pretendemos resolver con esa legislación figuran todos los años en los informes sobre la situación del estado de derecho en la Unión que elabora el Parlamento, son conocidos, graves y flagrantes y forman parte de ese amplio catálogo de temas que la Comisión decidió no controlar para no enfrentarse a las arbitrariedades que cometen algunos estados miembros. La excusa era que no eran competencia de la Comisión porque no eran actos realizados en ejecución de legislación comunitaria. Pero la realidad es que todas estas discriminaciones y arbitrariedades son flagrantes violaciones de la Carta Europea de Derechos Fundamentales que forma parte de los tratados. La Comisión se comprometió a resolver esta disfunción y ha perdido la ocasión de demostrar a 50 millones de europeos que esa promesa va en serio”.

Finalmente, Izaskun Bilbao Barandica ha anunciado que junto a los más de setenta diputados que forman parte del Inter Grupo de Minorías del Parlamento Europeo seguirá trabajando para revertir esta negativa. “Para empezar el intergrupo de minorías del parlamento va a enviar una carta solicitando a la Comisión que reconsidere su posición. Además, vamos a animar a que hagan llegar su decepción a Bruselas todas las organizaciones que se implicaron para recoger las 1.200.000 firmas que apoyaron el Minority Safe Pack. Igualmente hemos enmendado ya el informe que elabora el Parlamento para revisar las competencias de la agencia europea sobre derechos fundamentales. Nuestro objetivo, que incluyan entre sus preocupaciones las discriminaciones que afectan a las personas miembros de las minorías nacionales europeas. Y por supuesto, vamos a seguir apoyando cada iniciativa que insista en estas peticiones como la que todavía está en proceso de recogida de firmas y que plantea diversas actuaciones para apoyar a nivel comunitario las “regiones nacionales”.

 

 

COMPARTE