Ortuzar: “El impuesto al diésel ni es progresista ni es bueno para miles de empleos de la automoción vasca”

El presidente del EBB reconoce que la inclusión de este gravamen en el proyecto de Presupuestos “ha minado” su confianza en el Gobierno español y afirma que EAJ-PNV mirará “con lupa” todas las partidas presupuestarias antes de decidir el sentido de su voto
28 Octubre | EBB

El presidente del Euzkadi Buru Batzar, Andoni Ortuzar, ha asegurado hoy que la inclusión en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado de un impuesto que grava el diésel ha generado disgusto y malestar en el seno de EAJ-PNV. En una entrevista concedida a Radio Popular de Bilbao-Herri Irratia, Ortuzar ha explicado que ese gravamen “no es progresista, ya que el diésel se ha asociado al transporte y a los coches más modestos”, ni favorece al mantenimiento de miles de puestos de trabajo en la industria vasca de automoción que fabrica motores diésel. Además, el líder jeltzale ha desvelado que su contrariedad es mayor por el hecho de que el Gobierno español garantizó la pasada semana a EAJ-PNV que ese impuesto no iría en el proyecto presupuestario. Ortuzar ha asegurado que este episodio “ha minado” la confianza de su partido en el Ejecutivo de Sánchez, pero no ha querido adelantarse a los acontecimientos cuando ha sido preguntado si lo ocurrido se traducirá en la retirada del apoyo jeltzale a las Cuentas del Ejecutivo central. “Los Presupuestos se presentaron ayer, y nuestro equipo en Madrid lo mira ya con lupa, partida a partida, no vaya a ser que con alguna otra cosa de la que ya habíamos hablado pase como con el diésel. El Presupuesto es una cosa muy grande, global. Nosotros intentaremos, por un lado, que las cosas que vayan en Presupuesto sean razonables, y, segundo, que sean buenas para los intereses de Euskadi y de la gente de Euskadi. A partir de ahí veremos cuál es nuestra posición final. En todo caso, en el tema del diésel plantearemos una enmienda o buscaremos medidas que palien el efecto negativo que puede tener ese impuesto en Euskadi y en el sector de la automoción vasca para salvaguardar esos empleos”.

Cuestionado por la posición de EAJ-PNV ante el estado de alarma de seis meses que hasta ayer manejaba el Gobierno de Pedro Sánchez, Ortuzar ha quitado hierro a la duración de la medida y ha querido poner el acento en su eficacia. “Este nuevo estado de alarma será más respetuoso con la fórmula del Estado plurinacional, y gran parte del mando y de las medidas lo tomarán las diferentes comunidades autónomas. Lo de lo seis meses es un plazo indicativo. ¡Ojalá podamos levantarlo mucho antes! Y si de lo que se trata es de que el Gobierno dé cuentas periódicamente, eso se puede solucionar de otra manera. Se podría articular una comparecencia periódica del ministro de Sanidad o del presidente del Gobierno. No podemos entrar en discusiones bizantinas sobre el plazo. En este estado de alarma, que es descentralizado y mucho más light que el de antes, el plazo es lo de menos. El asunto es cómo gestionamos el día a día y el mañana”, ha manifestado.

Al dirigente abertzale también le han preguntado si los últimos acercamientos de presos de ETA pueden estar relacionados con el hipotético apoyo de EH Bildu a los PGE. Ortuzar ha dicho que esa posible vinculación le resulta irrelevante. “El traslado de presos está dentro de la legalidad y es bueno para ir asentando la convivencia en nuestro país. Y es cumplir la legislación española, que dice que los presos, los reclusos y las reclusas, tienen que cumplir condena lo más cerca posible de su ámbito de residencia y de su entorno social para favorecer su reinserción. Después de todo lo que ha pasado en este país, hay cosas que hay que ir haciendo para afianzar la convivencia y la tolerancia. Entiendo que haya víctimas a las que esto les revuelva sus conciencias y protesten, pero, al final, hay que mirar el bien global de la sociedad, y estas medidas son proporcionadas, están bien y, probablemente, en algunos casos llegan tarde”, ha sido su respuesta.

COMPARTE