Nerea Ahedo apremia a corregir los desajustes normativos para anticipar la jubilación de personas trabajadoras con discapacidad

El ministro José Luis Escrivá asume que la regulación es “absolutamente insuficiente”, y ha asegurado a la senadora de EAJ-PNV que “será de las primeras prioridades legislativas”.
03 Noviembre | Senado

Nerea Ahedo ha emplazado al Gobierno central a hacer efectiva de manera prioritaria la corrección de los desajustes normativos en relación a la anticipación de la jubilación de personas trabajadoras con discapacidad, tal y como se ha recogido en las recomendaciones aprobadas en el Pacto de Toledo. Concretamente, la senadora de EAJ-PNV se ha referido a la necesidad de adaptar el periodo mínimo de cotización exigido a quienes sufran un cierto grado de discapacidad, así como a resolver las dificultades para su acreditación. “El Ejecutivo central cambió los requisitos a través del Real Decreto 1851 de 2009, y una gran parte, que acreditaba el 33% que era habitual hasta entonces, quedó excluida al exigirse un 45% durante 15 años, un periodo al que casi nadie llega”, ha denunciado Ahedo.

Las correcciones que ha requerido la representante jeltzale al Ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones han sido una demanda recurrente de EAJ-PNV, que en 2017 logró que la Comisión de Empleo y Seguridad Social del Senado instara al Gobierno a que traslade al Pacto de Toledo la modificación del Artículo Uno del citado Real Decreto, de manera que permitiera que el grado de discapacidad del 45% exigible para la concesión de la reducción debiera de ser acreditado en el momento de la solicitud de la prestación y no durante todo el periodo mínimo de cotización, como se exige en la actualidad. “El Pacto de Toledo establece la necesidad de flexibilizar las regulaciones que se han revelado rígidas y que excluyen situaciones materialmente dignas de protección”, ha señalado recordando que se producen valoraciones injustas, con cambios en las mismas, criterios diagnósticos dispares o propiciadas por incapacitaciones de rápido desarrollo.

El ministro José Luis Escrivá ha asumido que esta es una situación que “no debería ocurrir” y ha reconocido que la regulación resulta “absolutamente insuficiente”, por lo que ha avanzado que le dará “máxima prioridad” a la hora de abordarlo. “Le aseguro que será de las primeras prioridades legislativas”, ha concluido.

Entre los múltiples casos existentes, Ahedo ha querido destacar la situación a personas afectadas con síndrome post-polio, en quienes concurren circunstancias especiales. “Hubiera sido una de las discapacidades claramente evitables si no hubiera sido por el ‘negacionismo’ del régimen franquista, que en su día negó la existencia de la epidemia  e incluso su vacuna”, ha rememorado.

COMPARTE