Izaskun Bilbao reivindica la aportación de madres y abuelas a la Euskadi de hoy y anima a seguir invirtiendo en igualdad

Izaskun Bilbao Barandica, la primera mujer que presidió el Parlamento Vasco ha rendido esta mañana un homenaje a las madres y abuelas de su generación que llegaron a aportar con su trabajo no remunerado en los hogares vascos hasta el 40% del PIB
Izaskun Bilbao reivindica la aportación de madres y abuelas a la Euskadi de hoy y anima a seguir invirtiendo en igualdad
26 Octubre | Parlamento Europeo

“La Euskadi de hoy, ha dicho, sería inentendible sin esa aportación que permitió a muchas mujeres formarnos y participar en los equipos que, desde el sector público y privado consiguieron convertir la ruina industrial que recibimos en el país moderno del que disfrutamos hoy”. Por ello ha animado a homenajear esta aportación, visibilizarla y seguir avanzando en el camino de la igualdad. “Todo lo que dediquemos a promoverla, ha dicho, es una inversión”.

La eurodiputada de EAJ-PNV  ha participado esta mañana en Donostia en un curso de verano organizado por el Parlamento Vasco con motivo del cuarenta aniversario de esta institución. Bajo el título “Una mirada retrospectiva" Izaskun Bilbao barandica ha sido la encargada de abrir el curso con una charla sobre “la aportación de la mujer a la política vasca en los últimos cuarenta años”. La eurodiputada ha comenzado su intervención subrayando que sería imposible pronunciar una conferencia con el título “La aportación de los hombres a la política vasca en los últimos cuarenta años”, ha explicado que por la misma razón es imposible hablando genéricamente de "las mujeres porque han formado parte de los equipos que han transformado el país"  y ha realizado este reconocimiento y homenaje al trabajo invisible y no remunerado de las mujeres en los hogares que ha sido básico para el desarrollo de Euskadi.

Tras insistir en la idea de que desde esa perspectiva separar por géneros la aportación de hombres y mujeres a cualquier aspecto del desarrollo del país es imposible, ha insistido en seguir invirtiendo y trabajando en pro de la igualdad. Después ha repasado, a través de su propia andadura personal, la influencia que las políticas de igualdad aplicadas en el país han tenido en la progresiva incorporación de las mujeres a los puestos de responsabilidad en las instituciones. La eurodiputada ha reconocido y alabado el papel y trabajo de Emakunde en estas décadas para promover la igualdad y aprender a distinguir y corregir la desigualdad y los estereotipos que la producen. Tras reconocer que ella misma no detectaba a finales de los ochenta muchas manifestaciones de desigualdad ha confesado que su comprensión del problema fue creciendo a medida que fue “rompiendo techos de cristal”.

Izaskun Bilbao Barandica ha repasado entonces su carrera política que comenzó cuando sorpresivamente fue nominada como candidata a alcalde de Bermeo por EAJ-PNV, como independiente y sin experiencia política previa. La eurodiputada ha explicado que entonces empezó a tomar conciencia de lo que significaba y lo que había detrás del escaso número de mujeres que figuraban en las candidaturas y el mínimo número de ellas que finalmente eran elegidas como alcaldesas (el 9% en 1989). Se ha referido a sus experiencias como alto cargo del Gobierno Vasco y diputada del Parlamento y ha relatado como rompió el “techo de cristal” que impedía hasta entonces a las mujeres acceder a la presidencia del Parlamento descubriendo el concepto del “acantilado de cristal”. Esta expresión, acuñada por la psicóloga Michelle K. Ryan, hace referencia al efecto que las crisis en una organización tienen en la promoción de las mujeres a posiciones que nunca habían ocupado. También ha subrayado el papel que tuvo la ley de igualdad de 2005 en el cambio radical en el acceso de las mujeres a puestos de responsabilidad política que se ha vivido desde que se aprobó. 

Finalmente ha desgranado un decálogo para seguir avanzando en la igualdad. Ha destacado que una de las aportaciones femeninas en estos cuarenta años ha sido cambiar el discurso sobre este problema y ha celebrado que gastar en igualdad se considere una inversión. Ha insistido en el papel de cada uno para derribar los estereotipos que causan la igualdad, ha apoyado la política de cuotas, ha considerado un atentado contra la competitividad marginar el talento femenino y ha animado a los hombres a implicarse en la causa por la igualdad. Ha cerrado su intervención recordando una de las razones con las que ha defendido en el Parlamento Europeo el desbloqueo de la directiva para garantizar el acceso de las mujeres a los consejos de administración. “Conciliar, cuidar de los hijos, de los mayores, compartir la mágica tarea de transformar una hipoteca en un hogar, es una oportunidad. Los hombres van a descubrir que disfrutar de esta parte de la vida les hará más felices. Les ayudará a entrenar su inteligencia emocional. Les conectará con sentimientos, con vivencias, con personas, con problemas, con responsabilidades, de las que llevan siglos huyendo”.

COMPARTE